Mujeres

Respuestas feministas para evitar más violencia machista

138 Vistas
  • Durante el confinamiento demandan pago a trabajadoras domésticas
  • Organizan protocolos y anuncian números telefónicos de ayuda

Irene Alconchel

SemMéxico/PikaraMagazine, Cd. de México, 13 de abril, 2020.- Diferentes colectivos y organizaciones llaman a cuidarse, a quedarse en casa siempre que sea posible, a mantener los salarios de las trabajadoras domésticas, organizan protocolos para evitar casos de violencia machista durante el confinamiento y ponen a disposición números de teléfonos para atender tanto a hombres como a mujeres.

Cada día son asesinadas 10 mujeres en México. Esta cifra no deja de crecer año tras año al igual que no lo hace la brutalidad con la que se cometen sus muertes. Contra esta escalada de violencia, el pasado 8 de marzo se manifestaron en las capitales del país cientos de miles de personas reclamando políticas reales que frenen esta barbarie y un cambio en una sociedad que aplasta a más de la mitad de su población. Un día después, el 9 de marzo, se convocó un paro insólito. Fue un llamado a que las mujeres desparecieran, no acudieran a sus trabajos, ni atendieran las labores de cuidados. A que se quedaran en sus casas para hacer visible lo que parece invisible: sus vidas.

Esto pudo haber sido un ensayo general de lo que es hoy la Ciudad de México debido al crecimiento de casos de COVID-19. Hoy, en plena Fase 2 frente la epidemia, con centros educativos, cantinas y comercios cerrados, miles de personas funcionarias trabajando desde sus casas y el turismo paralizado, las calles del centro de esta metrópoli de más de 20 millones de habitantes vuelven a mostrarse medio vacías. Se siente la ausencia de las personas que han podido optar al teletrabajo o dejar de acudir a sus centros laborales, aunque todavía la mayoría de restaurantes, mercados y vendedores ambulantes permanecen en activo.

La reflexión colectiva lograda el pasado 9 de marzo se ha vuelto a hacer presente con la declaración de la pandemia. Las vidas de las mujeres, de nuevo, tal y como publicó recientemente la oficina de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, van a sufrir graves impactos. Por ello, este organismo ha redactado un informe para evitar que temas como el trabajo de cuidados, la autonomía económica, la violencia física o/y sexual, la participación de las mujeres en la toma de decisiones, la desagregación de datos por sexo, el análisis de género y la migración irregular sean áreas a tener en cuenta ante la respuesta efectiva de la crisis.

En este contexto extraordinario que tiene a todo el mundo en vilo, el arduo trabajo que a diario realizan las feministas mexicanas no ha cesado. En redes sociales llaman a cuidarse, quedarse en casa siempre que sea posible y difunden ‘kits de resguardo feminista’ como el elaborado por Luchadoras para sobrellevar con alegría los días de cuarentena. También defienden la necesidad de mantener los salarios de las trabajadoras domésticas y crean protocolos para evitar casos de violencia de machista durante el confinamiento.

Uno de los primeros colectivos en denunciar el agravamiento de las condiciones de vida de las mujeres que son maltratadas por parte de sus parejas durante el confinamiento ha sido la Red Nacional de Refugios. Esta organización coordina desde 1999 diferentes espacios que protegen y atienden a mujeres, niños y niñas que sufren violencia familiar, sexual o trata en un país donde, según el Instituto Nacional de Estadística (INEGI), el 43,9 por ciento de mujeres han sido agredidas por parte de sus novios o maridos.

A través de la campaña #AislamientoSinViolencia, esta agrupación ha dado a conocer una serie de medidas apelando a la corresponsabilidad de toda la sociedad para evitar más feminicidios. El portal digital Malvestida, en conversación con su directora, Wendy Figueroa, recoge recomendaciones como tener preparada una bolsa para salir del hogar en cualquier momento o contar con un grupo de Whatsapp o Telegram donde haya tres personas de confianza a las que poder enviar un mensaje o emoticono en caso de emergencia.

Del mismo modo que la Red Nacional de Refugios ha puesto a disposición un número de teléfono para alertar en casos de violencia, Gendes (entidad que trabaja desde la perspectiva de género con énfasis en las masculinidades y derechos humanos) ha hecho lo mismo, pero para atender en este caso a hombres. Con el mensaje “si durante este periodo de cuarentena en casa te sientes enojado, frustrado, molesto, triste o en tensión llama de inmediato a nuestra línea de emergencia” buscan evitar que se produzcan agresiones.

Mientras un tercio de la población mundial está confinada en sus casas, todavía no ha llegado el momento de acatar esta medida en México según su Gobierno. Hasta ahora, se ha decretado el cierre de establecimientos, aprobado ayudas a personas adultas mayores y pequeños comercios y llamado a la responsabilidad individual de quedarse en casa. La superheroína ‘Susana Distancia’ (creada por la Secretaría de Salud) es la encargada de explicar a la población que deben mantener al menos un metro y medio de separación cuando salgan a la calle.

La semana pasada, en una de las ruedas de prensa diarias que debido a esta contingencia da la Secretaría de Salud, se dieron a conocer datos sobre la realidad de las familias mexicanas con perspectiva de género. Entre otros, se destacó que las mujeres realizan 39 horas semanales de trabajo doméstico y de cuidados frente a las 14 que desempeñan los hombres y se subrayó que los que dedican más tiempo a sus hijos e hijas son menos violentos. El Gobierno informó además de que ponía a disposición varias líneas telefónicas para responder cuestiones sobre planificación familiar y métodos anticonceptivos; violencia familiar y de género; prevención de adicciones y embarazo.

Muchos colectivos y empresas decidieron de forma autónoma, antes de que el pasado 24 de marzo fuera declarada la Fase 2, tomar medidas para la contención de la pandemia. Uno de los eventos que ha sido suspendido de forma independiente es el Encuentro Tecnofeminista Cyborgrrrls. Según explican las integrantes de su equipo de producción en un comunicado, “hasta ahora en México, la cantidad de personas en riesgo vital por virus no se compara con las mujeres que mueren a diario víctimas de feminicidio o crímenes de odio. Nuestra situación de riesgo cotidiano ha sido históricamente infravalorada y no considerada exterminio, así como el machismo no ha sido considerado una pandemia”.

Aun así, tanto ellas como otras feministas y activistas han decidido tomar la decisión conjunta de posponer sus actividades presenciales hasta nuevo aviso, tal y como explican, “en solidaridad con la comunidad, lxs compañerxs de otros países que han sufrido el cierre de fronteras y para cuidar a los sectores vulnerables de nuestro entorno local”. Mientras, el “contador” de feminicidios sigue engordándose. En los primeros meses de 2020, ya son 53 los asesinatos a mujeres, un 9 por ciento más respecto el año pasado, según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

SEM-PikaraMagazine/ia

Comment here

Accesibilidad