Botella al MarMartha Canseco

Botella al Mar

221 Vistas

La momia de Lenin

Martha Canseco González

SemMéxico, 1 de junio, 2020.- Hace muchos años hice un viaje a lo que fue la Unión de Repúblicas Soviéticas Socialistas, por supuesto estuve en la Plaza Roja de Moscú, hice como una hora de cola para ver la momia de Lenin, ahora está en un rincón llenándose de polvo.

Mientras tanto acá en México, el gobierno desempolva momias para exhibirlas en Palacio Nacional, ¡por supuesto me estoy refiriendo a la más reciente campaña contra la violencia, cuenta hasta diez!

Es que sacar una momia de hace más de treinta años y pretender vendérnosla como muerto fresco, es una tomadura de pelo. Varias cosas que anotar sobre ella, las técnicas de denuncia contra la violencia de género, cambian y van cambiando con el tiempo, las que nos dedicamos a eso lo sabemos muy bien, en los mensajes del gobierno, por supuesto, la técnica está superada. Gracias a los estudios de género, tenemos consciencia ahora de que la violencia contra las mujeres y niñas es una expresión del sistema hegemónico, en consecuencia, es estructural y que por supuesto, la solución, no ha de ponerse en el plano personal, exige un cambio radical en las condiciones sociales.

Dice Rita Segato en su obra Las Estructuras Elementales de la Violencia, que, así como existe la expresión “el arte por el arte” eso mismo se puede decir de la violencia de género, “la violencia por la violencia”, no tiene razón, en consecuencia, no tiene justificación y esta campaña termina justificándola y culpa a las víctimas de la violencia sufrida.

Como ellas y ellos pusieron el ejemplo de sacar cosas del baúl de los recuerdos, aquí les van algunas ideas grandotas, para sus futuras campañas. Es que soy la feliz poseedora de una joya que se llama “He aquí la esclava del señor” de cómo la mujer fue educada para el sacrificio y la sumisión, del periodista español Luis Otero.

Dice Luis en el índice: “En este prologuillo se habla de insultos, menosprecios y marginaciones con que el entramado franquista fustigó a la mujer y que no han desaparecido con la democracia. Demasiadas son las evidencias de que, en contra de lo dispuesto por la Carta Magna, hay personas discriminadas por razones de sexo”

El periodista hace un análisis de las revistas para mujeres y de los materiales editados por la sección femenina de la Falange Española, encabezada por Pilar Primo de Rivera que buscaron, durante la dictadura franquista, educar a las españolas en el sacrificio y la sumisión, tomen nota amigas y amigos de INMUJERES.

“Si vuestro marido sale alguna noche y, por casualidad, está a punto de cruzar la puerta sin deciros a dónde va, no os creáis autorizadas a exigirle que os diga lo que va a hacer” (Doctor Carnot, el Libro del joven, 1965)

“No haga la mujer gala de sus conocimientos si es que posee una formación intelectual mejor que la del esposo. Al hombre le gusta sentirse siempre superior a la mujer que ha elegido como compañera” (Matilde Ruíz García, inspectora de enseñanza primaria, “La mujer y su hogar”, 1957)

“La vida de toda mujer, a pesar de cuanto ella quiera simular -o disimular-, no es más que un eterno deseo de encontrar a quién someterse. La dependencia voluntaria, la ofrenda de todos los minutos, de todos los deseos y las ilusiones, es el estado más hermoso, porque es la absorción de todos los malos gérmenes -vanidad, egoísmo, frivolidades- por el amor. (María Pilar Morales, con prólogo de Pilar Primo de Rivera, 1944)

“La cultura física moderna señala la necesidad de una gimnasia habitual que haga “trabajar” el cuerpo para la perfecta conservación de nuestro equilibrio físico. Pero las obligaciones diarias, el trabajo de la casa, sobre todo, nos impiden muchas veces disponer de este tiempo mínimo. Procuremos coordinar la limpieza casera con los movimientos gimnásticos y habremos resuelto un problema de higiene y economía de tiempo” (Dibujos y texto de Chicas “la revista de los 17 años”, 18 de mayo de 1952) las imágenes: “movimiento amplio” la azucarera hasta arriba de la alacena, “estómago” sin doblar las rodillas recoger la basura, “cintura” pasar por adelante y atrás la aspiradora solo moviendo el tronco.

“Nuestra misión en esta tarea es misión de ayuda, no es misión directora, porque esta sólo corresponde a los hombres” (Pilar Primo de Rivera Delegada Nacional de la Sección Femenina, 1939)

“El hombre está inclinado espontáneamente a mandar, organizar, a ser jefe. Es consciente de su fuerza física y organizadora en contraposición a la de su esposa. Y no es haciendo prueba de fuerza como la esposa obtendrá algo de su marido, sino tomándolo en el momento oportuno por la ternura. La mujer es débil ante el marido cuando pretende usar de la fuerza; es fuerte y omnipotente sobre él cuando obra por la ternura. Dulzura, paciencia y tiempo hacen más que fuerza y rabia. (Jorge Loring, jesuita, Para salvarte (ellas) 31ª. Edición 1963)

Uno de mis preferidos son dos anuncios gráficos de 1940, los describo: en uno un bebé mira fijamente tremendo botellón de brandy Pedro Domecq el pie de foto dice, “El biberón de papá”, en el otro una mujer hace señal de silencio a un niño que juega, “¡No hagas ruido!, papá tiene dolor de cabeza” Doloretas ¡el antidoloroso ideal! Luis Otero comenta, “aquí se ve claramente quien es el jefe de la casa. Tomándose los biberones que se toma, no es sorprendente que le duela la cabeza. ¿Jaqueca? ¡Un resacón!”

Muchas ideas para sacar su próxima campaña.

Las mujeres mexicanas hemos hecho un enorme esfuerzo por teorizar, analizar, entender, explicar y dar opciones con perspectiva de género ante este mundo patriarcal que nos avasalla sobre todo a nosotras. Las periodistas y comunicólogas no nos hemos quedado atrás.

Ya existen desde hace años, especialistas en género y periodismo, género y comunicación, yo soy una de ellas. Durante años di talleres de producción de medios con perspectiva de género en el Instituto Internacional de Periodismo “José Martí” en La Habana, Cuba.

Lo que pasó con la campaña de “cuenta hasta diez” es resultado de no consultar a especialistas en el tema. No, el problema no radica en cuestión de gustos, es que una campaña así no funciona, porque ni siquiera, se toma la molestia de interpelar a los agresores machista y, sobre todo, nos regresa de una patada, al siglo pasado.

botellalmar2017@gmail.com

Comment here

Accesibilidad