La OpiniónLupita Ramos Ponce

Mirada Violeta

309 Vistas

66 Aniversario del reconocimiento del derecho al voto de las mujeres

Lupita Ramos Ponce

SemMéxico. 16 de octubre 2019.- La lucha de las mujeres por ejercer sus derechos para votar y ser votadas en México tuvo sus primeras manifestaciones importantes durante los años 1884 y 1887, cuando por primera vez una publicación, la revista femenina Violetas del Anáhuac, fundada y dirigida por Laureana Wright González y escrita solamente por mujeres, demandó el sufragio femenino.

 En 1916 se realizó el primer Congreso Feminista en Yucatán, donde fue una de las demandas de las mujeres ahí reunidas. En mayo de 1923 la Sección Mexicana de la Liga Panamericana de Mujeres convocó al Primer Congreso Nacional Feminista. De las principales demandas que salieron de ahí estaban: la igualdad civil para que la mujer pudiera ser candidata a cargos administrativos al igual que emitir el sufragio. Como consecuencia de ese congreso, en San Luis Potosí las mujeres pudieron votar desde ese año y en Yucatán, Elvia Carrillo Puerto fue la primera mexicana electa diputada al Congreso Local, pero tuvo que renunciar por las presiones sociales.

En 1937 Lázaro Cárdenas recibió una iniciativa del Congreso de la Unión para que las mujeres pudieran obtener la ciudadanía, y así el voto. Sin embargo Cárdenas la vetó al afirmar que: “En México el hombre y la mujer adolecen paralelamente de la misma deficiencia de preparación, de educación y de cultura, sin embargo, el voto conservador lo darían las mujeres por la influencia que los curas pueden ejercer sobre ellas”.

En 1946 el presidente Miguel Alemán aprobó una iniciativa para que el artículo 115 constitucional estableciera la participación de las mujeres en las elecciones municipales, en igualdad de condiciones que los hombres.

El 6 de abril de 1952, cuentan que más de 20 mil mujeres congregadas en el Parque 18 de Marzo de la Ciudad de México, demandaban el compromiso de reconocer el voto a las mujeres al entonces candidato presidencial Adolfo Ruiz Cortines, quien asumió públicamente la demanda de las mujeres, por lo que las miles de mujeres ahí reunidas le gritaban “que lo repita, que lo repita”. Ruiz Cortines repitió sus palabras y un año después de ese histórico mitin, el 17 de octubre de 1953, Ruiz Cortines –ya como presidente– cumplió su palabra y promulgó las reformas constitucionales que otorgaron el voto a las mujeres en el ámbito federal.

 El 17 de octubre de 1953 se publicó la adición al artículo 34 constitucional que dice: “son ciudadanos de la República los varones y las mujeres que, teniendo la calidad de mexicanos, reúnan, además, los siguientes requisitos: haber cumplido 18 años, siendo casados, o 21 si no lo son, y tener un modo honesto de vivir”.

Este avance tan importante ocurrió después de que la ONU había llamado a los países miembros a reconocer los derechos políticos de las mujeres. México fue el último país de Latinoamérica en consolidar este derecho. Finalmente, el 3 de julio de 1955 las mujeres acudieron por primera vez a las urnas a elegir diputados federales. Sin duda, México cambió en 1953, pero no ha sido suficiente.

El reconocimiento del derecho de las mujeres a elegir a sus gobernantes y a ser electas, ha estado acompañado también de una serie de obstáculos y sobre todo de violencia política.

El logro del sufragio femenino es sin duda el corolario de sueños y esperanzas de una lucha reivindicatoria de nuestros derechos, sin embargo, la pelea por la ciudadanía plena, libre y sin violencias de las mexicanas, aún continúa.

 lupitaramosponce@gmail.com

@lupitaramosponc

Comment here

Accesibilidad