#25N 2022

#25N| El gobierno de Alejandro Murat Hinojosa: un sexenio de corrupción e impunidad

310 Vistas
  • 715 feminicidios y mil 994 desaparecidas en el sexenio de Alejandro Murat
  • Marcha fúnebre, campamenta, eventos culturales y denuncia en el 25N

Soledad Jarquín Edgar

SemMéxico, Oaxaca, 25 de noviembre del  2022.- Setecientas quince mujeres fueron asesinadas y casi dos mil más desaparecidas es el saldo de “la administración de la corrupción y de la impunidad”, como se calificó al gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, a cinco días de concluir su sexenio, durante la marcha fúnebre para conmemorar el #25N Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Estamos de luto, estamos tristes, estamos indignadas, dijo Yésica Sánchez Maya una de las oradoras al iniciar la marcha de mujeres vestidas de negro por las muchas víctimas de las diversas violencias “porque Alejandro Murat le falló a Oaxaca, les falló a las mujeres y nosotras estamos hartas de la violencia impune y de la complicidad”.

Fue una larga caminata desde la Monumenta, ubicada en la fuente de las Ocho Regiones al norte de la capital oaxaqueña hasta el atrio de Santo Domingo, durante la marcha, una y otra vez es escuchó la voz de jóvenes, las familias de víctimas y de activistas, que reprocharon estos seis años de silencio cómplice de las autoridades que no reconocieron el fenómeno del feminicidio e hicieron pasar la gran mayoría de los casos como “homicidios calificados”.

A lo largo de las calles recorridas, las siluetas de “las mujeres que luchan” con su brazo izquierdo levantado fueron colocadas sobre paredes, ventanales de comercios y algunas puertas por comisiones conformadas por las más jóvenes del contingente, una silueta por cada víctima de feminicidio, figuras fantasmales, sin rostro, sin nombre pegadas a las paredes de casas y edificios para hacer visible el tamaño de la violencia machista.

Ello obligó al paso lento del contingente, no eran pocas, eran muchas las figuras de papel que debían pegar, figuras de poco más de un metro colocadas con engrudo, y que previamente fueron elaboradas por integrantes de las 25 organizaciones que convocaron a esta marcha fúnebre donde las consignas de ¡Ni una más, ni una más! y el de ¡Señor, señora no sea indiferente, se mata a las mujeres en la cara de la gente! Se escucharon una y otra vez.

Antorchas, cruces de color rosa de madera que las mujeres de Cd. Juárez volvieron emblemáticas hace ya tres décadas, cuando el asesinato de mujeres tuvo nombre en México: feminicidio, una especie de bautizo desde la academia, palabra que se hizo común por repetirse miles de veces desde las voces de la sociedad civil y desde las madres de las víctimas en demanda de justicia para sus hijas.

La noche del 24 de noviembre no hizo la diferencia, el reclamo y la indignación de las mujeres volvió a tomar la calle y acompañaron a varias de las familias de algunas de las setecientas quince mujeres asesinadas en los últimos seis años en Oaxaca, para quienes ya todo es blanco y negro. Así lo dejaron ver en cada palabra pronunciada: las malas prácticas de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, la complicidad de los fiscales, la simulación de agentes del Ministerio Público y las omisiones de policías investigadores, que dan al traste con las carpetas de investigación y con ello a la impunidad.

Por otro lado, es evidente la falta de protocolos desde la perspectiva de género por parte de jueces y juezas en distintas etapas procesales y el mayor trasfondo: “la protección política” a los perpetradores y la común “falta de pruebas”.

Cuatro mil actos de violencia contra mujeres en seis años

De acuerdo al conteo hemerográfico de Consorcio Oaxaca en el sexenio de Alejandro Murat Hinojosa se cometieron cuatro mil actos de violencia contra mujeres: mil 994 desapariciones de mujeres, 715 asesinatos violentos, 563 delitos de violencia familiar, 502 delitos sexuales, 121 suicidios y 70 delitos de violencia política en razón de género.

En relación con el feminicidio el último año de gobierno de Murat Hinojosa es el más letal para las mujeres al registrar hasta hoy un total de 140 asesinatos. La región más peligrosa para las mujeres, año con año, ha sido el Istmo de Tehuantepec (conformada por 41 municipios) con un total de 166 asesinatos, muy por encima, incluso de Valles Centrales (121 municipios) la zona más poblada de Oaxaca que se ubica en el segundo lugar con 147 casos de feminicidios y en tercero la Costa (50 municipios) con 129 muertes violentas de mujeres. Estas tres regiones, de ocho que comprende Oaxaca, concentraron el 62 por ciento de los feminicidios de los últimos seis años.

Los municipios con 47 y 46 feminicidios son San Juan Bautista y Juchitán de Zaragoza, y en tercer lugar se ubica la ciudad de Oaxaca con 35 asesinatos violentos contra mujeres en los últimos seis años, los años del gobierno de Alejandro Murat Hinojosa.

El 30 de agosto del 2018, la Secretaría de Gobernación emitió Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres para Oaxaca ante la gravedad de la situación, sin embargo, sólo fue utilizada para llevar a cabo actos mediáticos, pero ninguna acción contundente para la erradicación y sanción de las violencias contra las mujeres, apuntó Sánchez Maya.

Un día para denunciar

Por la noche la campamenta se instaló en el atrio de Santo Domingo. Ahí se realizaron diversos actos culturales y se reiteró la exigencia de justicia. Por la mañana un ritual para pedir permiso a los cuatro puntos cardinales y sus elementos. Luego la segunda marcha por el centro histórico de la capital oaxaqueña.

A cada paso del numeroso grupo de mujeres vestidas de negro, aparecían las siluetas de papel pegadas a la pared, parecía una tarea interminable. Algunos inmuebles en “comodato” a Alfredo Harp Helú cerraron las puertas por temor a las feministas, al tiempo de cerrar sus oídos a la demanda de justicia.

Al final, frente a catedral dedicada a Nuestra Señora de la Asunción, desde el reloj de una de las torres en punto de las 12, el “Ave María” fue el fondo del pronunciamiento final del 25N.

Estamos de luto, reprochamos la complicidad frente a la violencia

“Murat celebra su sexenio, para nosotras es un sexenio de luto, nosotras le reprochamos su complicidad frente a la violencia, a los feminicidios y la desaparición de mujeres en el Estado. No hay nada que celebrar, en Oaxaca inunda el dolor, el duelo y la tragedia de todas y cada una de las familias que sufren el impacto de que hallan asesinado a una mujer, una hija, una madre, una hermana, una esposa, una amiga.

“Denunciamos de manera pública y abierta que a Alejandro Murat no le importó Oaxaca ni mucho menos la vida de las mujeres, priorizó los recursos para sus fiestas y promoción turística que abonó a la gentrificación.

No destinó recursos, ni echó a andar ninguna política pública para garantizar los derechos de las mujeres al aborto seguro, hubo retrocesos en materia de paridad, entre otros. Lamentamos que su indiferencia y complicidad hayan costado la vida de las mujeres y que el incremento de la inseguridad en Oaxaca también haya incrementado la desaparición de mujeres”.

Se recordó la actuación del ex fiscal de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez y su actuación en casos como el de María del Sol Cruz Jarquín, María Elena Ríos Ortiz, entre muchos más que han tenido que ir a buscar justicia ante instancias nacionales e internacionales.

No se investigó como feminicidio como es el de Aidé Hernández, lo que hace que las cifras oficiales sean maquilladas intentando disfrazar la realidad del feminicidio en Oaxaca, se dijo al tiempo de señalar el temor ante las posibles liberaciones de los feminicidas de Rosa Isela Leyva Mendoza y de María Cruz Zaragoza Zamora.

Llamaron a las autoridades e instituciones competentes y a la sociedad en general a visibilizar y priorizar en la agenda pública la atención de medidas urgentes para garantizar la seguridad de las mujeres, dirigidas a combatir las desapariciones y el feminicidio en Oaxaca.

“En 6 días tomará protesta Salomón Jara Cruz, como gobernador de Oaxaca, quien ha denominado como “Primavera Oaxaqueña” su administración, desde ahora le decimos que ya estamos hartas de simulación, de regalar cargos a los amigos o cuotas por la campaña, es urgente que su gabinete esté a la altura de la gravedad y urgencia” y exigieron resultados y rendición de cuentas.

A la LXV le demandaron un rol crítico y la remoción de quienes no han cumplido con su mandato y sostienen que es urgente erradicar la corrupción. Uno de ellos es el actual Fiscal del Estado.

Volvieron al unísono las voces de justicia para Sol, para María Elena, para Irma Galindo, para Aidé, María Cruz, para Claudia Uruchurtu y para todas las víctimas de feminicidio que, reiteraron, en Oaxaca suman 715 en el gobierno de Alejandro Murat.

El pronunciamiento final fue leído por Tania Santillán de UCIO-EZ, Melisa Martínez de la colectiva Chicatanas; Sofía Martínez de Remuvi, Wendy Jiménez, Unitierra y Yésica Sánchez Maya de Consorcio Oaxaca.

SEM/sj

Comment here

Accesibilidad