Ejecutivo

En Oaxaca está desaparecida una enfermera y otra es agredida en la calle

734 Vistas
  • Itzel González está desaparecida desde el pasado 14 de abril
  • Otra profesionista sufrió esguince de cuello tras agresión de un desconocido

Patricia Briseño

SemMéxico, Oaxaca, 16 de abril, 2020.- Una pasante de enfermería fue agredida en la vía pública en San Jacinto Amilpas y otra más se encuentra desaparecida en San Juan Bautista, Tuxtepec.

La Fiscalía General de Oaxaca, a través de la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas y no localizadas emitió una alerta por la desaparición de Itzel González González, enfermera, quien desapareció el pasado 14 de abril, en la colonia Grajales de San Juan Bautista, Tuxtepec, municipio ubicado al norte de la entidad.

Itzel González y el día de su desaparición vestía playera color mostaza con figuras de aguacate, pantalón de mezclilla color azul oscuro, zapatos tenis color gris y llevaba una bolsa de mano color café oscuro.

Mide 1.64 metros de estatura, es morena, cara redonda y frente amplia, ojos color café, boca y nariz regular dice la descripción de la DNOL.

En el municipio conurbado a la ciudad de Oaxaca de San Jacinto Amilpas, una pasante de enfermería fue agredida verbal y físicamente en la vía pública por un sujeto desconocido, al considerarla fuente del contagio del coronavirus. El ataque ocurrió en la vía pública cuando la profesionista se disponía a abordar un autobús de pasajeros rumbo a la clínica donde presta sus servicios, en la periferia de Oaxaca.

La ofensiva a la enfermera sucedió la noche del pasado 14 de abril cuando se dirigía a trabajar al Centro de Salud y Servicios Ampliados (CESSA) de la Secretaría de Salud de Oaxaca, del municipio conurbado de San Jacinto Amilpas, según medios sociales.

De acuerdo con la denuncia publicada por las compañeras de la víctima, el agresor – de unos 40 años de edad- le gritó: “Siendo enfermera, deberías de estar en el hospital, no en la calle».

La profesionista le respondió: «estamos para brindar los servicios de salud y realizamos todo para poder ayudar a las personas».

Tras la réplica, el desconocido jaló del cabello a la enfermera, “haciéndole fuertes movimientos provocándole un esguince en el cuello”, ante la mirada de otros transeúntes que esperaban en la parada del autobús, pero ninguno la defendió.

Al llegar al Centro de Salud fue atendida por sus compañeras, y después enviada casa con licencia de descanso por 10 días.

La denuncia en la red social Facebook llama a sus colegas y compañeros del sector salud: “extremen medidas, mantengámonos unidos, tengan muchísimo cuidado. ¡Ya no es seguro salir a las calles con uniforme!”.

En la víspera, integrantes del Congreso del Estado aprobaron reformar el Código Penal de Oaxaca para castigar, hasta con seis años de prisión, a la persona que cometa algún delito contra médicos, enfermeras y personal sanitario, en general, ante la emergencia sanitaria por el COVID-19.

La reforma pretende inhibir las agresiones físicas y verbales en contra de los profesionales de la salud, que lamentablemente se han incrementado en forma gradual desde el inicio de la contingencia sanitaria.

En el capítulo cuarto sobre delitos cometidos contra servidores y funcionarios públicos, la reforma adiciona el Artículo 187 Bis para penalizar, “con mayor energía “cuando las conductas sean cometidas en contra de personal del Sistema Estatal de Salud, en ejercicio de sus funciones y “durante el periodo que comprenda la declaración de una emergencia sanitaria”.

SEM/pb/sj

Comment here

Accesibilidad