Mujeres

Acusan a catedrático de la UAEM por acoso sexual y escolar

651 Vistas
  • “Es una venganza académica”, responde Bazán Ramírez
  • Hay más víctimas, algunas son trabajadoras de la UAEM 

Estrella Pedroza

SmMéxico, Cuernavaca, Mor., 28 octubre 2019.- Erika Barrios y Daniela Olivares, alumna y ex alumna de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), denunciaron ser víctimas de acoso escolar y sexual por parte de Aldo Bazán Ramírez, académico de dicha instancia.

En redes sociales, el pasado miércoles 23 de octubre, las jóvenes difundieron dos videos, en el que cada una narra la situación que enfrentaron al tener como tutor de tesis o sinodal a Bazán Ramírez y denuncian que a pesar de las pruebas presentadas, una red de protección -integrada por académicos y autoridades universitarias- lo han mantenido a flote sin sanción, sin importar que ha sido reincidente en este tipo de denuncias.

Erika Barrios es estudiante de Doctorado en el Centro de Investigación Trasndisciplinar en Psicología (CITPSI) que inició en 2015, en entrevista exclusiva aseguró que recibió maltrato y humillaciones por parte de su sinodal, luego de negarse el 8 de enero de este año  a sacar de su tesis el proyecto de Semillero de Investigaciones, a pesar de que era el punto más importante de su tesis doctoral.

“Dijo que ese proyecto él pensaba desarrollarlo mejor, cuando me negué a declinar empezó el acoso escolar”, dijo.

Violencia psicológica, con expresiones como por ejemplo “No sé cómo me te atreves a enseñar a investigar si no sabes hacer investigación”, desestimaba el trabajo de Erika en público y ante el propio Comité Tutoral, la ofendía y llegó a los gritos acompañado de manotazos en el escritorio, entre muchas otras acciones inapropiadas.

E 25 de enero de enero, cuando el maltrato fue insoportable, inició un proceso para denunciarlo, defender sus derechos como estudiante y solicitar cambió de sinodal, pero se topó con pared debido a que “todo mundo o en la UAEM lo defendía”, añadió, la joven.

Por ejemplo, presentó una queja por hostigamiento ante la Coordinación de Posgrado y la repuesta fue que no la recibirían a menos que presentara argumentos académicos, acudió a la Procuraduría de Derechos Académicos, donde le reciben la queja y la envían con el secretario académico Mario Ordoñez Palacios y la directora de investigación y postgrado, Patricia Mussali Galante.

“En cuanto les expuse mi situación y mostré pruebas, tanto Ordoñez Palacios como Mussalu Galante, me intimidaron diciendo que si continuaba con el proceso yo iba a salir perdiendo”, recordó la estudiante.

Erika, continuó su camino de defensa (de cada paso mostró evidencia en documentos sellados) y buscó ser escuchada en CONACYT debido a que Bazán Ramírez la habría amenazado con quitarle su beca.

En CONACYT respondieron que por respeto a la autonomía de la UAEM no podía intervenir.

Eso molestó en demasía a Bazán Ramírez y hecho mano de su red de protección, se ausentó de la última evaluación tutoral y los otros integrantes del comité calificador optaron por reprobarla.

Para Daniela Olivares, ex alumna de maestría en psicología en la UAEM en 2010, fue víctima de acoso sexual “al ingresar a la maestría el profesor Bazán Ramírez se dedicó a enviarle mensajes inapropiados, a los cueles por supuesto no accedí”.

Al negarse a las insinuaciones de su tutor sobrevino un acoso académico “Se dedicó a desestimar mi trabajo, a hacerme sentir que como estudiante no valía nada, me quitó toda la seguridad en misma, se dedicó a hacerme bullying en redes sociales y era secundado por otros académicos”.

En su momento, Daniela Olivares presentó su denuncia por acoso sexual en la Procuraduría de Derechos Académicos, pero se negaron a recibirla y le informaron que solo podían recibir si se trataba de asuntos escolares.

Bazán Ramírez conoció de su visita a la Procuraduría y para evitar otra denuncia más le firmó su renuncia como tutor

En venganza, a días  de  su defensa de grado de su tesis todos los miembros de Comité Tutoral renunciaron en cascada amenazando su posibilidad de titularse.  

Erika y Daniela, lamentan que a pesar de estas y otras denuncias en el mismo sentido contra el catedrático, la  UAEM no haya  tomado acciones, ni sanciones contundentes como ha  ocurrido en otros casos en la misma  comunidad universitaria.

“Nosotras somos solo dos de las víctimas de este profesor, pero hay más casos, a raíz de que denunciamos en redes otras tantas se han acercado a nosotras pero no todas están en posibilidad de denunciarlo y dar la cara porque algunas están fuera del país y otras son trabajadoras de la UAEM”, dijo Erika Barrios.

Detallaron que en agosto del 2015 miembros del Consejo Técnico recibieron una denuncian por parte de una alumna y optaron por mandarlo de año sabático.

Para las jóvenes es claro que dentro de la UAEM “las alumnas y alumnos están solos porque las instancias que existen son conciliadoras pero pocas veces aplican una sanción y si no se lavan las manos”.

Por ello, piden a Gustavo Urquiza, rector de la máxima casa de estudios, la destitución de Aldo Bazán, que se investigue y desarticule la red de protección que existe “todos se cubren entre todos, se hacen favores y se apoyan entre sí”, dijo Daniela Olivares.

Bazán Ramírez dice que es “venganza académica”

“Es falso, es una venganza académica, no he recibido ninguna queja de los años que ellas mencionan, hasta ahora no hay ninguna queja ni internamente en la universidad ni de autoridades externas, estas denuncias tienen otro fin, tiene que ver con una incomodidad académica”, dijo en entrevista Aldo Bazán Ramírez, profesor investigador de la UAEM.    

Respecto a la denuncia realizadas por Erika Barrios señaló que se debe a que “yo fui miembro de su comité tutorial por tres años y medio y enero de este año ella consideró que el Comité le hizo observaciones que no le gustaron y a partir de ahí encabezó actos que van a difamarme, ella me acosa y ofende mediante cartas y diciendo falsedades diciendo que yo le grité y por ciento yo no tengo una voz alta”.

Indicó que las instancias académicas, entre ellas el Comité Tutoral, la Comisión Académica, la Procuraduría de Derechos Académicos y hasta CONACYT, se manifestaron y no consideraron la existencia de algún acto inadecuando.

Mientras que en el caso de Daniela “ella hizo un escrito a CONACYT en el mes de marzo, seguido a este (el de Erika), ahí menciona sobre algunas acusaciones y yo respondí y se atendió el caso y no es cierto, pues”, dijo.

Para él académico, estas denuncias son una simple acción mediática para afectar su imagen y a su familia, “si dicen que están este tipo de acciones o denuncias, ¿dónde están? ¿Porque lo dicen hasta ahora?”.

Además, negó que exista y tenga una red de protección académica “Yo no podría influir en cuatro o cinco académicos, por favor, decirlo es demeritar a mis compañeros”.

Indicó que en 2015 se fue de año sabático “ese es un derecho, cada seis años, no es un premio o castigo”.

El investigador aseguró estar dispuesto a comparecer ante las autoridades académicas correspondientes a fin de aclarar esta situación y dijo que evalúa la posibilidad de presentar una denuncia por difamación.

UAEM se pronuncia 24 horas después

La Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) guardo silenció por más de 24 horas, fue hasta la noche del jueves que emitió un pronunciamiento en que expresa disposición para atender cualquier queja o denuncia de integrantes de la comunidad universitaria.

También informó que se activa el Protocolo de Actuación para la Prevención y Atención Temprana de Casos de Violencia en la UAEM” y se detalla que la Unidad de Atención de Víctimas de Violencia se instalara por tres días consecutivos en el tercer piso de la Facultad de Psicología.

Lo anterior, a pesar de que en el propio Protocolo establece en el Artículo que las quejas pueden presentarse de forma escrita, oral, telefónica, correo electrónico o por cualquier medio idóneo.

“Y si bien establece en el Artículo 16 que no se atenderá ninguna denuncia anónima, las denuncias de Erika y Daniela fueron vía redes sociales, lo que aplica como otro medio idóneo y  no son anónimas  por lo que la Unidad  debió haber iniciado ya las  investigaciones”, explicaron académicos  de la  UAEM. 

SEM/ep/sj

Comment here

Accesibilidad