Mujeres

Invisibilizados los crímenes de odio contra personas la comunidad LGBT

250 Vistas

* Registran 209 casos en las diez entidades entre 2014 al 2020

* Busca Observatorio Nacional reducir la impunidad

Elda Montiel 

SemMéxico, Cd. de México, 25 de junio, 2020.- En México por cada crimen de odio en contra de personas de la comunidad LGBT hay al menos tres invisibilizados, el Observatorio Nacional de Crímenes de Odio contra Personas LGBT, en su informe 2020.

Su objetivo es acabar con este tipo de delitos y avanzar con la protección de los derechos humanos para todas las personas, además de contar con el registro oficial para lograr incidir en las políticas públicas para reducir la impunidad. 

Una de sus fuentes de información son los medios de comunicación y las redes como en el twitter que registró en junio la muerte en Veracruz de una mujer transgénero que fue ejecutada a tiros dentro de una estética en la colonia San José del Municipio de Fortín, Veracruz. La víctima fue identificada como Anel Valenzuela Morales de 45 años, señala la información.

A pesar de la falta de registros oficiales, el Observatorio en su plataforma tienen ya registrados 209 casos en las diez entidades que conforman el Observatorio, desde el año 2014 al 2020. 

Durante décadas han vivido en contexto de violencia generalizada, la expresión más brutal de violencia contra la población LGBT son los crímenes de odio, al carecer de un registro oficial, éste queda en las manos de las organizaciones sociales. La denuncia y la documentación.

El asesinato de personas por su orientación sexual, expresión e identidad de género refleja odio y un atentado a la libertad de ser; odio que posiblemente esté arraigado en ideas fundamentalistas y/o hegemónicas de la sexualidad, señalan en su Primer Informe.

Demandan una política pública y ser incluidos en el Plan Nacional de Desarrollo, por lo que en el 2018 realizaron las gestiones para que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, durante el Examen Periódico Universal (EPU), recomendara al gobierno mexicano llevar un detallado registro de los crímenes de odio que sufren las personas LGBT en nuestro país.

Los crímenes de odio contra personas LGBT son una realidad en México, lo que coloca a nuestro país en el segundo lugar con este tipo de crímenes, pero desafortunadamente, señalan que no se cuenta con la evidencia que les permita afirmar o refutar esta situación. 

El Observatorio cuenta con tres líneas de acción que buscan atacar el problema: el registro de casos para su reconocimiento formal; la capacitación a medios de comunicación para el manejo preciso y adecuado de la información; y la incidencia política para reducir la cantidad de casos y la impunidad. 

En su primera fase, el Observatorio se ha iniciado con organizaciones, colectivos y redes LGBT de 10 estados de la República: Baja California, Chihuahua, CDMX, Coahuila, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Puebla y Veracruz, y confían en breve ampliar la cobertura para contar con un Informe Nacional.

De los 209 casos registrados en diez estados, Veracruz, Chihuahua y Michoacán son los estados con mayor número de casos. El grupo de personas trans son los que ocupan el primer lugar todos los años, y el segundo lugar lo ocupan la población gay.

La edad promedio, es decir el 30.1 % son personas adultas jóvenes entre 20 y 30 años, la mayoría no pasa de los 40 años. Aunque se registró a la víctima más joven con la edad entre 5 y 9 años y la mayor con 69 años de edad. 

Las principales causas de muerte son impactos de bala y arma blanca. Le siguen la golpiza y la asfixia. 

De la totalidad de casos, se desconoce si hay alguna persona detenida en el 40.7 %; del 59.3 % restante, solo en un 31.5 % hay alguien detenido, mientras que en un 68.5 % nadie ha sido arrestado por el crimen. Estos porcentajes revelan el grado de impunidad que impera en estos casos.

Obstáculos para recabar información 

Por otra parte, incluso en los estados donde ya están tipificados los crímenes de odio contra personas LGBT y se han hecho las reformas correspondientes al Código Penal, siguen acumulándose casos de impunidad, haciendo evidente la apatía y falta de interés para investigar, procesar y dar resolución a estos casos. 

Es de resaltar también el deterioro a la credibilidad de instituciones públicas y al sistema de justicia en general, así como la escasa cultura de denuncia que deja en la invisibilidad e impunidad a muchos crímenes.

Señala el Observatorio que la primera estrategia empleada fue solicitar información sobre los casos de crímenes de odio contra LGBT a la Fiscalía General por medio de la Plataforma de Transparencia. 

El sistema no cuenta con la información necesaria para identificar si el homicidio correspondía a una persona LGBT, ha sido la respuesta, o en mayores indagaciones sobre los casos de los que se tenía conocimiento respondían: “en caso de que existiera una noticia criminal, denuncia o querella relacionada con [dicho homicidio], la misma información tendría la clasificación de reservada”. 

También se han enfrentado a la falta de respuesta por parte de las autoridades, y han tenido que lidiar con cambios de gobierno (estatal y municipal) y reestructuración interna de las Fiscalía estatales. También han influido factores personales/humanos como problemas de salud y el lamentable fallecimiento de miembros del equipo. 

La participación activa de los medios de comunicación con un registro adecuado de los hechos es fundamental para la eliminación de los estigmas y prejuicios que penden sobre las espaldas de la población LGBT.

“Nuestra sociedad necesita de narrativas que contribuyan a impulsar el respeto y el reconocimiento de nuestra amplia diversidad para conformar un tejido armonioso que dé cabida a cada una de las personas que la conforman en plena libertad”, se lee en el informe. 

Esto no será posible sin la participación activa y coordinada entre defensores de derechos y profesionales y directivos de los medios, que apoyados con instancias como la academia den curso a otras miradas y expresiones en los medios de comunicación. 

El gobierno de México tiene un compromiso para responder puntualmente en la próxima Evaluación de su ejercicio de Derechos Humanos para dar cumplimiento a las recomendaciones que le han sido planteadas, para que los casos de homicidio contra personas LGBT sean debidamente documentados e investigados que permitan acabar con la impunidad y la reafirmación de estas acciones. 

Así como la instalación de Mesas Interinstitucionales constituirá un mecanismo donde las instancias de justicia y derechos humanos, junto con defensores de derechos, definan las mejores estrategias para acabar con la impunidad y estas nocivas prácticas.

Informaron también que debido a la contingencia por Covid-19 se suspendieron actividades que se tenían planeadas, sin embargo, se llevaron a cabo varias reuniones con las instancias gubernamentales. En resumen, al menos una actividad de incidencia política se llevó a cabo en CDMX, Coahuila, Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Puebla.

En CDMX se abordó principalmente el tema de violaciones de Derechos Humanos de las personas trans. 

En Coahuila se realizaron diversas actividades para dar seguimiento a la propuesta de ley para tipificar los crímenes de odio y para presentar la situación sobre estos crímenes en el estado.

En Jalisco las reuniones han sido con la Fiscalía General del Estado, con Seguridad Pública, con la CEDH, con la presidencia municipal y con diputadas y diputados del Congreso del Estado. 

En Michoacán tuvieron lugar 6 reuniones en la FGE; en este estado ya está instaurada le mesa interinstitucional de incidencia política y se ha iniciado con la revisión de carpetas de investigación. 

En Nuevo León ya está en marcha la gestión para la instauración de una mesa de trabajo con CEDHNL y FGE, así como la gestión para firmar un convenio entre las organizaciones del Observatorio y la FGE para dar seguimiento a los casos. 

En Puebla se organizó un foro en el H. Congreso del Estado sobre Discriminación, violencia y crímenes de odio contra la población LGBTTTI+. Cabe destacar la disposición de la Fiscalía Especializada en Materia de Derechos Humanos, para llevar a los Estados el compromiso de impulsar un registro adecuado de los casos de crímenes contra personas LGBT, pero habremos de insistir en el establecimiento de Mesas Interinstitucionales con las instancias de seguridad y derechos humanos, para que esto sea una realidad en todo el país. 

SEM/em/sj

Comment here

Accesibilidad