Letra ClaraTeresa Valdés Betancourt

Letra Clara

214 Vistas

Persiste la pirámide de discriminación

Teresa Valdés Betancourt*

SemMéxico. 05 de agosto 2019.- Con amplia explicación sobre las actividades de homenaje para reconocer y estimular la vida y obra de mujeres y hombres en la tercera edad, Blanca Estela Acevedo Gómez directora general del Instituto de Atención para Adultos en Plenitud, IAAP, comenzó en Coquimatlán la jornada estatal hasta el 28 de agosto, Día internacional de la Personas Adultas Mayores, que México reconoce desde 1989.

Todos los municipios integran el amplio programa interinstitucional con acciones dedicadas al envejecimiento con vistas  a la inclusión laboral; firmas de convenio de colaboración con las cámaras empresariales, el foro “Envejeciendo con dignidad” dirigido a profesionales y familiares que les brindan atención; Ferias de sus labores, torneo deportivo de Cachibol; entrega de reconocimientos y elecciones de reinas y embajadores entre otros.

La clasificación de los estadios de vida cambió desde la cultura mexica, cuando la vejez comenzaba a los 52 años de edad, según las vueltas anuales y el calendario adivinatorio. Ese hombre prehispánico por su edad era respetado, no pagaba tributos y sus consejos se consideraban sabios. Ser viejo no equivalía a la exclusión de la sociedad, por el contrario. Según refiere Fray Bernardino de Sahagún en su obra Historia general de las cosas de Nueva España: En la cultura maya se consideraban trasmisores de la sabiduría y profetas excelentes, los viejos por su experiencia podían interferir con sus consejos en los asuntos del trabajo, la familia y la guerra. ¡Las mujeres no aparecen en esa historiografía¡

Mientras que en otra investigación histórica más contemporánea “La memoria de los ancianos mayas prehispánicos. Historiografía desde una perspectiva de género, de la Dra. Rocío García Valgañón, investigadora de Historia con especialidad en Antropología de América e Historia Antigua por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y el Centro de Estudios Mayas de la UNAM, expone novedosos estudios sobre los mesoamericanos y, en particular, sobre las ancianas mayas prehispánicas en el campo histórico, desde una perspectiva de edad y género: “Las más desfavorecidas han sido, (y son), las mujeres, que sólo se destacan en su labor como parteras, curanderas, etc. y su faceta sobrenatural.

Esclarece su intención de ofrecer un panorama de las tendencias que determinaron los estudios sobre vejez en Mesoamérica, con la perspectiva de edad implícita, para poner la atención hacia ancianos de uno y otro sexo con sus respectivos roles.

Aclara algunos obstáculos con las fuentes bibliográficas e historiográficas marcadas por el androcentrismo y el etnocentrismo de sus actores, intérpretes e investigadores, de manera parcial y excluyente, que reclaman la debida precaución para  ser analizadas.

Con el tema del sexo, la mayoría de las obras hacen referencia a varones y temas masculinos, repitiéndose así el patrón general. Esto se debió, por una parte, a la preferencia hacia los varones y lo varonil en Mesoamérica y, por otra, a la prevalencia académica masculina, hasta que, estos temas empezaron a ser abordados, generalmente por las estudiantes e investigadoras.

Otra limitación se menciona solo a los ancianos de modo tangencial, no se centran en ellos. La referencia es principalmente a deidades masculinas mesoamericanas, muchas de ellas nahuas; y en todos los puntos tratados, las mujeres mayas mortales fueron las más marginadas.

De las ancianas, en concreto, poco se conoce, aparte de su papel como tejedoras, parteras, cuidadoras y participantes en algunos rituales como los del embarazo y del parto, las mujeres no participaban en la esfera militar ni en la toma de decisiones. La autora en sus conclusiones recomienda necesario incorporar información procedente de otras disciplinas y periodos, como investigación gerontológica específica.

Resulta que la historia se repite y la pirámide de la discriminación con la omisión y el olvido, se entrelaza con la violencia de género, contra las mujeres adultas mayores que además de abuelas, son maestras, trabajan en varios sectores y merecen el reconocimiento que este mes organiza el IAAP, junto con otras instituciones a través de actividades encaminadas a identificar aspectos para elevar la calidad de vida en el envejecimiento de la sociedad en la bella Colima.

@LetraClara

*Maestra en Ciencias de la Comunicación

Comment here

Accesibilidad