Internacional

Las niñas y mujeres indígenas son las más desfavorecidas en el acceso a la educación

135 Vistas

Constituyen el 70 por ciento de la población mundial bajo los umbrales de la pobreza

Redacción

SemMéxico/AmecoPress. Madrid, 10 sep. 19. -Con motivo del Día Internacional de la alfabetización, que se celebró el 8 de septiembre, la ONG Intered quiso destacar su importancia en relación con el año 2019, ya que es el Año Internacional de las Lenguas Indígenas. La importancia de la alfabetización, la educación intercultural y plurilingüe que facilite la construcción de sociedades más igualitarias e inclusivas.

Para las niñas y mujeres indígenas la posibilidad de escolarización o de ser inscritas en programas de formación siguen siendo pocas. La UNESCO aboga por que los pueblos indígenas puedan gozar de su derecho a la educación y de participar plenamente en la construcción de la sociedad en la que viven. InteRed considera la necesidad de:

  • Modelos de educación intercultural que nazcan del respeto y la valoración de la diversidad cultural y que busquen erradicar la discriminación y la exclusión.
  • Programas y políticas educativas interculturales que recuperen saberes y prácticas culturales de los pueblos originarios.
  • Formación docente plurilingüe e intercultural.
  • Políticas de inclusión y equidad.
  • Producción de materiales y textos para el estudio.

Los avances y la transformación educativa que integra la interculturalidad en la educación y en las políticas públicas han conseguido claros avances en los países donde InteRed trabaja:

En Bolivia han conseguido la revitalización de las lenguas y el fomento de los saberes indígenas.

En Guatemala, donde más del 40% de la población es indígena, se ha conseguido una transformación curricular y fomento de las lenguas mayas.

En México han aumentado los materiales educativos y se ha promovido la inclusión de conocimientos indígenas.

En Perú han avanzado los esfuerzos entre la sociedad civil y el Estado por integrar calendarios vivenciales.

Las mujeres y niñas constituyen el 70% de la población mundial bajo los umbrales de la pobreza, y sus condiciones de exclusión, están directamente relacionadas con la discriminación de género, donde las más afectadas son niñas y mujeres indígenas de zonas rurales. Esta situación menoscaba sus derechos, restándoles oportunidades y haciendo patente que, para lograr un desarrollo sostenible, las políticas de género son necesarias para garantizar los derechos de las mujeres.

La alfabetización es un derecho que consigue reducir la pobreza, aumenta las oportunidades económicas, la autonomía de las mujeres, fomenta la participación en la vida pública, la conciencia de la propia valía y mejora las perspectivas de vida de las personas y su dignidad.

La importancia de la alfabetización

La alfabetización forma parte del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4, que propone a los gobiernos: «Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todas las personas, con atención particular a los grupos vulnerables». Dentro de este último destacan los pueblos indígenas. La meta consiste en lograr que de aquí a 2030, una proporción alta de adultos, tanto hombres como mujeres, tengan competencias de lectura, escritura y aritmética.

Según Naciones Unidas, 750 millones de personas adultas no saben leer ni escribir, de las cuales el 64% son mujeres; y más de 57 millones de niños y niñas no tienen acceso a la escolarización.

Las causas del analfabetismo en el mundo son muy diversas:

Actitudes machistas que llevan a la desigualdad entre los sexos por la posición de las mujeres y niñas en la sociedad. Vivir en zonas rurales remotas y alejadas de los centros educativos. La pobreza de las familias. Hablar una lengua minoritaria, etc.

InteRed, con la finalidad de que los grupos más vulnerables tengan más y mejores oportunidades, desarrolla, entre otros, programas de alfabetización y educación intercultural y plurilingüe:

En Bolivia facilita la formación de docentes, de niños/as y jóvenes en riesgo de exclusión socio-económica y colabora en la mejora del nivel educativo de la población guaraní, especialmente mujeres y niñas.

En Guatemala promueve la educación básica a comunidades indígenas, especialmente mujeres, para que consigan tener una autonomía económica y una mayor participación.

En Perú contribuye al derecho de los pueblos originarios a la educación.

En República Dominicana mejora de la calidad educativa, fomenta la alfabetización de adultos y la formación a niños, niñas y jóvenes.

Comment here