AmbigúMartha Elba Torres Martínez

Ambigú

304 Vistas

Contrata deuda, o nos carga el payaso

+ Perdidos, 10,300 mdp en Semana Santa

+ Marzo: 29 muertos por CV; 2,585 por balas

Por Martha Elba Torres Martínez

SemMéxico. 16 de abril 2020.- Siempre cae primero un hablador que un cojo, dice el refrán popular.

Y aunque López Obrador haya jurado y perjurado que no contrataría deuda para enfrentar las crisis sanitaria y económica por Covid 19, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, anunció ayer que México ya cuenta con una línea de crédito flexible del Fondo Monetario Internacional, por 61 mil millones de dólares.

Solo falta que este viernes lo desmienta, como desestimó a principios del mes, los Precriterios de Política Económica 2021 que estimó un decrecimiento de 4 por ciento, mientras el propio FMI lo ubicó esta semana en menos 7 por ciento.

Es cuestión de que se lo pregunten en la mañanera para que le propine otro coscorronazo en vivo, a su secre de Hacienda.

Porque -es una deducción-, si Arturo Herrera no renunció -por esa pizca de dignidad que suponemos debió tener-, es que el Presidente ahora sí ya está dispuesto a escucharlo. Que rezamos porque así sea. Pero le gana la fanfarronería. Qué hace una.

Como sea, otra señal alentadora fue la visita del gobernador del Banxico, Alejandro Díaz de León Carrillo, a Palacio Nacional y desde luego que no fue para tomar cafecito con galletas, ¿verdad?

El que de plano ya está totalmente abollado es Alfonso Romo, que ha servido para dos cosas. Nada y nada. Y se ha notado con el enfrentamiento de Amlo con el Consejo Coordinador Empresarial y la Coparmex.

Pero lo que sigue en la mar de la opacidad con que maneja los dineros públicos el Presidente, son esas cuentas chinas que hace cada rato desde las mañaneras.

A ver. El 24 de marzo que anunció el inicio de la fase 2 de la contingencia, dio a conocer del otorgamiento de un millón de créditos a micro y pequeñas empresas -de 1 a 50 trabajadores- por 25 mil pesos cada uno. Suponemos que esa lana saldría de los 400 mil mdp que dijo, había, para enfrentar las crisis. O, de los 700 mil mdp que, vía decretazo, se adjudicó de un montón de fideicomisos.

Ayer, que ya emplazó al pinche corona para que deje de joder a las y los mexicanos, el Presidente se refirió a otro millón adicional en créditos también de 25 mil pesos, para las pequeñas empresas familiares que tienen empleados registrados ante el IMSS y no han aplicado despidos o reducción de sueldos a sus trabajadores. Entonces, hablamos de 50 mil mdp en préstamos.

Pero resulta que esta segunda línea de crédito, o no sabemos si también la primera, porque ambas comenzarán a entregarse a partir de 4 de mayo, saldrán de los 50 mil mdp que 15 grandes empresas deben en impuestos y que ya garantizaron liquidar 15 mil.

Así las cifras no cuadran. Porque López Obrador -es evidente- no sabe de números y le cuesta mucho aclarar y detallar cuando es su obligación como dirigente de este país. Y todavía se llena la boca para acusar a los anteriores de corruptos y de nunca hacer las cuentas claritas.

El caso que como México, esta todo el mundo. Por eso la importante reunión virtual de la Junta de Gobernadores del FMI para atender los problemas de la liquidez que viven economías, especialmente en países emergentes, como es nuestro caso…

                                                                                              ***

Y nada más para darnos una idea, de lo mal que están las cosas, revisemos el sector turístico, que deja más recursos que el petróleo.

Los datos del Banxico para garantizar su confiabilidad: entre enero y agosto de 2019, México captó 17 mil 150.1 mdd por concepto de turismo internacional, un alza de 12.2 por ciento en comparación con 2018.

De acuerdo a la balanza de pagos del banco central, la industria petrolera operó el año pasado con un déficit comercial de 14 mil 322 mdd entre enero y agosto pasado, mientras que el turismo generó un superávit de 10 mil 693.8 mdd.

De enero a agosto de 2019, cifras del Inegi, llegaron a México 29.7 millones de turistas internacionales, un aumento de 7.6 por ciento frente a igual periodo del año pasado. En tanto, la cifra de turistas nacionales se ubicó en 34.5 millones.

Esto ya nos da una idea de porqué México se encuentra en el top ten de los destinos de viaje a nivel mundial. Es que de veras, como nuestro país no hay dos. Clima, playas, cultura, tradiciones y la grandiosa hospitalidad que tanto atrae a extranjeros. ¿Y qué creen? Las vacaciones de Semana Santa es la temporada superchinguetas para el turismo nacional, y por eso, el sector la califica como la semana mayor.

Hasta 2019, la Semana Santa dejaba una derrama económica, solo por hospedaje, de 7 mil 350 mdp, con una movilización de casi 4 millones de turistas, de acuerdo con la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur).

Este 2020, el putazo -con perdón de la palabra- fue fenomenal: el sector turístico completo, contando las cadenas productivas y de servicios, bueno, hasta la artesanal, dejó de ganar 10,300 millones de pesos. Y en el negocio, lo que no ingresa es pérdida.

Entonces, en honor a la verdad, ¿es congruente, sensato, que el Presidente nos salga con que quiere ratificar su mandato el año que entra y no hasta el 2022 como estableció el Congreso General? ¿No debería estar pensando en cómo sacar al país de tantos problemas que nos aquejan: de salud, económico, violencia, en lugar de saciar su ego?

Esto me confirma que López Obrador siempre se preparó para ser candidato, nunca para Presidente de México. Por eso, lleva 16 meses en campaña desde el púlpito -¡perdón!- desde Palacio Nacional y lanzando propaganda todas las mañanas; por eso, cada voz crítica, así sean empresarios, militares, periodistas o artistas, es conservadurismo, opositores al “cambio verdadero”.

Su delirio de persecución, de derrocamiento, crece día a día con sus mañaneras.

Lo quieren “tirar” las mafias conservadoras, militares ofendidos por el hilacho que queda de las heroicas fuerzas armadas del país; los periodistas confabulados y chayoteros -¿qué no el que chayotea es el gobierno? ¡Y todavía se atreve este pinche bicho chino a ponerle piedras a su transformación!…

                                                                              ***

Pero de que en México, hombres y mujeres siguen muriendo muchísimos más por balas, que por el coronavirus, es una monstruosa realidad. ¿Y por qué ya no habla de eso? ¿Es porque no se lo preguntan, o qué? ¿Hay pacto?

En marzo, hubo 29 defunciones por Covid. Pero el informe de seguridad que a diario publica el mismo gobierno lopezobradorista, ese mismo mes fueron asesinadas 2 mil 585 personas en México, con lo que rompió nuevamente su récord en relación con 2019, que mataron a 2 mil 543 personas.

Los homicidios registrados en marzo, equivalían a 83.4 asesinatos cada 24 horas. Es el segundo peor promedio diario de homicidios en todo lo que va de su sexenio, solo detrás de junio de 2019 que fue de 84.8 casos al día.

¿Entonces?

Comment here

Accesibilidad