Botella al MarMartha Canseco

Botella al Mar

312 Vistas

Crónica de una desgracia anunciada      

* La estrategia que seguirá fallando hasta el infinito                                      

Martha Canseco González.

SemMéxico, 9 septiembre 2019.- La semana pasada los medios de comunicación de Hidalgo informaron y mal sobre el caso de una madre que acabó con la vida de su hijo autista aquí en Pachuca.

Ésta es la crónica de una desgracia anunciada: Todo inició hace 15 años cuando una adolescente menor de edad y su pareja quedaron embarazados, es por supuesto un caso más del fracaso de los programas públicos tendientes a evitar el embarazo adolescente. Si creen que enseñar a poner el condón es dar información sobre sexualidad, derechos sexuales y reproductivos e insisten en no cambiar radicalmente el concepto de sexualidad por supuesto la estrategia continuará fallando hasta el infinito.

A los tres años de edad, el bebé fue diagnosticado con autismo y epilepsia, ocasión que aprovechó el padre para abandonar a la madre y a su hijo, así una joven de 18 años y su familia en situación precaria, se tuvieron que hacer cargo de un niño con necesidades especiales. Ésta sociedad machista como lo es la mexicana, cubre y encubre a los padres que abandonan, que abortan familia completa, pero siempre tiene un dedo flamígero para con las mujeres y sobre todo con las madres, ¡que no pueden ser cualquier madre, tienen que ser estoicas y abnegadas! ¡Las mujeres no nos embarazamos solas, virgen María sólo hubo una no más, para bailar tango se necesitan dos! ¡El abandono también es violencia y hay que identificarlo como un crimen! ¡Los hombres tienen que dejar de ser tan inmensamente cobardes!

La joven y su familia jamás recibieron ningún tipo de apoyo ni del gobierno federal ni estatal y mucho menos municipal, como suele suceder con muchos casos similares, ésta familia se las tuvo que arreglar sola. Con enormes esfuerzos la joven logró estudiar y ser una profesionista, su hijo fue creciendo. Desconozco sí en Hidalgo la Secretaría de Salud o de Educación tienen algún programa especial para personas con autismo y sus familias, eso sí dar información sobre lo que es la condición no es atender el autismo, eso les tiene que quedar claro, digo las familias lo viven de manera cotidiana, no necesitan sus sabias explicaciones sino apoyos específicos y directos. A favor del nuevo gobierno federal diré que la madre tenía dos meses recibiendo apoyo económico por tener un hijo con necesidades especiales.

Recientemente, la madre perdió el empleo debido al número de faltas para atender las crisis de su hijo, sólo los medicamentos para el adolescente le implicaban un gasto mensual de ocho mil pesos. Ni en los gobiernos, ni en las empresas privadas existen políticas que aprecien las necesidades de empleadas y empleados que tienen hijos o hijas que requieren cuidados constantes, lo que se privilegia es la mal entendida productividad, esa que exige rendimiento continuo y contable, que deshumaniza, que robotiza. Dejar sin empleo a una mujer con un hijo autista, una madre con raquítica jubilación y un padre enfermo, es criminal.

Cómo podrán apreciar se estaba formando la tormenta perfecta.

Las notas informativas señalan que horas antes de los hechos, la policía municipal tuvo que intervenir ya que el adolescente, ahora más alto y más fuerte que su madre, tuvo una crisis de agresividad en plena vía pública. ¿Está la policía municipal capacitada para atender a un joven autista con una crisis de agresividad?, no lo creo la visión de éste tipo de corporaciones es sólo desde el delito, habría que investigar sí la policía dio seguimiento al caso o hicieron lo de siempre, abandonar, tampoco levantaron registro de las lesiones que presentaba la madre.

Hay que reconocer además el papel que han jugado los medios de comunicación al “romantizar” el autismo. Son muy pocos los casos de personas autistas que son genios, pero de la agresividad que presentan no se habla.

Reproduzco algunos fragmentos del reportaje de BBC Mundo del 2 de noviembre del 2017 “Tengo miedo de mi hijo autista”: Muchos padres tienen que lidiar con los brotes violentos de sus hijos autistas. Para algunos esos estallidos no son tan frecuentes, pero para otros ocurren a diario. “Tengo miedo de él. Tu vida pende de un hilo. No sabes qué pasará después”, le dijo Lucy Goldsworthy a la BBC. En uno de sus ataque violentos, su hijo Elliot le rompió el labio y le dejó moretones, mientras que a su marido le rasgó la córnea. “Sólo es violento el 5% del tiempo, pero las consecuencias son cada vez peores”.

Regresando al caso en Pachuca, la madre trató un día antes de ingresar a su hijo al Hospital Psiquiátrico de Ocaranza, donde no lo recibieron porque no les pareció que el joven llevara los síntomas necesarios para ello. Dejaron así a ésa madre en total indefensión.

Sobre cómo manejó la prensa hidalguense el caso, lo único que hicieron bien fue no dar el nombre ni de ella ni de él, por lo demás no imprimieron la visión de género en sus notas que sugiere: Investigar cómo es el entorno familiar, entrevistar a la familia directa, investigar  antecedentes que llevaron a la situación y entrevista con especialistas, pero no cualquiera, tiene que ser una, uno, que también se maneje con visión de género.

¿Quién mató al comendador?, ¡Fuente Ovejuna señor! (Lope de Vega).

Tenemos que estar cómo sociedad al pendiente de éste caso, el Procurador de Justicia Raúl Arroyo ya dijo que se juzgará con perspectiva de género, esperamos que así sea. Lo que no se vale es la falta de empatía y el prejuicio.

¡En éste orden patriarcal, las mujeres llevamos la peor parte!

botellalmar2017@gmail.com

Comment here

Accesibilidad