Mujeres

Caso de Yndira Sandoval: a dos años de los hechos no hay avances

296 Vistas

Elda Montiel

SemMéxico. Cd. de México. 9 de octubre de 2019.- A más de dos años de los actos de tortura y abuso sexual a que fue sometida la activista Yndira Sandoval, la Fiscalía General del estado de Guerrero sigue sin registrar avances en las investigaciones contra los servidores públicos implicados, a pesar de que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la recomendación 63/2019.

La coordinadora de las Constituyentes CDMX y miembro también del Parlamento de Mujeres del Congreso capitalino demandó el cumplimiento integral de la Recomendación 63/2019 de la CNDH a la Fiscalía General de Guerrero que establece la reparación del daño de forma integral, incluida una compensación; integrar la carpeta de investigación con perspectiva de género; capacitar a los agentes del Ministerio Público de la Región de la Montaña, y coadyuvar en la denuncia contra los funcionarios involucrados.

Yndira Sandoval demanda también una disculpa pública del Gobernador del Estado de Guerrero, del Fiscal General del Estado y del Presidente Municipal de Tlapa de Comonfort, como parte de la reparación integral del daño, ya que señala que la Fiscalía Estatal es la instancia responsable de la filtración a redes sociales y medios de comunicación de información sensible sobre la denuncia, así como de videos que formaban parte de la cadena de custodia de prueba de la carpeta de investigación.

Los hechos sucedieron el 16 de septiembre de 2017 en el municipio de Tlapa de Comonfort en el estado de Guerrero, y las denuncias necesarias fueron interpuestas ante la Fiscalía General desde el 17 de septiembre de 2017.

Yndira Sandoval fue detenida junto a su esposo por elementos de la policía municipal de Tlapa, afuera del hospital donde acudía por una lesión en el tórax.

De acuerdo con la versión de los policías municipales, la detención fue a petición del director del hospital, que la acusó de escandalizar y alterar el orden, por lo que ella y su pareja fueron trasladados a la Comandancia Municipal, donde más tarde fueron liberados, tras pagar la multa correspondiente.

Durante la detención, mientras se encontraba en la celda, fue agredida sexualmente por policías municipales, y cuando acudió a la Agencia del Ministerio Público Especializada en Delitos Sexuales para interponer la querella, la oficina estaba cerrada.

La filtración de la Fiscalía la colocaron como blanco de una desmedida y desproporcionada avalancha de actos de revictimización, estigmatización y criminalización, y generaron una situación de riesgo inminente derivando en atentados graves como el allanamiento a su domicilio en la Ciudad de México y a su auto particular.

Incluso, refiere que amenazas de muerte la orillaron a salir del país como “si las víctimas tuviéramos que huir, avergonzarnos o escondernos ante hechos condenables como los que aquí narro”.

Por todo lo anterior, indicó que queda de manifiesto que la impunidad parece ser la principal línea política e institucional por parte de la Fiscalía General del Estado de Guerrero. 

La CNDH acreditó que Sandoval fue víctima de tortura y violencia sexual, violación a la procuración de justicia, derecho de privacidad y del derecho a vivir sin violencia por lo que la recomendación emitida este 12 de septiembre también incluye al presidente municipal de Tlapa, Dionisio Pichardo.  

Al presidente municipal de Tlapa, Dionisio Pichardo, le recomienda capacitar a su personal sobre el derecho de las mujeres a vivir una vida libre de violencia, así como colaborar en la denuncia ante la FGE contra integrantes de la policía municipal que participaron en los hechos, además de realizar el trámite para que se investigue y determine la responsabilidad de los elementos.

Entre las recomendaciones a la Fiscalía, destaca el que se reasigne el desglose de la Carpeta de Investigación a una Unidad de Investigación distinta de la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común en Tlapa de Comonfort, que cuente con personal especializado en violencia de género contra las mujeres y delitos cometidos por servidores públicos.

La activista de los derechos humanos, Yndira Sandoval, reitera la importancia de creer siempre en la palabra de las víctimas pues ante actos tan atroces como lo es la tortura sexual, nuestra palabra, y en este caso su palabra y dignidad es lo que con mayor valor posee estando viva.

De manera especial solicita al Gobierno del Estado de Guerrero y al municipio de Tlapa de Comonfort actuar a la altura de la circunstancia de lo que en materia de violación a derechos humanos y violencias contra las mujeres representa la región de la montaña.

Por lo que como en un acto de alto impacto simbólico y sustantivo ante la ciudadanía en favor de una sociedad más justa e igualitaria se aperture una escuela popular y comunitaria de liderazgos políticos de las mujeres y promoción y defensa de los derechos humanos.

Con el fin de reconstruir el tejido social fortaleciendo individual y colectivamente principalmente a las mujeres de la región y con ello se genere un compromiso real y una acción decidida en materia de prevención y como medidas de no repetición de actos violentos contra las mujeres así como políticas públicas integrales que promuevan la autonomía física, económica y política de las mujeres que hablen y transiten en la región de la montaña en el estado de Guerrero.  

Comment here

Accesibilidad