Mujeres

No vamos a ofrecer disculpas, feministas a titular de la SMO

500 Vistas

* En un pronunciamiento cuestionan a Ana Vásquez Colmenares y le piden que se capacite

* Reclaman revictimización en las instituciones y oídos sordos a nuestro hartazgo

Redacción

SemMéxico, Oaxaca, 22 agosto 2019.- No, no vamos a parar, no vamos a ofrecer disculpas por los vidrios rotos, por las paredes pintadas y tomar las calles, señalan en un pronunciamiento feministas y mujeres de la sociedad, donde cuestionan a la titular de la Secretaría de las Mujeres de Oaxaca (SMO), Ana Vásquez Colmenares, por considerar que “desvirtúan una demanda legitima”.

El pasado viernes, diversos grupos de feministas de Oaxaca, realizaron una brillanteada en la fuente de las Ocho Regiones al norte de la ciudad, donde hicieron un “pase de lista” de las más de 300 mujeres asesinadas en esta entidad en la actual administración pública que encabeza Alejandro Murat Hinojosa. 

Posteriormente, se trasladaron a la SMO que se ubica en esa zona, ahí, como señalan en el pronunciamiento – indignadas, cansadas y enfurecidas de la brutalidad con la que día a día las mujeres son asesinadas, desaparecidas, violadas, violentadas, acosadas, se quedan sin voz porque se la arrebataron, que se enfrentan todos los días a un sistema de “justicia” podrido y a instituciones que las revictimizan, a la violencia sistemática que el Estado permite y perpetua-, rompieron los vidrios del edificio, lo que ocasionó que la titular de la SMO publicara un pronunciamiento al siguiente día.

A ello, responden “que no, que no vamos a parar, que no vamos a ofrecer disculpas por los vidrios rotos, por las paredes pintadas y por tomar las calles” y rechazan la postura de Vásquez Colmenares a quien le dicen que “ningún acto de protesta puede deslegitimar la exigencia de respeto por la vida de las mujeres, de las de calle, quienes tomamos el transporte público diario con el riesgo de ser violentadas por el acoso, tocamientos, violaciones o, incluso, la muerte”.

“Señora: usted, amparada en sus privilegios de clase y de mujer blanca trabajando en la clase política corrupta, bajo ninguna circunstancia nos puede decir cómo protestar o cómo no protestar, cuando durante su administración no ha cumplido con lo que le corresponde, cuando ha protegido a un acosador dentro de la Secretaría; cuando ni siquiera cubre el perfil que debería tener para ocupar ese cargo; cuando la mayoría de las acciones de la Secretaría son ocurrencias, nacidas desde el desconocimiento, o la improvisación como sumar incluso programas federales que ya estaban desde hace muchos años como resultado de la gestión de otras mujeres”.

En el reclamo a la cuestionada funcionaria, la tercera en la lista de titulares de la SMO en el gobierno de Alejandro Murat Hinojosa, sostienen que es “privilegia su necesidad de hacerse notar como funcionaria que su compromiso como responsable de las políticas públicas que brinden el acceso a los derechos elementales de las mujeres en Oaxaca como la de querer cambiar el nombre para agregar a los varones en la nomenclatura; cuando parte de su personal cercano y de confianza es clasista, racista y sexista”. 

“Cuando algunas empleadas que laboran en la Secretaría no cuenta con la mínima seguridad de pago y están expuestas a la pérdida de su empleo constantemente. Y después de casi un año de la declaratoria de la alerta de género en el estado, hasta ahora no hemos visto resultados tangibles, sino el incremento de más violencia hacia nosotras”.

Oídos sordos a nuestro hartazgo

El documento que circuló desde este miércoles en redes sociales, refiere que el pasado viernes 16 de agosto, “nos pronunciamos desde el coraje y la impotencia de ver como el Estado, a través de su Secretaría, ha hecho oídos sordos de nuestro hartazgo, nos manifestamos desde el hartazgo histórico que han permitido que el grueso de las mujeres, en México y América Latina vivamos encerradas en el miedo.

“Cada una se pronunció como pudo, pero no es lo único que hacemos, todos los días buscamos la manera de incidir en la sociedad para que la violencia disminuya, muchas sin pago y sin reconocimiento, porque lo hacemos por convicción, porque somos una de ellas, porque no queremos ser las siguientes.

“El pasado 16 de agosto, que usted señala que se encontraba en labores personal de la dependencia a su cargo, sólo estaba la guardia. Sabemos que el horario del personal es de 8 de la mañana a 5 de la tarde y el personal con cargos superiores hasta las 7 de la noche, por lo tanto, se equivoca al señalar en su comunicado que en las instalaciones de la SMO aún había personal e incluso niñas y niños. Ignoramos su intención al consignar información errada, pero estamos considerando su llamado al diálogo”.

En ese sentido explican que “los puentes se hacen cuando existe reciprocidad e intención de aprender”, y rechazan cualquier intención de una reunión “para que se tome fotografías, las suba a sus redes y valide su administración”.

Estamos hartas de simulación, de un presupuesto destinado a “actividades huecas” que le sirven para legitimarse en sus redes sociales. Queremos resultados contundentes –dicen las mujeres-.

Piden a Ana Vásquez Colmenares que se capacite, lo mismo que su personal para que no revictimicen a las usuarias, para que sus más cercanos y cercanas no destilen clasismo al creer que cumplir con su mandato como servidores públicos es hacernos un favor. 

“¡El Estado que usted representa nos sigue debiendo, nos debe vidas y justicia!”.

En el documento suscrito por algunas organizaciones y de manera personal por feministas, denuncian la falta de responsabilidad y obligación de las instituciones para contar con políticas públicas desde una perspectiva de género, como es la seguridad en los espacios ocupados y transitados cotidianamente.

También reclaman por las opiniones expresadas por las autoridades a medios de comunicación que menosprecian e imprimen un sesgo negativo a las acciones y luchas realizadas por mujeres para exigir el reconocimiento del grave problema de violencia e inseguridad que vivimos.

Y piden, a los medios de comunicación en Oaxaca, que las marchas sean cubiertas por periodistas y fotógrafas mujeres, además de pedir que se capaciten en materia de violencia contra las mujeres con perspectiva de género y lenguaje incluyente.

SEM/sj


Comment here

Accesibilidad