Internacional

Las mujeres tenemos que frenar a la ultraderecha

147 Vistas
  • «Hay que decirle a los hombres que son ellos los que no tienen que violar, hay que decirles que no tienen ningún derecho de salir a la calle para acosar y violentar a las mujeres»

Por Carolina Domínguez González-Besada

SemMéxico/AmecoPress. Madrid, 08 nov. 2019. AmecoPress.- «Es importante que nos dirijamos a los violentos y a los maltratadores. Hay que orientar las campañas a los maltratadores, hay que responsabilizarlos a ellos de sus comportamientos. La violencia machista tiene muchos formatos. Se ejerce también en el trato cotidiano, por lo tanto, hay que dirigir los mensajes a los hombres para que identifiquen los comportamientos machistas que están teniendo y que pueden traducirse en violencia contra las mujeres. Las últimas campañas han ido dirigidas a los ellos». Así destaca uno de los objetivos más importantes en la lucha contra la violencia machista Laura Berja, diputada del Partido Socialista por Jaén y miembro del Senado desde hace ya varios años.

Lo que afirma esta diputada feminista es muy importante, ya que hasta ahora todas las campañas dirigidas a luchar contra la violencia de género tenían como único objetivo a las propias mujeres. Eslóganes como «denuncia» o «pide ayuda» eran los que llenaban las campañas de anteriores años y no es que estén mal, al contrario, ayudaron con el mensaje a muchas víctimas que vivían realidades imposibles de imaginar. Para Laura ha llegado el momento de destacar la responsabilidad del verdadero culpable: «Hay que decirle a los hombres que son ellos los que no tienen que violar, hay que decirles que no tienen ningún derecho de salir a la calle para acosar y violentar a las mujeres».

En estas elecciones el partido socialista quiere dejar clara su posición y que no haya duda alguna al respecto: «El Psoe es un partido feminista, hemos impulsado las leyes de igualdad, la de violencia de género, de interrupción del embarazo… Hemos incorporado más mujeres que nadie al Consejo de Ministros en la historia de la democracia, llevamos un programa plagado de medidas feministas. La perspectiva feminista en el programa del Psoe está desde la página uno hasta la última», afirma Berja.

Y es que aún vivimos en una sociedad machista y patriarcal que necesita reformas importantes tanto a nivel legislativo como judicial. Violaciones como las de la manada de Pamplona o la de Manresa, dejan en evidencia la necesidad de medidas urgentes contra esos comportamientos machistas que abundan en toda la sociedad y que en muchos, muchísimos casos acaban en violencia sexual. Para castigar estas atrocidades hay que modificar las leyes con carácter urgente y el Partido Socialista tiene intención (esperemos que tras las elecciones sea una realidad) en su programa de modificar el Código Penal para que se dicten sentencias más justas de las que se han producido hasta la fecha.

Solo sí será sí

«Lo hemos expresado, tanto el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez, como muchas compañeras y compañeros del Consejo de Ministros y distintos cargos de PSOE. Nosotros llevamos en el programa la modificación del Código Penal para clarificar que solo sí, sea sí. Es decir que cualquier otra circunstancia, el silencio u obviamente la oposición, no sea facilitadora de la agresión sexual. Osea que solo sí, sea sí. Creemos que es necesario modificar el Código Penal para que no se den situaciones como las de algunas sentencias, que nos parecen pavorosas, considerando abuso sexual, y no violación o agresión, las violaciones en manada». Así de claro deja Laura Berja la posición del partido.

«En todas las relaciones sexuales basadas en la dominación y en la posesión se está ejerciendo violencia»

Cambiar la legislación puede ayudar y mucho a que el número de violaciones que hay en España, cuatro al día como mínimo, sean castigadas con más contundencia y, sobre todo, que por fin sea cada acto llamado por su nombre, y es que parece que cuesta utilizar las palabras adecuadas. Pero para conseguir un cambio real y luchar a largo plazo contra la violencia sexual, la mejor medida que se puede tomar es educar a los niños, chicos y hombres de una manera adecuada y así lograr que, desde la raíz el problema deje de ser problema. «La única fuente de información a la que acceden para su formación sexual es la pornografía. La pornografía representa un modelo de relación sexual dominada por el hombre sobre las mujeres… Por lo tanto, desde que tienen una pareja les exigen ese modelo de relación sexual y ya, desde ahí, empieza la violencia. En todas las relaciones sexuales basadas en la dominación y en la posesión se está ejerciendo violencia. Tenemos que garantizar la incorporación de una asignatura de educación afectivo-sexual en el itinerario educativo para que tengan una referencia de relación sexual igualitaria, basada en el respeto y también en el placer femenino…», explica la diputada.

Para continuar con la lucha contra la violencia machista uno de los pilares fundamentales es el Pacto de Estado contra la Violencia de Género que fue aprobado en diciembre de 2017. Según Berja el Psoe lo tiene como una prioridad y están destinando todos los medios disponibles a su alcance para conseguir que cumpla su función en su totalidad. «Hemos puesto más de 200 millones de euros al desarrollo de las medidas del Pacto de Estado. Una de las primeras modificaciones legislativas que hizo el Gobierno de Pedro Sánchez fue la de impulsar la Modificación de la Ley del Poder Judicial para incorporar formación en perspectiva de género a todos los operadores jurídicos y así poder evitar esa justicia patriarcal que en muchas ocasiones nos encontramos». 
«Otra modificación que fue muy importante es la modificación de la propia Ley 1/2004, la Ley contra la Violencia de Género, que facilita la acreditación de la condición de víctima. Muchas víctimas de violencia de género no denuncian, pero no denunciar no tiene que suponer un bloqueo para acceder a los recursos de protección de las víctimas. Para nosotros es fundamental que se pueda acreditar esa condición de víctima sin necesidad de la denuncia», destaca con orgullo Berja.

Los permisos de paternidad y de maternidad aún son desiguales

A lo largo de los diferentes gobiernos socialistas se han aprobado muchas de las leyes feministas y que protegen a las mujeres víctimas de violencia de género, pero es igual de cierto que muchas de las medidas que se han llevado a cabo son claramente insuficientes. Hace unos meses ampliaron los permisos de paternidad a ocho semanas para conseguir la igualdad con los permisos de maternidad, algo muy necesario en el camino a la igualdad real. El problema es que dicho Decreto Ley aún tiene aspectos que dejan clara la superioridad masculina en este aspecto. Por ejemplo, los hombres tienen derecho a negociar con la empresa el momento en el que hacer uso de la ampliación de dicho permiso, mientras que las mujeres no tienen esa opción. Ante esta situación la diputada por Jaén tiene claro el trabajo que aún les queda por hacer: «Es cierto que solo es un primer paso. Hasta conseguir la igualdad real en los permisos hay que hacer una serie de modificaciones y hay que aspirar a un modelo que contribuya a que las dichas bajas no vayan en contra de las carreras de las mujeres. Por lo tanto, todo aquello que constituya una desigualdad entre hombre y mujeres, en cuanto al acceso de estos permisos, tiene que revisarse y cambiarse. El modelo totalmente igualitario es el que nosotros defendemos y al que nos estamos dirigiendo. Tenemos que revisar las anomalías que tienen».

Ahora que las elecciones están a la vuelta de la esquina otra vez es el momento de poner las cartas encima de la mesa. El auge de la ultraderecha es una evidencia ante la que no se pueden cerrar los ojos y mucho menos las mujeres, ya que partidos como Vox van a intentar recortar los derechos que se han conseguido hasta ahora. «Hay una cuestión fundamental, ahora mismo nos jugamos el presente y el futuro de los Derechos y libertades de las mujeres en estas elecciones. La ultraderecha tiene un discurso que pone la diana en las mujeres. El retroceso que puede producirse si el discurso de la ultraderecha llega a las instituciones es terrible. Vox niega la violencia machista y no solo eso, sino que además dice que las mujeres nos inventamos la violencia, hace alusión a las denuncias falsas como si fuera la realidad de violencia de género», alerta la diputada con preocupación.

La realidad son las 1026 mujeres asesinadas

La realidad de la violencia de género son las 51 mujeres asesinadas este año. La verdad son las 1026 mujeres asesinadas desde el año 2003. Esa es la violencia machista que algunos partidos quieren negar e incluso borrar. “En estas elecciones encontramos la posibilidad real de que Vox entre en las instituciones de manos de partidos como PP y Cs, que les está poniendo la alfombra roja su acceso a las instituciones. Las mujeres tenemos que frenar a la ultraderecha”, destaca Laura.

La violencia machista existe y es un problema real que ningún partido podrá negar o esconder. La desigualdad entre mujeres y hombres es una de las realidades que día a día todas las mujeres tienen que vivir en cada aspecto de su vida. La igualdad es el objetivo de todas las feministas que irán a votar este 10 de noviembre.

Comment here

Accesibilidad