Claudia AlmaguerLa Opinión

Desde la mano izquierda

177 Vistas

Día Mundial del Medio Ambiente en México

Claudia Almaguer

SemMéxico. 06 de junio 2020.- Este 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente designado desde 1972 por la Organización de las Naciones Unidas con el fin de que se realicen acciones de concienciación y se profundice en las labores que están haciendo los Estados al respecto, además de la búsqueda por una demostración plural de voluntad política para abatir cuestiones preocupantes a nivel global como han sido desde entonces la reducción de la capa de ozono, la gestión de productos químicos tóxicos, la desertificación o el calentamiento global.

Precisamente el Relator Especial de la ONU sobre Derechos Humanos y Medio Ambiente, David Boyd, ha emitido un mensaje en el que indica que la pandemia actual del coronavirus demuestra los graves impactos de la degradación ambiental sobre el ejercicio de derechos humanos como la vida, la salud, la alimentación, el agua o la cultura y advierte que al menos el 70 por ciento de las enfermedades infeccionas como el Covid 19 están pasando de la vida salvaje a los seres humanos, por lo tanto al salir de esta crisis lo más inteligente sería construir las políticas necesarias para proteger los recursos naturales y frenar en lo posible las funestas consecuencias del cambio climático.

Desafortunadamente hasta este jueves se desconoce cuál será el posicionamiento del gobierno de México en relación a este día sí es que habrá alguno, aunque puesto el ejemplo en el tema de los derechos de las mujeres y toda esa “política exterior feminista” que en realidad no existe; no deberían esperarse grandes cosas.

Pero deduzcamos a partir de los hechos:

Este 1 de junio al final de la jornada de sana distancia las primeras en salir del aislamiento fueron las más de 15 mil empresas de los sectores de minería, transporte y construcción, un dato significativo de que en México la activación de la economía tiene íntima relación con efectos contaminantes a gran escala. A pesar de ello y de que las generaciones más jóvenes están exigiendo alternativas para proteger el medio ambiente parece que nadie está pensando en sumar formas nuevas de trabajo que no necesiten avasallar los recursos naturales, es más, hay varias decisiones gubernamentales que demuestran que a la actual administración no le interesa este tema en lo absoluto.

Podemos comenzar con el hecho de que dedicarse a la protección del medio ambiente es una decisión de lo más arriesgada en este país, de acuerdo a la información publicada por el Centro Mexicano de Derecho Ambiental durante 2019 se registraron 39 ataques a personas defensoras de derechos ambientales que fueron de las amenazas a la criminalización, las lesiones, el hostigamiento, el robo, el secuestro y el asesinato de 15 personas. Agresiones ocurridas en los estados de Oaxaca, Puebla, Morelos, Chiapas, Estado de México, Chihuahua, Jalisco, Ciudad de México, Zacatecas, Colima, Guanajuato, Guerrero, Nuevo León, Quintana Roo, Veracruz, Sonora y Yucatán, casos que continúan impunes y que dan la razón a títulos como el que usó el escritor Homero Aridjis para su artículo al respecto en The New York Times: En México te matan por defender la naturaleza.

Luego es que los negocios son primero, ahí está el inicio de las obras del Tren Maya sin tomar en consideración las peticiones de las comunidades indígenas del sureste del país ni de las organizaciones ambientalistas como Greenpeace que han señalado reiteradamente que no se ha medido el impacto que puede causar apenas concebido en la pérdida de vegetación y productividad del suelo, el riesgo de contaminación y de daños a corrientes naturales de agua.

Y las más reciente y pésima decisión de acuerdo a personas expertas de la talla de la investigadora Julia Carabias son los sendos recortes a los recursos públicos destinados a la investigación y conservación de la biodiversidad como la reducción del 75 por ciento al presupuesto de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y la Comisión para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad que no sólo significa la pérdida del empleo para sus trabajadores sino además la amenaza que se cierne sobre las 182 áreas naturales que de acuerdo al CEMDA resguardan ecosistemas que son indispensables para la captación de agua, protección contra huracanes, producción de oxígeno y alimento y tienen un gran valor para el turismo.

Así que no, no será una día relevante, pero tendría que serlo para nosotros sobre todo ahora que estamos cerca de elegir nuevamente por quién votar no tanto para que ocupe el poder sino para que se ocupe de estos problemas, vea que un político o política sin agenda ambiental en pleno 2020 no puede considerarse político para este siglo, del mismo modo en que para el tema de las mujeres, la falta de perspectiva de género te vuelve absolutamente arcaico.

Y por favor no crea que esto tiene algo que ver con el único partido que se denomina ecologista, o a lo mejor sí, porque esa visión de aparentar el interés por la naturaleza sembrando árboles que se van a morir o recogiendo basura que se tirará en otra parte, es la más usurera de todas máxime cuando podría ser ese o cualquier otro adjetivo sí finalmente se trata de un partido que se la vive acomodando las nalgas hacía el lado que le sea más cómodo desde hace décadas.

Así que pasemos de ellos, de los discursos, de las promesas y comencemos a buscar información para formarnos en este tema, justo esta semana el Colegio Nacional ha emitido diversas conferencias con científicos como Mario Molina, la misma Julia Carabias, Rodrigo Medellín, Rodolfo Dirzo, Jorge Soberón entre otras personas confiables y con propuestas. https://www.youtube.com/user/elcolegionacionalmx/videos

Sin usted, el país se nos acaba. A más ver.

Twitter: @Almagzur

Comment here

Accesibilidad