Redes

OXFAM: El trabajo en el hogar equivale a 1.7 billones de pesos y no se paga

220 Vistas
  • La organización advirtió que este tipo de actividades recae sobre mujeres y niñas, lo que aumenta la brecha de género. OXFAM recomendó establecer un Sistema Nacional de Cuidados.

Ariadna Ortega

SemMéxico/Expansión Política. Ciudad de México. 22 de enero 2020.- En México, el trabajo de cuidados no remunerado (lavar, planchar, cocinar, así como el cuidado de menores, adultos mayores y personas con discapacidad) equivale al menos a 1.7 billones de pesos, de acuerdo con el informe Tiempo para el cuidado: el trabajo de cuidados y la crisis global de desigualdad.

El documento, presentado en el Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza, señala que hay alrededor de 12,500 millones de horas diarias de este tipo de trabajo realizado por mujeres.

Expertos de la organización OXFAM coincidieron en que esto incrementa la desigualdad y las brechas de género, pues los hombres dedican en promedio cuatro horas menos que las mujeres a estas actividades.

“La desigualdad en las labores de cuidados crea un ciclo vicioso de desigualdad económica y de género, que impide a las mujeres acceder a servicios de educación y salud, empleo digno y suficiente, participación política, contextos libres de violencia y, en general, medios y bienes que les permitan construir y disfrutar de vidas plenas y satisfactorias”, plantearon.

“A partir de la experiencia del cuidado de las mujeres y las niñas en todo el mundo, las brechas de género y las brechas económicas que persisten se están retroalimentando la una a la otra, es común pensar que las mujeres que cuidan son mujeres que no trabajan o no están haciendo nada, y lo que estamos intentando evidenciar es que este trabajo es una actividad productiva”, dijo Rocío Stevens, directora de Movilidad y líder global de Investigación de OXFAM.

Los expertos señalaron que se necesita un sistema económico más justo, que reconozca el trabajo de cuidados no remunerado y mal remunerado. También se requiere reducir el número total de horas que las mujeres dedican a las labores de cuidados no remuneradas; ​redistribuir el trabajo de cuidados de forma más equitativa dentro de las familias y, al mismo tiempo, trasladar labores al Estado y al sector privado, y representar a las proveedoras de cuidados más excluidas, garantizando que se tengan en cuenta sus puntos de vista en el diseño y la ejecución de las políticas, sistemas y servicios que afectan a sus vidas.

OXFAM enfatizó que se deben garantizar salarios, jornadas, tratos dignos y justos. “Se estima que hay 67 millones de trabajadores del hogar en el mundo, de los cuales 80% son mujeres, y tan solo el 10% están protegidas por la legislación laboral general en la misma medida que el resto de los trabajadores”, expone el documento.

En México, detalla el informe, existen aproximadamente 2.4 millones de personas trabajadoras domésticas, de las cuales 98% no tiene contrato y su ingreso promedio mensual es de 1,550 pesos, lo que no es suficiente para cubrir sus necesidades alimentarias básicas.

Las recomendaciones de OXFAM a México

1. Invertir en un Sistema Nacional de Cuidados, fondeado con impuestos progresivos a la riqueza, que permita reducir la desproporcionada responsabilidad de trabajo de cuidados que recae sobre mujeres y niñas, lo que podría avanzar progresivamente a un modelo universal, desligado del estatus laboral y financiado por impuestos generales para garantizar que toda la población tenga licencia de maternidad pagada por 90 días como mínimo; ampliar la licencia de paternidad al tiempo equivalente a la de maternidad; garantizar que todas las personas con hijos tengan acceso a una estancia infantil; aumentar la cobertura y calidad de los servicios de cuidados para personas con discapacidad; extender y mejorar la calidad de los servicios de cuidados para adultos mayores.

2. Aumentar los impuestos progresivos y crear nuevos impuestos a la riqueza extrema para financiar servicios que reduzcan la desigualdad y pobreza. Para OXFAM, es fundamental aumentar impuestos progresivos como el ISR, reducir la evación fiscal, disminuir subsidios regresivos y, particularmente, gravar la extrema riqueza para invertir en servicios públicos gratuitos y universales que disminuyan los enormes niveles de desigualdad y pobreza. OXFAM plantea que “un impuesto del 0.5% a la riqueza del 1% de las personas de mayores ingresos en México podría aumentar siete veces el presupuesto de guarderías del IMSS (12,500 millones de pesos)”.

3. Reconocer en la Constitución el derecho al cuidado como un derecho universal garantizado por el Estado. Actualmente, solo la Constitución de la Ciudad de México reconoce explícitamente el derecho al cuidado.

4. Hacer los cambios legislativos e implementar las políticas pertinentes para el cumplimiento del Convenio 189 de la OIT. A finales de 2019, México ratificó el Convenio 189 de la OIT sobre la protección de quienes trabajan en el hogar, pero debe esto ir acompañado de cambios legislativos y políticas públicas para que los compromisos se conviertan en realidades.

SEM/Expansión Política

Comment here

Accesibilidad