Congreso

Proponen aspirantes a la SCJN dejar de criminalizar el aborto

315 Vistas

* Es un problema de salud, coinciden las tres aspirantes

* Responden a preguntas de la diputación y a otras enviadas por la sociedad  civil

Elda Montiel

SemMéxico, Cd. de México, 5 diciembre 2019.- El aborto debe ser considerado como un problema de salud pública y dejar criminalizarlo, coincidieron las aspirantes a ocupar la vacante de la Suprema Corte de la Nación, Diana Álvarez Maury, Ana Laura Magaloni Kerpel y Margarita Ríos-Farjat, al comparecer ante la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados.

El aborto formó parte de los programas expuestos por las integrantes de la terna propuesta por el Presidente de la República, para ocupar la vacante que dejara el ministro Eduardo Medina Mora en la Corte.

Diana Álvarez Maury, quien actualmente es subsecretaria de la Secretaría de Gobernación, se pronunció en contra de la criminalización de las mujeres como se incluye en varias legislaciones de los estados del país, por lo que dijo debe abordarse desde una perspectiva de salud pública.

“El aborto tiene que dejar de ser criminalizado, la cárcel no es solución”, dijo Ana Laura Magaloni Kerpel, quien consideró necesario implementar políticas públicas que comprendan el contexto de exclusión y de injusticia que viven los sectores más vulnerables para evitar embarazos no deseados, no sólo penalizarlo.

La actual titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Margarita Ríos-Farjat, coincidió con las otras dos aspirantes a la SCJN, al señalar que no debe criminalizarse a las mujeres por abortar, ya que quienes están en la cárcel lo hicieron motivadas por razones económicas, culturales y educativas, por lo que debe existir el acompañamiento educativo, cultural y solidario de sociedad en este tema.

Abordaron también temas relacionados con la autonomía del Poder Judicial, regularización del uso del cannabis, austeridad presupuestal y derechos humanos, entre otros.

Diana Álvarez Maury se deslindó de tener alguna afiliación partidista y de participar en actividades político-electorales. “No tengo ni he tenido vínculo de amistad o parentesco que pudiera afectar la independencia de mi función y decisión en caso de ocupar el cargo. Soy y siempre he sido una mujer profesional, independiente e imparcial”, dijo.

Respecto a la regulación del uso de cannabis, opinó que sería una medida positiva para el país, a la que se tiene que llegar mediante un debate amplio. Advirtió que si no se norma su consumo seguirán la violencia y las ganancias económicas para grupos criminales, por lo que el Estado debe estar preparado para una medida de este tipo, a fin de proteger los derechos de la niñez y la adolescencia.

Álvarez Maury se pronunció por garantizar, a toda costa, la autonomía presupuestal del Poder Judicial, a fin de asegurar su buen funcionamiento e independencia, pero con autocritica al interior de ese órgano para analizar la manera en que puede aportar a la austeridad que viven las instituciones actualmente.

En el encuentro, también fueron realizadas preguntas enviadas por organizaciones de la sociedad civil, atendiendo el principio de Parlamento Abierto.

Ana Laura Magaloni Kerpel expresó que, de contar con el voto de las y los legisladores, trabajará sobre dos ejes: el acceso a la justicia, abriendo las puertas de las instituciones en la materia a los millones de mexicanos que viven sin la protección de la ley y los límites al ejercicio del poder, asegurando que el impulso de cambio social no desborde los cauces constitucionales.

Respecto a la regulación del uso del cannabis consideró que el tema no le corresponde al Poder Judicial sino al Legislativo, quien tendrá que realizar un debate informado para eliminar el viejo sistema punitivo. No obstante, señaló el 60 por ciento de los internos en penales federales están ahí por delitos contra la salud, correspondiendo el 38 por ciento a la posesión de marihuana. 

Magaloni Kerpel dijo estar dispuesta a bajar su sueldo, pues considera que los jueces tienen que verse como árbitros creíbles e imparciales. “Yo no estoy buscando un sueldo, yo estoy buscando servir a mi país y ser una espléndida ministra que pueda ayudar a que éste sea más igualitario y justo”, expresó.

En su turno, Margarita Ríos-Farjat destacó la importancia de fortalecer a las instituciones y la independencia del Poder Judicial y su autonomía presupuestal para no afectar su funcionamiento. Opinó que la Corte no debe ser ni oposición ni partidaria, sino tener “un discreto y potente papel a la hora de clarificar la Constitución”.

Consideró que la Corte tiene un papel fundamental en la salvaguarda de los bienes nacionales y en el funcionamiento del mercado, ya que el objetivo es garantizar el crecimiento en términos de justicia, igualdad y equidad.

En el caso de la legalización del cannabis, afirmó que cree en el libre desarrollo de la personalidad y en la autonomía de las personas. Dijo que es necesario que las autoridades discutan, revisen, evalúen y consensen ampliamente la manera en que se debe legislar este tema. En materia fiscal consideró que sería muy positivo, ya que ha tenido éxito en otros países.

Este día sería votada en la comisión la propuesta de quién sería la futura Ministra.

SEM/em/sj

Comment here

Accesibilidad