CulturaCultura

Mujeres al frente de editoriales independientes: insistir para estar presentes

798 Vistas
  •  Eterno Femenino Ediciones, dirigida por Noemí Luna
  •  Presentó El Pornócrata, de Gonzalo Martré, en la FIL Zócalo 2019

Guadalupe López García

SemMéxico, Ciudad de México, 15 de octubre de 2019.- En México hay varias mujeres al frente de editoriales independientes que “estamos dando batalla. Somos más chambeadoras. Lo hacemos pensando en que tenemos que alcanzar eso que los hombres ya tienen de manera muy fácil. Tenemos que insistir para estar presentes”, expresó Noemí Luna García, quien dirige Eterno Femenino Ediciones (EFE).

La editorial surgió en septiembre de 2010 y desde su inicio se ha presentado en la Feria Internacional del Libro Zócalo, que en este año celebra su décimo novena edición, pero por primera vez ocupó este lunes 14 de octubre el foro principal, con la presentación del libro impreso por EFE, El Pornócrata, de Gonzalo Martré, en la cual participaron Pterocles Arenarius, Jorge Arturo Borja y el autor.

Stand de Eterno Femenino Ediciones en la FIL Zócalo 2019 

Luna García, quien moderó el acto llevado a cabo en el Foro Visión de los Vencidos (en homenaje a Miguel León Portilla), dijo a SemMéxico que ese hecho es de gran trascendencia y orgullo: “Me siento muy nerviosa, porque no cualquiera llega aquí. Hoy disfrutamos a un maestro grande de la literatura, quien nos dio la oportunidad de publicarle un libro”.

EFE fue una idea de Noemí: “La propuesta fue sacar libros con poco tiraje para publicar a aquellos autores que tocan y tocan puertas y nadie los toma en cuenta”. Se llamó así, “porque en algún momento hubiera querido que fuera de mujeres”, pues no se les da preferencia en las editoriales, aunado a que en México todavía tenemos el techo de cristal y porque muchas mujeres no se animan a publicar. “Se les hace más dura la crítica”, sostiene la periodista, quien colaboró en la revista Las Genaras.

Señaló que EFE surgió sin recursos en un contexto de guerra desatada por el entonces presidente Felipe Calderón, cuyas políticas no favorecieron a la cultura. “A nueve años, ya no esperamos nada […] Hemos crecido como equipo humano entre quienes alguna vez nos confiaron un libro para ser publicado. Nuestro mayor soporte son nuestros lectores. A ellos nos debemos y por ellos trabajamos”, afirmó contundente.

Al paso de los años, se ha sumado más gente al equipo de EFE, que a la fecha ha publicado 207 títulos de autoras y autores de diferentes géneros: ensayo, cuento, poesía, novela, teatro, manuales para formación de grupos y talleres literarios, algunos libros médicos, otro sobre historia de la masonería. Hace unos meses, también en el Zócalo, se presentó la edición número 200, Rapsodia al café, una compilación de poemas efectuada por Noemí.

Luna García expuso que las editoriales independientes afrontan varios problemas, entre ellos, la compra del papel que llega a México por “cantidades exageradas”, y las grandes editoriales lo acaparan. “Las editoriales pequeñas no podemos. Entonces, nuestros costos se elevan, porque estamos consumiendo el papel, pero de manera directa, en papeleras establecidas, y no como ellos lo compran: por lotes”.

Entre las mujeres que están al frente de editoriales independientes, Luna mencionó a María de Jesús Villalpando, de Ehéccatl Editor, con 16 años de trabajo, pero que todavía “ni la 4t [Cuarta Transformación] le ha hecho justicia, pues su editorial sigue siendo muy marginal”. Otras más son Mónica Soto (Amarillo Editores), Gabriela Ballesteros (Edición de Autor), Adriana Tafolla (VersodestierrO), Mónica González (Dragón Rojo) y Anaïs Blues (La tinta del silencio).

Sobre el libro de Martré, escritor y periodista con 91 años de edad, La editora indicó que le da mucha alegría sacar esta nueva edición, para que su pensamiento “siga vigente, siga vivo; sobre todo, ahora que estamos en una etapa muy pasiva, de decir que estamos en la Cuarta Transformación y aún no sabemos a dónde vamos a llegar. En cuestión de género, de mujeres, como que no vemos nada positivo”, añadió.

Por su parte, Martré mencionó que hace 41 años, la editorial Posada publicó la primera edición de El Pornócrata, pero corrió con poca suerte comercial. Quizá, porque “no estaban preparados para el tema” y porque “a los escritores satíricos no les va bien en la vida. Terminan en la cárcel o son asesinados. Yo nunca fui a la cárcel”, reconoció.

Ahora, opinó, ha cambiado el panorama de la lectura: “Se lee un poco más, pero no mucho más”, debido a la televisión y las redes sociales, por lo que espera que su novela satírica sobre el absolutismo presidencial mexicano corra con mejor suerte. Subrayó que en los seis sexenios anteriores los presidentes se convirtieron en enemigos de este país. “Parecía que se iban a salir con la suya. Por fortuna, el año pasado se puso un alto. El Pornócrata nos ayudará a comprender lo que pasó en México”, concluyó.

SEM/glg

Comment here

Accesibilidad