Mujeres

68% de las mujeres indígenas son víctimas de matrimonio forzado infantil; en el Senado iniciativa para erradicarlo

242 Vistas
  • Desde 2019 está prohibido el matrimonio infantil pero la práctica continua sin ley ni prevención
  • El senado de la república propone una campaña para hacer conciencia de la problemática

Libertad López

SemMéxico, Cd. de México, 20 de octubre, 2021.- El senador de Manuel Añorve Baños presentó un   plan integral para que la sociedad mexicana tome conciencia y se pueda avanzar en la erradicación del matrimonio infantil forzado, motivo de inquietud en Guerrero, y difundido en los últimos días en los medios de comunicación. 

El militante del Partido Revolucionario Institucional, PRI, participó en una reunión de la Comisión de Igualdad y estuvo en la toma de protesta de la nueva gobernadora de Guerrero, de donde han surgido las más recientes denuncias.

No obstante que efectivamente la venta de niñas para matrimonio en regiones indígenas, continúa, la experta Teresa Ulloa, sostiene, que esas costumbres las utiliza el crimen organizado para el tráfico sexual, asunto no considerado en la comisión de Igualdad del Senado, y que enfrenta el nuevo gobierno guerrerense.

El senador Añorve Baños, reconoció que se sabe bien que el matrimonio infantil forzado es un fenómeno que lamentablemente se sigue dando en nuestra sociedad, sobre todo en ciertos estados del país, como, por ejemplo; Oaxaca, Chiapas, y Guerrero, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro y Sonora, donde estas acciones son aceptadas como parte de la cultura de los pueblos.

La preocupación en el Senado, arreció, luego de la difusión del caso de Angélica, una niña na savi de 15 años estaba en la cárcel de Dos Ríos, municipio de Cochoapa el Grande, por petición de su suegro que reclama la devolución del dinero que pagó por ella para casarla con su hijo.

Los  hechos del 9 de octubre en Cochoapa, “devienen de un conflicto relacionado con la práctica ilegal de trata de niñas y adolescentes menores de edad en la región de la Montaña con fines de realizar matrimonios forzados con hombres adultos, práctica que data de muchos años y que ha sido tolerada por el Estado y sus agentes, con el  pretexto de respetar los usos y costumbres de los pueblos y comunidades indígenas de la región de la montaña de Guerrero, como han documentado medios y personajes en Guerrero.

Recordó que el senado legisló la solución ante esta problemática en el año 2019 en la que se establece una penalidad de cuatro a 10 años para los criminales que obliguen a menores de edad a contraer matrimonio y también se prohibió en toda la República el matrimonio antes de los 18 años.

“Esta práctica basada en usos y costumbres que, obviamente, rechazamos porque estamos en nuevo milenio, Solamente un dato que es importante señalarlo, el 68 por ciento de las mujeres indígenas en México, desgraciadamente estén en esta ruta del matrimonio infantil forzado” Declaró Añorve Baños.

En su discurso pidió a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Sistema Nacional de Desarrollo Integral de la Familia(SNDIF) y a la Fiscalía General de la República (FGR), que se realice una campaña de difusión y prevención, así como que se conozca el castigo que los implicados en estos crueles actos pueden recibir. 

Se busca una iniciativa que acabe con el matrimonio infantil y venta de niñas de forma definitiva. 

La presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género en el Senado, Martha Lucia Micher anunció que la bancada de Morena está preparando la presentación de una iniciativa que involucra los ámbitos civil y penal en donde se prohíba la venta de menores de edad para matrimonios.

“Hemos tomado la decisión en el grupo parlamentario de Morena presentar una iniciativa para analizar a fondo y para modificar los artículos que se refieran a este tipo de situaciones. El matrimonio forzado es la acción que realizan entre dos familias, se paga dinero a la familia de ella y si son víctimas de violencia las mujeres solicitan regresar a sus hogares, pero las familias de quienes compraron a esas niñas y adolescentes exigen el doble o el triple de lo que fue pagado por esta mujer”, subrayó.

En la reunión de la Comisión de Igualdad, se recordó que esta situación no se debe de usos y costumbres, aunque ese sea el argumento, sino que se dé un delito que está prohibido en la constitución, el matrimonio infantil y la violación de los derechos humanos de las mujeres indígenas es un tema que se debe de erradicar en el corto plazo, buscando evitar el sufrimiento de más mujeres mexicanas.

Angélica detenida y encarcelada

Se pagan entre 100 y 300 mil pesos, informaron los medios, para estos matrimonios forzados. El caso en Cochoapa, que dio lugar a la inquietud de las y los legisladoras, aunque lo saben hace años, señala que una primera versión de delos hechos indica que Angélica, lana niña na savi de 15 años estaba en la cárcel de Dos Ríos, municipio de Cochoapa el Grande, por petición de su suegro que reclama la devolución del dinero que pagó por ella cuando se casó con su hijo.

Angélica fue detenida y encarcelada por elementos de la Policía Comunitaria de Dos Ríos luego de que denunció y se salió de la casa de los papás de su esposo, porque su suegro la intentó violar en cuatro ocasiones bajo el argumento de que había pagado por ella. Fue liberada el 10 de octubre.

Ante ese acoso la menor se fue a la casa de su abuela Petra Aguilar Nava, de más de 70 años, a donde llegaron policías comunitarios y se la llevaron a la cárcel por darle protección y luego fueron por la menor, que estuvo más de 11 días encarcelada en la Casa de Justicia de Dos Ríos, parte baja del municipio.

La información se conoció porque su madre, Concepción Ventura Aguilar, fue trasladada al hospital de Ometepec luego de ser agredida por el comandante de la Policía Comunitaria cuando fue a llevar alimentos a su hija.

La señora Concepción estaba embarazada y los jaloneos y empujones del comandante le provocaron un aborto –tendría trillizos– que la puso en riesgo de morir desangrada y sus familiares la llevaron a Ometepec, el pasado viernes 8 de octubre.

Angélica se casó con Rafael Julián, un joven de su misma comunidad, Joya Real, quien se fue a Estados Unidos a trabajar como una alternativa a la falta de empleo, dejando a Angélica en la casa de sus padres. Sólo por esta situación, se supo o se divulgó que Angélica, antes de los 13 años fue vendida por más de cien mil pesos. Ahora, necesita medidas precautorias, porque está expuesta a una nueva detención, según revelaron fuentes directas al senador Añorve Baños.

Comment here

Accesibilidad