Jorge Herrera ValenzuelaLa Opinión

Alfa Omega

194 Vistas

“Palillo”, las Carpas de Barriada y la Sátira Política Humorística

El 30 de este mayo se cumplieron 36 años del asesinato de mi amigo, compañero y compadre Manuel Buendía.

Jorge Herrera Valenzuela

SemMéxico, 1 de junio, 2020.- Se iniciaba la década de los años treinta cuando los gánsteres asolaban en Estados Unidos y “Los Intocables” los perseguían, en este nuestro subdesarrollado país aparecieron las primeras carpas para sustituir a “los teatros de los ricos”. Hombres con visión empresarial y mexicanitos con espíritu artístico, y también mexicanitas, dieron vida a esos nuevos escenarios donde se iniciaron personajes del espectáculo, brillando en el teatro y años después en el cine.

De pronto brotaron las carpas en la Ciudad de México, semidespoblada, semiurbanizada y muchos barrios circundantes a las colonias residenciales Roma, Polanco, San Rafael, San Ángel. A espacios, de piso de tierra, llegaba un destartalado camión de redilas y sus tripulantes bajaban grandes lonas grises, tablones de gran tamaño, lazos, cuerdas, alambres. Llegaban otros trabajadores y armaban el techado, tendían cuerdas y lazos.

Así empezaban a funcionar las carpas, donde los espectadores ocupaban “su asiento” en los tablones acomodados sobre otros palos. Después ya hubo para comprar sillas de madera y más adelante de lámina. Una voz, a la puerta de la carpa, anunciaba: “¡Dos tandas por un boleto!” y repetía a grito abierto, fuerte, ¡Dos tandas por un boleto! Un peso era el costo de la entrada.

Déjenme comentar que fue mi condiscípulo preparatoriano y hoy galardonado poeta y reconocido jurista chiapaneco, don Julio Serrano Castillejos, quien me motivó para recordar años del pasado y contestaré, al final, su interrogante de qué sucedería si en éstos días hubieran cómicos que hicieran sátira política con sentido humorístico. Julio me envió un correo electrónico que empieza así: “No sabe don AMLO cuántas cuchufletas a su costa se ha ahorrado con la desaparición de las carpas de barriada de la Ciudad de México”. Tampoco hay políticos en este pandémico 2020, apunto yo.

Recordó el licenciado Serrano Castillejos a los que en esas carpas comenzaron su carrera y al paso de los años serían figuras del cine mexicano; en aquel entonces participaban en “sketches” de tipo cómico, jugaban con las palabras, referían dichos populares y algunos se burlaban de los políticos.

No todos siguieron el mismo estilo artístico. De esas sencillas y polvorientas carpas salieron: Mario Moreno “Cantinflas”, Manuel Medel, Antonio Espino “Clavillazo”, Adalberto Martínez “Resortes”, Germán Valdez, Fernando Soto “Mantequilla”, Armando Soto Lamarina “El Chicote” y surgieron quienes después destacaron como actrices: Delia Magaña y Amelia Wilhelmy (consagrada como “La Guayaba” en la película Nosotros Los Pobres).

Palilloy Uruchurtu

Al grupo de los fundadores del espectáculo “carperil” que en la Ciudad de México se extinguió hace 60 años, perteneció el más célebre de los cómicos de lenguaje satírico, al que llamaron “El Rey de las Carpas”, al inolvidable Jesús Martínez Rentería, un guadalajareño que fue conocido en todo México y al que iban a verlo y oírlo de todas partes de la República.

Desde el inicio de su participación en las carpas, a la edad de 19 años, por su delgadez, pues era muy flaco, espigado, adopta el sobrenombre o apodo de “Palillo” y exitosamente durante cinco años, en Guadalajara, presenta sus rutinas cómicas. Trasciende su fama y en 1937 lo contratan para actuar en el Teatro Colonial, de la Ciudad de México, y permanece en ese lugar por siete años interrumpidos. Pasa al Follies Bergere y se consagra como humorista satírico-político, siendo su “primer cliente” el jefe del Departamento Central del Distrito Federal, el ingeniero hidalguense Javier Rojo Gómez, a quien el cómico llamaba “Lamiel Poco Comes”. El entonces Regente ordenaba que lo multaran por faltas a la autoridad.

Pero, el pero que nunca falta, “Palillo” tuvo que andar con un Amparo de la Justicia Federal en la bolsa del pantalón, porque después de sus sátiras políticas se giraba la orden de detención. Su “coco” fue el sonorense llamado “Regente de Hierro”, Ernesto P. Uruchurtu. Seis veces fue a prisión y en 10 ocasiones se ordenó clausurar la carpa o el teatro donde actuaba. Muchas veces con solo pagar una multa en el Juzgado Calificador (hoy tiene otro nombre) entraba y salía de la delegación policíaca.

Recuerda mi estimado Julio Serrano Castillejos que cuando los agentes se presentaban a detenerlo en pleno escenario, “Palillo” mostraba su Amparo y le decía a su frustrado aprehensor: “Va a detener a su sacrosanta jefecita, porque este su valedor trae un Amparo y a mí me la refinfinrulean”. El público se carcajeaba y abucheaba a los policías.

En el último año de su gobierno, 1958, don Adolfo Ruiz Cortines inauguró la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca, construida a iniciativa de “Palillo” que aportó parte de sus ganancias como actor. El licenciado Uruchurtu asistió al evento. En 1983 se impuso  el nombre “Jesús Martínez Rentería” al Estadio Deportivo de ese complejo que inicialmente fue para los deportistas de escasos recursos. Se cumplía el sueño del jalisciense, quien en noviembre de 1994 dejó este mundo. 

Mi muy querido Julio Serrano Castillejos, lamentablemente no hay figuras de la talla de “Palillo” y ya no tenemos “sketches” como aquellos satíricos, “Adiós Guayabera Mía” o “¡Agárrenlo por Pillo!”, con dedicatoria a los presidentes, en funciones, Luis Echeverría y José López Portillo, respectivamente.

A 50 años del mundial 70

Los aficionados al deporte más popular, el fútbol soccer, están recordando que hace 50 años se realizó en nuestro país el Mundial México 70. Participaron 16 países y jugaron en el Estadio Azteca, en el Jalisco de Guadalajara, en La Bombonera de Toluca, así como en los estadios de Puebla y de León. La historia es muy conocida, Brasil conquistaba su tercer título de Campeón de la Copa Mundial, mientras que el alemán Gerd Müller con 10 goles anotados se llevó el trofeo de campeón rompe redes.

México como anfitrión hizo un maravilloso papel y con su Selección Nacional, dirigida por Raúl “El Güero” Cárdenas, se coló al sexto lugar después de empatar a 0 con la Unión Soviética, goleó 4-0 a El Salvador y le ganó 1-0 a Bélgica, pero en cuartos de finales cayó 4 a 1 frente a Italia. Entre otros formaron parte de la Selección, Nacho Calderón y Toño Mota, porteros, junto con Gustavo “El Halcón” Peña, Juan Manuel Alejandres, “El Kalimán” Javier Guzmán, Juan Ignacio Basaguren, “El Chololo” Díaz, Aarón Padilla y Enrique Borja.

Esa IX Edición de la Copa Mundial FIFA se desarrolló del 31 de mayo al 21 de junio de 1970. México volvió a ser sede mundial en 1986, porque Colombia declinó. En el Estadio Azteca se jugó la final entre Argentina y Alemania Federal (la unificación de las dos Alemanias, (Federal y Oriental, fue en 1989) y jamás se olvidará que en la semifinal entre Argentina e Inglaterra, Diego Maradona anotó el gol “con la mano de Dios” y 4 minutos después desde la media cancha retuvo el balón, se quitó a cinco ingleses y metió el llamado gol del siglo. Jorge Burruchaga puso el 3-2 para que Argentina derrotara a Alemania y los ches ganaran su Segunda Copa Mundial. México volvió a ocupar el sexto lugar.

Adiós a Mario A. Campa

Al estar comentando sobre el libro “Verdaderos Maestros del Periodismo”, con mi estimado amigo y colega José Luis Uribe Ortega, presidente del Club Primera Plana, enmudecí al enterarme que el autor de la obra, Mario Andrés Campa Landeros, falleció el primero de este mes, fecha en que también partió Aurelio Silva Laurencio, El Hombre del Clavel. Un infarto al corazón le quitó la vida a quien fuera jefe de Redacción en El Universal, en Novedades y en Excélsior. Ahora dirigía el diario digital diarioalmomento.com.mx.

Con Mario Andrés conviví y colaboré profesionalmente con él. Un hombre empeñoso, con proyectos ambiciosos. Planeaba una colección de siete tomos para referir la experiencia de cada reportero en el ejercicio de la más noble profesión, el periodismo. Guardo un recuerdo muy especial, porque Mario Andrés me invitó a comer en el Club Primera Plana. Nunca me imaginé que era el invitado de honor y se reunieron alrededor de 50 mis compañeros, a quienes agradecí las palabras que pronunciaron en torno a mi persona. Jamás lo olvidaré porque fue un reconocimiento, no homenaje, a quien ahora hace estos comentarios. Un abrazo solidario para doña Estela, su esposa e hijas Laura y Marion.

Ese día, un miércoles de octubre de hace siete años, estaban Nacho Zúñiga, Miguel López Azuara, Alfonso Fernández de Córdova, Roberto López Moreno, Chava Estrada, Abel Magaña y muchos más. Confieso, me salieron las lágrimas por la emoción.

P.D. Comenzaré esta especie de obituario comentando que hace 60 años el cine mexicano perdió a dos de sus personajes. La madrugada del 28 de mayo, frente a Río Rhin 63, dentro de un automóvil platicaban la superguapa Evangelina Elizondo y Ramón Gay, cuando sorpresivamente llegó el ingeniero José Luis Paganoni Castro a increpar al actor y tras breve discusión lo mató a balazos…Al día siguiente, 29 de mayo, en la escalinata de entrada al centro nocturno La Fuentes, en Insurgentes Sur y Avenida Colonia del Valle, el capitán Guillermo Lepe Ruiz disparó su pistola contra el joven actor Agustín de Anda, quien estaba a días de contraer matrimonio con la bella tapatía Ana Bertha Lepe…Los dos homicidas fueron procesados y sentenciados a varios años de prisión; ambos ya fallecieron…Ahora al otro extremo, Informaré del nacimiento de tres  estrellas hermosas del ambiente cinematográfico. Ninguna de las tres de origen mexicano. Entérese que el 27 de mayo de 1924 en Brasil nació Irasema Dilián, cuyo nombre oficial fue Eva Irasema Warschalowska y murió en la Ciudad de México en 1996… La ojiverde y escultural Martha Roth Pizzo llegó a este mundo, el 29 de mayo de 1932, en Padua, Italia. Con sus padres arriba a la Capital Mexicana cuando tenía 6 años de edad. Esta artista fue esposa del compositor Rubén Fuentes y fallece el 7 de octubre de 2016…Finalmente, también mayo 29 pero de 1959, en San José, Costa Rica, lanzó su primer llanto la que sería, a los 19 años, Miss Costa Rica. Sí, se trata de la superescultural Maribel Guardia, a quien registran como Maribel del Rocío Fernández García. Hoy tendrá una fiesta muy austera gracias la pandemia. Recordaremos que en Acapulco se celebró el certamen Miss Universo y Maribel fue elegida Miss Fotogénica.

Jherrerav@live.com.mx

Twitter @JorgeHyV

Facebook Jorge Herrera Valenzuela

Comment here

Accesibilidad