Botella al MarMartha Canseco

Botella al Mar

149 Vistas

Cobardía

  • Mandato

Martha Canseco González

SemMéxico, 13 de abril, 2020.- Hace algunos meses entrevisté a seis mujeres que encontraron en el Centro de Justicia para Mujeres de Hidalgo, solución a los problemas de violencia que vivían de manera cotidiana a manos de sus parejas, sí, esos que juraron quererlas y cuidarlas.

Una de ellas, quien acudió en busca de ayuda luego de la primera agresión física, por supuesto sufría de otros tipos de violencia, me comentó que ya divorciada pudo platicar tranquilamente con su ex marido y le preguntó: – ¿por qué me pegaste? -, él respondió, – no sé, no sé porque –.

He estado releyendo a Rita Segato, “Estructuras Elementales de la Violencia” y nuevamente encuentro en esas líneas con una nitidez pasmosa la raíz de este problema. Dice Rita, así como existe la expresión “el arte por el arte”, así se puede definir la violencia contra las mujeres, “la violencia por la violencia”. Al referirse a la violación señala:

“La violación no es consecuencia de patologías individuales, ni en el otro extremo, un resultado automático de la dominación masculina ejercida por los hombres sino un MANDATO. Mandato, hace referencia al imperativo y a la condición necesaria, para la reproducción del género como estructura de relaciones entre posiciones marcadas por un diferencial jerárquico. SE TRATA DE UN ACTO NECESARIO EN LOS CICLOS REGULARES DE RESTAURACIÓN DE ESE PODER”.

Por eso la afirmación de las feministas de que la violencia machista, es eminentemente una cuestión de voluntad, que se acabará en muy buena medida cuando los agresores decidan dejar de violentar ya sea para dominar y controlar o para dejar clara una posición de poder.

Esta reflexión viene al tintero por lo que está ocurriendo al interior de cientos de hogares mexicanos debido al confinamiento forzado por el COVID-19. Como nunca la violencia contra mujeres, niñas y niños va en aumento. Por supuesto éste es un acto de monumental y enorme cobardía por parte de los agresores machistas. ¡Hoy más que nunca los hombres deberían sentir vergüenza de sus pares, de sus compinches, de sus compadritos!

Mi amiga Martha Spiers, me hizo llegar el texto del escritor británico, Nate White, quien explica por qué Donald Trump es tan impopular en Gran Bretaña y creo que Trump es la personificación por excelencia de un agresor machista.

“Hay reglas no habladas en esto- las reglas de Queensberry de la decencia básica- y Trump las rompe todas. Él golpea hacia abajo- lo que un caballero nunca debería hacer- y cada golpe que apunta lo dirige por debajo del cinturón. A él le gusta patear a los vulnerables o sin voz- y los patea cuando están en el piso”.

Así el machismo mexicano. Ésta aldeana forma de ser está aprovechando el confinamiento, cuando mujeres, niñas y niños no tienen a dónde ir, cuando es más difícil recibir ayuda, para golpear por la espalda y en el piso, ¡Cobardes, mil veces cobardes!

Por eso tiene toda la razón Belén Sanz, representante de ONU Mujeres en México, quien en entrevista con el Centro de Información de las Naciones Unidas en México y al referirse a la prevención de la violencia de género señaló:

“También nos parece importantísimo que la sociedad en su conjunto aproveche esta oportunidad para redistribuir las responsabilidades al interior del hogar. Tenemos datos que nos indican que aquellos hogares donde las tareas de cuidado no remunerado se distribuyen entre hombres y mujeres entre las personas que tienen responsabilidades en el cuidado del hogar, esos hogares son hogares con menos índices de violencia, esto contribuye a un mayor nivel de armonía y de paz al interior de los hogares”

Por todo esto, ya es tiempo de que los hombres se manifiesten clara y abiertamente contra la violencia de género y lo hagan interpelando a sus pares, y digo interpelar porque esta acción exige del otro una reparación, repuesta o cambio.

¡Entiendan! Las mujeres no necesitamos que nadie nos defienda, porque al hacerlo nos ponen nuevamente en una posición de vulnerabilidad, lo que necesitamos y de manera urgente es que los agresores machistas dejen de una vez por todas de violentarnos, así nadie tendrá que defendernos. ¡de eso se trata todo!

botellalmar2017@gmailcom

Comment here

Accesibilidad