Ejecutivo

Spotlight: cinco años para reducir la violencia de género en América Latina

262 Vistas

Justo un año después de la explosión de #Metoo, la iniciativa Spotlight de la ONU y la UE se da cinco años de plazo para mostrar impactos concretos en cinco de los países con mayor violencia de género de América Latina.

Redacción

SemMéxico/ Deutsche Welle (DW). 30 de septiembre 2019.- «El hecho de la violencia contra mujeres y niñas no es nada nuevo, pero con la explosión del movimiento #Metoo recibió una, hasta ese momento, desconocida atención internacional. Su erradicación fue puesta en la agenda de algunos países”, explica a DW Erin Kenny, jefa de la Unidad Técnica de la iniciativa Spotlight en el seno de ONU Mujeres.

La ola de protesta por la violencia explícita e implícita contra mujeres y niñas surgió, también, cuando la comunidad internacional había llegado a consensuar que «una precondición para alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible –como acabar con la pobreza o llegar a la educación para todos- es acabar con la violencia contra mujeres y niñas”, cuenta Kenny.

¿Qué marca la diferencia?

Un año después, la iniciativa Spotlight tiene asignados fondos para su labor: 500 millones de euros comprometidos, básicamente. Si bien los proyectos europeos de desarrollo desde hace muchos años consideran el aspecto de género, «a nivel global, esta iniciativa es muy significativa. Es la primera vez que se invierte directamente en erradicar la violencia de género”, subraya Kenny.

«Esta iniciativa es diferente a todo lo que se ha hecho hasta el momento”, dice, por su parte, a DW Electra Lagos, especialista en políticas de género y cooperación UE-América Latina. «Spotlight nació como respuesta directa a las víctimas”, acota.

«Cuando la UE comenzó hablar sobre igualdad y género en América Latina se encontró con la obligación de sacar a la luz esa verdad oculta. Las estadísticas de femicidios en America Latina son alarmantes”, afirma.

Cabe recordar que 14 de los 25 países con mayor grado de violencia de género del mundo están en el Nuevo Continente. No obstante, Spotlight se pone en marcha solo en cinco. En Guatemala, donde en 2016 se registraron 211 asesinatos de mujeres; Argentina, con 254;  El Salvador, con 349; Honduras, 466  y México, con 2.813 mujeres asesinadas en ese año.

¿Por qué sólo cinco?

¿Por qué justo estos países? «La decisión fue muy difícil. No hay un país del mundo para el que esta iniciativa no fuera beneficiosa”, responde Kenny. Pero para conseguir en cinco años haber creado una plataforma y un método, y poder mostrar impactos, había que escoger.

Las necesidades específicas de los países,  la capacidad de los Estados para abordar el asunto, las estructuras de sociedad civil y no por último la presencia de un equipo internacional en el terreno fueron los criterios.

Enfoque concreto y diverso

«Vamos a abordar el fenómeno desde seis ángulos diferentes”, explica Kenny. Entre las tareas está crear un marco legal que apoye la igualdad de géneros y erradique la violencia; también revisar las instituciones para detectar qué evita que las mujeres puedan denunciar y recibir los cuidados necesarios. Asegurar servicios y levantar datos y estadísticas son los otros dos pilares.

«Queremos entrar a las comunidades para cambiar actitudes y comportamientos. También queremos apoyar movimientos de mujeres; la sociedad civil será la columna vertebral de esta iniciativa”, puntaliza Kenny.

La idea es que de estos cinco países surjan movimientos y apoyos para luego, con inversión adicional, extender Spotlight a toda la región. «También a Asia y a África”, recuerda Lagos. «Se trata de poner a las mujeres en el centro de todos los esfuerzos encaminados a hacer realidad la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer, en consonancia con la Agenda 2030 de desarrollo sostenible”, concluye la experta.

SEM/ Deutsche Welle

Comment here

Accesibilidad