Congreso

Distribución equitativa de los trabajos de cuidado para garantizar los derechos de las mujeres: Lorena Villavicencio

267 Vistas
  • Desfeminizar los cuidados y el tiempo propio no es igual al tiempo libre

Elda Montiel 

SemMéxico.Cd. de México. 29 de mayo de 2020.- Una distribución equitativa del trabajo de  cuidado garantiza el ejercicio de derechos y libertades a las mujeres planteó la diputada Lorena Villavicencio, promovente de la propuesta de reforma al Artículo 4º. Constitucional para un reconocimiento al Cuidado Digno y al Tiempo Propio como un Derecho Humano.

Como miembro de la Comisión de Derechos Humanos en su participación en las Audiencias Públicas sobre propuestas hacia un Sistema Nacional de Cuidados, advirtió “no lograremos la igualdad entre hombres y mujeres si no reconocemos y reorganizamos los cuidados como un pilar para el combate de las desigualdades”.

No habrá paridad sustantiva si por cada mujer que se involucre en lo público no está el Estado, el mercado, la sociedad, las familias cumpliendo sustantivamente su corresponsabilidad en lo privado, para lo que es indispensable contar con un Sistema Nacional Público de Cuidados.

En lo que denomino “10 mantras para garantizar el derecho al cuidado digno y el tiempo propio”, y como una contribución colectiva desde el feminismo, hizo énfasis en que todas las personas somos sujetas de cuidados, así como la vulnerabilidad, la fragilidad y la discapacidad temporal o permanente son parte de la naturaleza humana, por ello el derecho al cuidado debe ser universal.

Como un tercer mantra llamo a desfeminizar los cuidados y que es necesario ubicar en su justa dimensión a los sujetos obligados a garantizar el cuidado digno y el tiempo propio desde la corresponsabilidad del Estado, el mercado, la sociedad, la comunidad y las familias. 

La inequidad en el reparto de los cuidados y el uso inequitativo del tiempo, genera desigualdades en el acceso y ejercicio de los derechos de las mujeres como son la educación, la participación en el mercado de trabajo, en la vida pública y en la política; en el acceso a recursos monetarios, por ende, a la autonomía económica, a servicios de seguridad social como salud, vivienda, ahorro para el retiro y pensiones.

Reconocer el trabajo que realizan las mujeres en el hogar que representa el 23.5% del Producto Interno Bruto, como lo ha señalado el INEGI. El uso del tiempo no debe medirse solo en términos de productividad, sino en la calidad y condición de vida de las personas. Debe reconocerse el derecho al tiempo propio, que no es igual al tiempo libre.

Sacar el trabajo doméstico y de cuidados de la esfera privada y colocarlo en el espacio público, para politizarlo como un tema de derechos humanos, no de apoyos o políticas asistencialistas.

Desterrar la discriminación hacia quienes laboran en la economía informal, lo cual les anula derechos fundamentales, como la seguridad social, principalmente a las mujeres, y transitar a una política de justicia social basada en los derechos humanos universales.

La legisladora reconoció a las mujeres destacadas académicas, activistas de derechos humanos que colaboraron en la propuesta de iniciativa de modificación al Articulo 4º de la Constitución.

Agradeció la aportación de Amalia García Medina; Clara Judisman, Presidenta de INCIDE Social; Luz María Galindo Vilchis de la Red de Cuidados en México, la Dra. Pilar Alberti Manzanares de las Constituyentes CDMX Feministas; Norma Karina Villa Ayala; Mtra. Claudia Pamela Chavarría INCIDE Social; Mtra. Elisa Gómez Sánchez de la Fundación Friedrich Ebert en México.

Así como de la Mtra. Magdalena García Hernández, coordinadora Nacional de MIRA Pensadoras Urbanas México; la Mtra. Gilda Ceballos Angulo Integrante de la Red de Cuidados en México; la Dra. María Edith Pacheco Gómez Muñoz, profesora e Investigadora del Colegio de México (COLMEX); Margarita Garfias Hernández Cuidadora y Fundadora de Yo CuidoFamilias y Retos Extraordinarios A.C; Flor Camacho Trejo y la Lic Yndira Sandoval Sánchez, feminista y defensora de derechos humanos. 

90 millones de personas realizan trabajos de cuidados en México

La emergencia sanitaria del coronavirus vino a aumentar la carga del trabajo de cuidado de las mujeres y a visibilizar los cuidados como un problema público, coincidieron las participantes en las audiencias en la Cámara de Diputados. 

En México 90 millones de personas realizan trabajo de cuidado en el ámbito de los hogares y las comunidades, no reciben remuneración ni acceso a los derechos sociales básicos.

Jana Vasil’eva, especialista en temas de uso del tiempo y desigualdad, destacó que la construcción de un Sistema Nacional de Cuidados implica aumentar la asignación de recursos tanto públicos como de la sociedad al cuidado y darle la relevancia que merece. 

También, señaló que cuando es mayor la participación de los hombres en el hogar disminuyen los riesgos de violencia.  

Por lo que, consideró que es importante poner al centro los cuidados para aspirar a que cada persona pueda ampliar su espacio de decisión, no estar obligada a cuidar sino a tener opciones reales de delegarlo y pueda recibir un trato digno, cuidado y tiempo propio de calidad independientemente de niveles de ingreso y estatus laboral. 

Así como buscar alternativas a la institucionalización del cuidado en las familias y en las mujeres, niñas y adolescentes que tradicionalmente lo han realizado. 

Comment here

Accesibilidad