Internacional

El coronavirus muestra el lado más solidario de la sociedad

113 Vistas
  • La ciudadanía se vuelca en iniciativas altruistas para intentar mejorar la situación frente al COVID-19

Por Nora Fernández Fernández

SemMéxico/AmecoPress, Madrid, 24 mar. 20. AmecoPress.- Muchas son las iniciativas que se han llevado a cabo en estos últimos días a causa de la crisis que está provocando el coronavirus. La falta de medios y la descontrolada propagación del virus han hecho que se pongan en marcha varias propuestas solidarias para intentar ayudar a controlar el virus; sobre todo en cuanto al ámbito sanitario y al cuidado de la propia ciudadanía.

Aunque quedarse en casa es la mayor ayuda que alguien puede hacer en estos momentos, hay muchas otras iniciativas funcionando desde la semana pasada que reúnen el aporte de gran parte de la sociedad que ha querido aportar su granito de arena y ayudar en estos momentos tan delicados para la salud y la convivencia.

Estas actuaciones altruistas se extienden por toda España con el único propósito de mejorar la situación, mostrando la cara más solidaria de las personas que deciden colaborar. Aunque siempre hay tiempo para alegrar el balcón o las ventanas, muchas han sido las personas que se han organizado para prestar un servicio más directo a la ciudadanía sobre todo en el ámbito de los cuidados.

Redes de cuidados

Dedicadas a las personas mayores y en general a la población de alto riesgo (con problemas respiratorios, otras enfermedades…), han aparecido varias redes de cuidados en los distintos barrios de Madrid ofreciendo el servicio de compra y otras tareas básicas evitando así la exposición de esas personas al virus.

PNG

Es el caso de la Red de Cuidados de Moratalaz, un grupo de vecinas y vecinos de dicho barrio que han querido aportar su granito de arena y ayudar a fortalecer los lazos de la vecindad apoyándose mutuamente en esta crisis sanitaria. Tras ser formalizada el día 15 de este mes, desde el mismo 16 varias voluntarias y voluntarios comenzaron a repartir carteles por el distrito para correr la voz.

Desde entonces, poco a poco, van ampliando la red y ayudando como pueden. 39 han sido los ofrecimientos de personas para ser voluntarias en la red que poco a poco se han ido incorporando; 12 son los servicios de compra de comida y medicamentos que han realizado hasta este domingo 22 y han tenido que derivar a recursos municipales peticiones de cinco personas que con los medios de los que disponían no podían atender. Y es que el problema sigue siendo el mismo: la falta de medios. Mayte Cases, miembro del Equipo de Coordinación de la Red, cuenta en entrevista con AmecoPress que incluso a ellas les “han llegado dos casos de personas a los que los servicios municipales (Samur Social) les han dado el teléfono de la Red de Cuidados para atender necesidades que deberían estar cubriendo los servicios sociales”.

PNG

“Todos los días hay personas que se ofrecen alguien para echar una mano – dice Mayte Cases – Ya no hay tanto solicitudes de demandas. Ahora estos últimos días está creciendo un poquito más, pero suponemos que según se vaya alargando la situación la gente irá haciendo más demandas”. La personas voluntarias, de un rango de edad muy amplio, han llegado a recibir demandas a cubrir desde Vallecas, que derivaron en la red de cuidados de esa zona. “Cada vez es más conocido y nos van llegando más solicitudes –continúa Mayte Cases – aunque es posible que la gente desconfíe al principio, de hecho, una señora llamó diciendo que de estas cosas ‘no te puedes fiar’. Pero en general, hay un buen concepto de la gente, se agradece tanto la ayuda de las personas voluntarias como la colaboración de las que se dejan ayudar”.

Al final, una red se retroalimenta con cada pieza de los lazos que la unen, y la confianza en esos lazos es clave. Explicaba Mayte, que por eso “hay veces que hacemos compra poniendo los voluntarios y voluntarias el dinero por adelantado, y eso ha funcionado perfectamente, no ha habido ningún tipo de problema. La confianza se va extendiendo”.

De manera parecida están actuando otras muchas redes de los barrios de Madrid, de Barcelona, de Sevilla… extendiendo confianza y fortaleciendo los lazos del barrio y la vecindad para superar estos momentos de la mejor manera posible.

Otra iniciativa solidaria en relación con los cuidados nace en el barrio de Vallecas, pero esta vez para el cuidado de los más pequeños y pequeñas. Unas vecinas de este barrio madrileño han querido echar una mano tras el cierre de las escuelas en toda España. El colectivo Vallekanas Feministas KM9, compuesto por unas 20 mujeres que se unieron tras una agresión producida en su barrio, han propuesto una solución: crear un grupo de WhatsApp para familias que necesiten ayuda con sus hijos e hijas en el barrio. “Una compañera me habló de hacer esta iniciativa porque había visto que en Tetuán ya estaban haciendo algo parecido”, explica Marimar Amoedo, integrante de este colectivo.

Vallekanas Feministas KM9 ha anunciado la iniciativa a través de un mensaje distribuido por sus redes sociales y todos sus contactos. Aquellas familias interesadas en los servicios de cuidados solo tienen que pinchar este enlace para unirse a un grupo de Whatsapp y cuadrar los horarios. Los cuidadores se organizan usando una hoja de Excel compartida en la que ponen cuándo están disponibles. De esta manera, las familias pueden acceder a este documento y buscar a alguien que les pueda ayudar en el momento oportuno, y las vecinas de “Vallekanas Feministas KM9” le proporcionan su contacto.

“La mayoría de personas que se han inscrito para ayudar son mujeres. –dice Amoedo – Nos encontramos con que los cuidados nos siguen perteneciendo sólo a nosotras”. Además de esta iniciativa, Vallekanas Feministas KM9 han decidido crear un canal de Youtube cooperativo con el fin de “divertir y enseñar” a los niños y niñas del distrito. Aquellos vecinos que quieran colaborar, pueden mandar contenido al mail vallekanasfeministaskm9@gmail.com y se irán subiendo a la plataforma. Por el momento, se pueden encontrar vídeos que van desde una madre enseñando lenguaje de signos con su hija hasta una marioneta explicando temas diversos.

PNG

Al personal sanitario

La cita de las 20:00 h de la tarde lleva reservada desde el primer día para agradecer con un gran aplauso todo el esfuerzo y dedicación del personal sanitario en estos días de colapso e histeria dentro de los hospitales. Aunque a veces el silencio de la jaula de cuatro paredes de un piso pueda agobiar, más agobian seguro los trajines de los hospitales y sus prisas. Si ya de normal eran así, imaginémonos estos días.

Uno de los grandes problemas de esta crisis sanitaria es la falta de medios para atender a tantos pacientes infectados, a causa de la rápida propagación y contagio del COVID-19. El desabastecimiento de material sanitario es evidente y por ello, un sector de la población también ha querido contribuir a la causa para suplir la falta de medios de los hospitales utilizando impresoras 3D. Muchas personas con conocimientos de impresión 3D se han dedicado a fabricar mascarillas, viseras de protección, batas, guantes y prendas estériles.

JPEG

A esta demanda de material responde la iniciativa solidaria que se puso el domingo en marcha en la ciudad de Linares, Jaén. A partir de entonces, el Consistorio linarense y la compañía Sicnova, experta en el sector, fabricarán en el Parque Científico Tecnológico los medios sanitarios demandados. Para mayor efectividad, mayor número de fabricaciones y más material a repartir. Por ello, desde la compañía Sicnova y el Ayuntamiento de Linares invitan a toda persona que tenga una impresora 3D a entrar en la web de Sicnova y completar el formulario para que reciba el material necesario y empezar a fabricar, creando una red de microfábricas capaces de suplir esa falta importante de material.

Una propuesta parecida ha tenido un grupo de vecinos y vecinas de Fuenlabrada, que ha puesto en marcha un grupo de trabajo en redes sociales donde recabar ideas y poder llevar a cabo la impresión 3D de material sanitario que necesite el Hospital Universitario de la localidad, entre ellos, los respiradores o mascarillas moldeables.
Apoyados por el Ayuntamiento, este grupo de «fundidores 3D» se encarga de recabar ideas y propuestas por parte de sus miembros, proyectos que posteriormente deben ser validados y aprobados por el personal sanitario del hospital para empezar la impresión. De esta manera, hasta el momento se han recogido ideas para confeccionar viseras, respiradores o mascarillas moldeables.

Hay un formulario colgado en la nube donde ya hay registradas 280 impresoras 3D de 79 ciudades distintas de todo el país disponibles para empezar a fabricar y un grupo de trabajo y coordinación en Telegram.

JPEG

El papel de las redes sociales

Siendo el único hilo que sigue conectando a la humanidad, las redes sociales han tomado gran importancia estos días de confinamiento, por si no tenían ya demasiada. A través de ellas han sido posibles muchas de las iniciativas que están ayudando a “Frenar la curva” y así augurar un futuro mejor.

Las redes sociales constituyen para muchos el único contacto que tienen con la vida social estos días, tras la cuarentena decretada por el estado de alarma. Con tanto tiempo libre, muchas personas (sobre todo las más jóvenes) pasan la mayor parte de él mirando la pantalla del móvil. Y lo cierto es que contenido no falta.

Muchas han sido las personas que han prestado asesoramiento u otros servicios por Twitter, Facebook y otras redes sociales, dándole a estas plataformas un papel muy importante en lo que se refiere a la creación de las redes de personas, que ahora más que nunca necesitan del contacto virtual para evitar el físico.

Aunque muchas iniciativas solidarias han sido gestionadas por redes sociales, hay que llevarlas a la vida práctica para que tengan sentido, no pueden quedarse en un mero mensaje de 140 caracteres. Sin embargo, para aquellos que no puedan ayudar de otra manera, quedan muchas iniciativas para que cada persona pueda expresar su apoyo y su compromiso con esta crisis sanitaria.

Una de estas propuestas es esta que consiste en dibujar un gran arcoíris y colgarlo en la ventana, terraza o balcón para que toda la vecindad lo vea, y confiar en que #Todovaasalirbien. Esta iniciativa, nacida en Italia, busca que los niños y las niñas respeten la recomendación de quedarse en casa y saquen su lado más artístico al dibujar. Los colores del arcoíris dan alegría a la calle y a las personas que miran detrás de las ventanas.

Para seguir recopilando más iniciativas solidarias, el Ayuntamiento de Madrid ha creado el ’balcón virtual’, que ha reunido en sólo tres días hasta 327 iniciativas solidarias propuestas por la ciudadanía para hacer frente a las consecuencias de la pandemia de coronavirus. La delegada de Coordinación Territorial, Transparencia y Participación, Silvia Saavedra, agradecía en Twitter los más de tres centenares de propuestas. Para participar o conocerlas se puede hacer a través de la plataforma Decide Madrid.

Algunas de ellas, como ha explicado Saavedra, ya están en marcha, como el servicio de hoteles de referencia para el descanso de profesionales de los centros sanitarios, habilitado por la Comunidad.

Desde el pasado 20 de marzo, ’Madrid sale al balcón’, pretende canalizar y recopilar las propuestas de individuos y asociaciones para mejorar la calidad de vida de la sociedad mientras se mantenga la situación de alarma a causa de la pandemia del coronavirus.

El punto de referencia es el balcón, convertidos en espacios de encuentro durante la cuarentena y desde donde cada día se agradece la labor de los trabajadores y las trabajadoras de los servicios esenciales. También sirven para felicitarse el cumpleaños, cantar juntos el ’Resistiré’ del Dúo Dinámico o hacer deporte colectivamente, en definitiva, son un símbolo de solidaridad.

Comment here

Accesibilidad