Botella al MarMartha Canseco

Botella al Mar

319 Vistas

Incertidumbre

Martha Canseco González

¡Otra vez! Tras la lucha que rinde

Y la incertidumbre amarga

Del viajero que errante no sabe

Dónde dormirá mañana

Rosalía de Castro.

SemMéxico. 25 de mayo 2020.- Acá en Hidalgo y desde antes de la cuarentena se organizaron distintos grupos de mujeres en Facebook con el fin de apoyarnos unas a otras, por ejemplo: “Haditas Pachuca”, donde se ofertan y solicitan servicios y bienes. Otro más “Entre nosotras nos cuidamos” que al inicio trató de dar información sobre lugares peligrosos para nosotras o alertar sobre agresores machistas en el transporte público, sin embargo, ésta legítima intención se vio opacada cuando algunas mujeres invitaron hombres al grupo, ahí todo se echó a perder, fue un verdadero fiasco. Aquello terminó en insultos contra el feminismo, también dejó ver que muchas de ellas no se conciben con el derecho a defenderse y se ponen en una posición de sumisión ante el sexo opuesto buscando protección, pura indefensión aprendida.

El más reciente se llama “Morras apoyando morras”, donde por supuesto está prohibida la presencia masculina y se pide que las mujeres interesadas en participar por lo menos no renieguen del feminismo, se respete la opinión de las demás y no haya insultos, es que después de la amarga experiencia, no quedó de otra.

Pues bien, todo esto para comentarles lo que he observado en las últimas semanas en estos grupos. Yo diría que bastante equitativa la proporción de mujeres solicitando apoyo psicológico, tanto como quienes están pidiendo lectura del tarot, ¡sí, tarot!

Esto sólo muestra la enorme incertidumbre que están experimentando tantas mujeres por la cuarentena, la pandemia y la situación económica, por supuesto cada quién la enfrenta de distintas maneras, hay quienes consultan a la o el terapeuta para plantarle cara y quienes acuden con la tarotista para escuchar lo que quieren escucha.

Ya les comentaba en otra columna que hace meses entrevisté a un grupo de mujeres víctimas de violencia que encontraron ayuda en el Centro de Justicia para Mujeres de Hidalgo. El común denominador en todas ellas, fue precisamente la incertidumbre que tuvieron que gestionar ante el divorcio, la renuncia a cierta comodidad económica y el sostenimiento de hijas e hijos.

¿Y ahora qué voy a hacer? se preguntaron todas en un inicio, y cada una de ellas me fue relatando cómo con la ayuda terapéutica fueron capaces de situarse en su presente y su circunstancia para, de ahí, enfrentar el reto del día a día. Dejaron de preocuparse de lo pasado, porque pasado es y del futuro porque todavía no es.

Al final, de lo único que se lamentaban las seis mujeres con las que platiqué fue de no haber acudido antes por apoyo.

Acabo de terminar de leer nuevamente Las Claves Feministas para la negociación en el amor de Marcela Lagarde, es una obra escrita hace 19 años y ahí Marcela hace notar que, para bien de nosotras, es necesario que haya más mujeres terapeutas feminista, yo digo que nos siguen faltando y mucho, por una simple razón, la ciencia sigue siendo patriarcal y misógina.

Entre una terapeuta feminista y una tarotista, aunque conozco a una tarotista feminista, prefiero siempre a la primera, por pura certeza.

botellalmar2017@gmailcom

Comment here

Accesibilidad