Letra ClaraTeresa Valdés Betancourt

Letra Clara

136 Vistas

¿Para bien o para mal?

Teresa Valdés Betancourt

SemMéxico. 22 de julio 2019.- Las vacaciones dejan inolvidables recuerdos aunque no todos pueden ser agradables, especialmente en las anheladas y largas vacaciones de verano. La multiplicidad de factores que influyen en este período reclaman cuidados especiales para grupos, familias y en lo personal de coordinación, respeto a los gustos, responsabilidades individuales y hasta laborales.

En México el artículo 76 de la Ley Federal del Trabajo, señala: las y los trabajadores que tengan más de un año laborando pueden exigir y la vez disfrutar de sus días vacacionales, la Ley prevé que los días vacacionales deberán de ser pagados y dicha remuneración no podrá ser inferior a su equivalente de seis días laborales. Este periodo vacacional se irá incrementando en dos días de acuerdo a la acumulación de años laborales.

Para los centros escolares la Secretaria de Educación Pública informa desde el inicio de curso, los calendarios escolares con las vacaciones correspondientes que son aplicables para todo el país a escuelas privadas o públicas para nivel preescolar, primario, secundario, normal y además para la formación del magisterio de educación básica. Como dato a tener en cuenta, la SEP cuenta con tres tipos de calendarios vigentes para todos los estados y centros educativos, el de 185 días, 195 días y el de 200 días de acuerdo con cada estado territorio y condiciones específicas.

En el caso de las universidades también corresponden vacaciones largas según la norma establecida y los resultados del alumnado, si aprobó todo o quieren incorporarse a cursos de verano o estudiar para asignaturas pendientes.

Incluso en el verano las instituciones estatales prevén medidas especiales de seguridad, en las vías, en la prevención del robo a casas y a personas que transitan de paseo o en centros de recreación.

Entonces ¿y la familia qué? Las vacaciones que tantas ilusiones provocan no siempre se planifican ni se organizan adecuadamente y muchas veces, dejamos de reservar con tiempo, lugares turísticos o pasajes, ni prever los aumentos de gastos, porque la familia está en casa y el tiempo se nos vino encima, mientras el agotamiento y cansancio también se incrementan con el justificado stress.

Con estas circunstancias, las relaciones familiares exigen paciencia y más paciencia, ante las esperadas visitas familiares de otros estados y los juegos infantiles que pueden ser fuente de conflicto entre personas  adultas. Ni que decir, de las costumbres diversas de cada grupo que reclama, en cada encuentro, la definición de tareas y responsabilidades porque se necesita definir un orden y trazar un plan: quien cocina, quien friega, quien atiende la limpieza de la casa o lugar de recreo, etc. etc. Generalmente por tradición patriarcal, esas tareas recaen en la parte femenina mujer trabajadora que también merece vacaciones.

Durante este tiempo de descanso, es momento excelente de superar la ansiedad, el estrés y el agotamiento que se acumulando a lo largo de los meses laborales y escolares. Se supone se deben fortalecer vínculos familiares a través de nuevas maneras de divertimento. En breve tiempo se pueden crean memorias inolvidables buenas y desagradables, porque de un hecho pueden surgir incomprensiones y resentimientos que tardan en olvidarse.

Entre los errores más frecuentes de las madres y padres, está decidir los lugares de recreo vacacional solo a partir de los gustos de hijos e hijas menores y adolescentes. Si bien es cierto que merecen el estímulo por concluir bien sus responsabilidades escolares, también es justo que quienes laboran y aportan los recursos materiales que aseguran su desarrollo, encuentren en las vacaciones un momento de recuperación.

En las condiciones económicas actuales no siempre existe la posibilidad monetaria para salir de viaje, pero la playa, el campo, visitar museos, asistir a programas culturales de teatro, exposiciones y encuentros  festivos así como otras actividades, pueden ser recordadas y fortalecer los lazos de afectividad que ayudan a disfrutar las vacaciones con buenos momentos entre seres queridos.

@Letra Clara

Maestra en Ciencias de la Comunicación

Comment here

Accesibilidad