Ejecutivo

Anuncian cambios estructurales en INMUJERES, por austeridad

2.476 Vistas

* Pierden amparos tres organizaciones que buscaban rescatar el ProEquidad

* Nombrarían Secretaria Técnica de la Junta de Gobierno a Ma. Consuelo Mejía Piñeros

Sara Lovera

SemMéxico, Cd. de México, 19 agosto 2019.- Cambios estructurales y otras acciones, como la derrota legal para reintegrar a las organizaciones civiles los 87 millones del ProEquidad, porque la Circular 1 de eliminar a las asociaciones civiles fue obligatorio para el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), serán discutidos este martes por la Junta de Gobierno del Instituto que presidirá Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación.

Según información verificada por SemMéxico, a propósito de la tercera sesión ordinaria de 2019 de la Junta de Gobierno, se anuncia una reestructuración orgánica que impactará las contrataciones del instituto por razones de austeridad y otros cambios administrativos.

También se prevé el nombramiento de María Consuelo Mejía Piñeros, exdirectora de Católicas por el Derecho a Decidir como Secretaria Técnica de la Junta de Gobierno, de acuerdo al orden del día.

En esta reunión, donde las autoridades del gobierno federal y 32 consejeras habrán de discutir y, en su caso acordar 18 puntos, se incluyen cambios en el Reglamento de Adquisiciones; igual se dará cuenta de la renuncia al Consejo Consultivo de la campechana Clara Valderrama Barbeitia. Y la erogación de un millón 500 mil pesos destinado al Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará, MESECVI de la OEA.

Hasta ahora no se sabe cómo se reestructurará el Instituto que fue creado en 2007 para velar y promover la política de género del Gobierno Federal; ni se ha cuantificado públicamente cómo se impactó al personal hasta con 18 años de antigüedad, ni que áreas han sido limitadas. Discusión de este martes.

El ProEquidad

Como se recordará desde hace tres meses las consejeras de INMUJERES iniciaron una batalla para que no desapareciera el ProEquidad destinado hace 18 años para las organizaciones sociales.

Tres juzgados en materia administrativa negaron amparo a organizaciones civiles para que ese programa se reintegrara a las organizaciones civiles como fue su propósito de creación. Se adujo que no existe el acto reclamado y que la Junta de Gobierno del INMUJERES no es la autoridad para decidir el destino de los recursos, aunque sus fondos ya se repartieron a Secretarías e Institutos de las Mujeres en las entidades del país para fortalecer las acciones que eviten el embarazo en adolescentes.

Las demandas de amparo, ahora improcedentes, fueron interpuestas por: Equis, Justicia para las Mujeres, Asociación Civil, ante la Jueza Decimosegunda de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México; el Colectivo de Mujeres por la Equidad, la Salud y la Educación, Asociación Civil, ante el Juez Décimo de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México; por la Unidad de Atención Sicológica, Sexológica y Educativa, para el Crecimiento Personal, Asociación Civil, a la Jueza Cuarta de Distrito en Mérida, Yucatán.

Las organizaciones señalaron como responsables al INMUJERES y a la Junta de Gobierno del Instituto. El reclamo fue por la manera como se emitió la Convocatoria del ProEquidad 2019 y la omisión de incluir a las organizaciones de la sociedad civil en la participación de la Convocatoria.

Sus argumentos fueron: a) La Convocatoria del ProEquidad 2019 vulnera el principio de progresividad y no regresividad de los derechos. b) Como derecho vulnerado la libertad de asociación. Se menciona que el Estado tiene el deber de facilitar los medios necesarios para que las personas defensoras de derechos humanos realicen sus actividades, así como evitar obstaculizar su labor. c) La aplicación de la Circular No. 1 que implica un acto de discriminación indirecta y vulnera el derecho a la igualdad.

Ahí los juzgadores argumentan que lo planteado en los informes justificados, y las demandas “son improcedentes en atención a que no existe el acto reclamado, puesto que la Junta de Gobierno no es la autoridad que emitió y publicó las Bases de participación de la convocatoria”, INMUJERES tampoco “porque la publicación y emisión de las Bases corresponde al ejercicio de las atribuciones y obligaciones que el Instituto tiene, a través de la Presidencia de éste.

Luego los jueces dicen que el INMUJERES no dejó de considerar la participación de las asociaciones civiles, en virtud de que se estableció la vinculación social de las mismas, mediante las Instancias de las Mujeres en las Entidades Federativas.

Además, la asignación de los recursos en los ejercicios anteriores se realizó bajo un principio de coadyuvancia y de colaboración con las organizaciones de la sociedad civil, sin que esto suponga una obligación para que los proyectos y programas se ejecuten únicamente a través de dichas organizaciones. Las Bases cuentan con la fundamentación y motivación que reflejan las razones sociales actuales que motivaron su manera de operar y que no violentan los derechos de las organizaciones civiles. Y agrega la aplicación de la Circular 1 es un acto obligatorio para el INMUJERES.

Austeridad republicana

Los documentos para la discusión conocidos señalan que por razones de austeridad será modificada toda la estructura orgánica y ocupacional del INMUJERES.

La reunión de la Junta de Gobierno estará rodeada de varias inquietudes, y  empañada por un libelo difundido en los correos electrónicos de algunas personas, entre ellas, a la directora de SemMéxico donde se asegura que también se incorporará, para las tareas de reestructuración del INMUJERES a la doctora Teresa Inchaústegui, ex directora del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México en una responsabilidad de nueva creación: la Dirección de Innovación y proyectos especiales parte de  la reestructura que está en proceso.

Sin firma con el correo informacioninm@gmail.com, el sábado 17 de agosto señala entre otras cosas: que se está realizando en cónclave sin tomar en cuenta la opinión de las áreas del Instituto. Que con un “As” bajo la manga los cambios estarían liderados por Malú Micher, senadora de la República. Y dice que se trata de debilitar a la presidencia del INMUJERES.

Sobre la reestructura, que sí está en proceso, según el orden del día de la Junta de Gobierno prevista para este martes, el libelo señala que “la alta dirección quedará a cargo de la Secretaria Ejecutiva y no de la Presidencia, con lo cual se busca limitar el poder de la Presidenta, aislarla de la toma de decisiones, dejarla sola para que los resultados que presente sean mínimos y sirvan de catapulta a las aspiraciones de este grupo”.

Alerta a las Consejeras Sociales y Consultivas, quienes dicen “deberían estar muy atentas para que el INMUJERES no deje de hacer tareas trascendentales en torno a la Política Pública”.

Finalmente se dice que siguen los despidos en el instituto, no importando el cargo, los conocimientos, experiencia y trayectoria.

La Secretaria Técnica de la Junta de Gobierno, Mejía Piñeros

Antropóloga y Maestra en Estudios Latinoamericanos Antropóloga con Maestría en Estudios Latinoamericanos por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), cuenta con los créditos del Doctorado en Estudios Latinoamericanos en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Hasta mayo de este año fue directora del grupo internacional Católicas por el Derecho a Decidir.

Ha sido promotora incansable de los derechos sexuales y reproductivos, como activista, académica y como promotora directa en numerosas conferencias y organizaciones internacionales. Ha promovido redes e iniciativas que han servido a la discusión sobre la Interrupción legal del embarazo y aliada de otras muchas causas.

En octubre de 2006 recibió la medalla “Omecíhuatl” por parte del Instituto de las Mujeres del Distrito Federal por su destacada labor y liderazgo comunitario; en noviembre de 2007 recibe el reconocimiento “A las mujeres que abrieron camino en política”, otorgado por el Instituto de las Mujeres del Distrito Federal, la Secretaría de Desarrollo Social y el Gobierno del Distrito Federal por su destacada participación en el proceso de despenalización del aborto en la Ciudad de México; en esa misma fecha, Católicas por el Derecho a Decidir recibe un reconocimiento por su destacada labor en defensa de los derechos de las mujeres por parte de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

En el año 2008, se hace acreedora de la Medalla de Honor por su contribución individual a la Salud Sexual y Reproductiva que otorga la Federación Internacional de Planificación de la Familia, Región del Hemisferio Occidental (IPPF/WHR); en noviembre del mismo año, Católicas por el Derecho a Decidir recibe el Premio Hermila Galindo por su destacada trayectoria en la defensa y promoción de los derechos de las mujeres, y el impulso de la equidad de género en la Ciudad de México. En 2010, Mejía Piñeros recibe el Premio Hermila Galindo por su contribución individual a la defensa de los derechos humanos de las mujeres; en 2011 es nominada por la organización internacional Women Deliver como una de las 100 mujeres del mundo más inspiradoras y comprometidas con la vida de las mujeres y las niñas.

En marzo de 2019 en sesión solemne, el Senado mexicano le confirió por unanimidad la presea Elvia Carrillo Puerto, como reconocimiento a su liderazgo y a su compromiso con los derechos humanos de las mujeres. El reconocimiento Elvia Carillo Puerto se otorga anualmente por la Comisión de Igualdad de Género del Senado para reconocer a las mujeres distinguidas que han influido en la lucha social, cultural, política y económica en favor de los derechos humanos de las mujeres y la igualdad de género en México.

SEM/sl/sj

Comment here

Accesibilidad