Congreso

Mujeres y personas mayores las más afectadas por la violencia, en la pandemia

177 Vistas
  • Urgente implementar acciones públicas
  • Realiza Senado estudios Violencia familiar en tiempos de COVID

Elda Montiel

SemMéxico, Cd. de México, 29 de junio, 2020.- Los datos de violencia intrafamiliar en México, que han ido al alza en el confinamiento provocado por el COVID19, constituyen un indicador que urge a implementar acciones públicas para evitar y atender los daños que ocasiona.

Las situaciones se tornan difíciles para los miembros de las familias por el encierro, la restricción de movilidad, la incertidumbre, el estrés y la presión por la situación económica, la educación a distancia de manera improvisada, señala la investigación titulada “Violencia familiar en tiempos de COVID”, escrito por las investigadoras Carla Angélica Gómez Macfarland y María Cristina Sánchez Ramírez del Instituto Belisario Domínguez (IBD) del Senado de la República.

Las mujeres y las personas mayores han sido las más vulnerables durante el confinamiento provocado por la pandemia del virus COVID-19 y las cifras más altas de presuntos delitos de violencia familiar se presentaron en la Ciudad de México, seguido de Nuevo León, Jalisco y Estado de México.

En México, los datos de violencia contras las mujeres han sido alarmantes desde hace décadas.

De enero a abril 2020, dice el informe, en promedio hubo 0.47 presuntos delitos de feminicidio por cada 100 mil mujeres. Además, en ese mismo periodo de tiempo del total de emergencia reales al 911: 1.63 por ciento fueron llamadas de incidentes de violencia contra la mujer, 0.03 %; de abuso sexual; 0.02 % de violación; 1.42 % de violación de pareja, y 4.23 % de violencia familiar (Secretariado Ejecutivo, 2020 b).

Durante el primer cuatrimestre de 2020 el total de presuntas víctimas mujeres de distintos delitos fue de 33 mil 240. Estos delitos van desde trata de personas, homicidio culposo, homicidio doloso, feminicidio y extorción, entre otros.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a marzo de 2020, existieron 170 mil 214 llamadas al 911 por incidentes de violencia familiar, 15 mil 36 llamadas más que en 2019 que fueron 155 mil 178 y 13 mil 726 más que en 2018 que se registraron 156 mil 488.

Del total de presuntas víctimas mujeres, la mayoría (58.03 %) sufrieron lesiones dolosas. En ese sentido, cabe mencionar que en el primer cuatrimestre de 2019 hubo 21 mil 213 presuntas víctimas mujeres por lesiones dolosas y, en el mismo periodo de 2020, el número fue de 19 mil 288.

Respecto a feminicidio, el número de presuntas víctimas en enero a abril 2019 fue de 305, y en el mismo periodo de 2020 fue de 308, por lo que aumentó en 3 presuntas víctimas.

En ese sentido, a pesar de que las víctimas mujeres por delito de lesiones dolosas hayan disminuido en el primer cuatrimestre de 2020, respecto al mismo periodo de 2019, las presuntas víctimas de feminicidio aumentaron. Es decir, hace falta robustecer programas de prevención de delito, atención y empoderamiento de mujeres, entre otros.

Personas mayores han registrado 3,217 decesos por COVID 19

En México las personas mayores de 60 años de edad han registrado 3 mil 217 decesos por COVID, el mayor número de decesos por grupo de población, de ahí la importancia del resguardo y cuidado que deban tener durante esta pandemia y son, de acuerdo con la investigación, víctimas de violencia familiar,

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016 (ENDIREH) durante los doce meses anteriores al levantamiento de datos, alrededor de un millón 200 mil mujeres de 60 años y más, habían sufrido algún incidente violento, que va desde lo emocional, hasta lo económico, físico y/o sexual.

Es decir, las personas mayores de 60 años, sobre todo mujeres, con diferentes características y contextos familiares, sociales y económicos sufren algún tipo de violencia en nuestro país.

Además, considerando que dos factores de riesgo en maltratos y abuso son compartir vivienda y el aislamiento social, es probable que, en tiempos de resguardo domiciliario, de ambigüedad laboral, problemas económicos y de salud, entre otros factores relacionados a tiempos de pandemia, propicien, en mayor medida, violencia y abusos contra personas de la tercera edad.

Aunque el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) señala que existen documentos que contribuyen a fortalecer el reconocimiento de los derechos de adultos mayores como la guía de Prevención del Maltrato hacia las personas Adultas Mayores y el Protocolo Interinstitucional de Atención Integral para las Personas Mayores que Viven Violencia en la CDMX (INAPAM, 2019).

Es urgente visibilizar este problema para atenderlo y buscar soluciones que mengüen actos violentos contra personas mayores en tiempos de Covid-19, desde distintos frentes por parte de organizaciones civiles, Poder Ejecutivo Federal y local, así como Poder Legislativo en sus esferas federal y estatal.

SEM/em/sj

Comment here

Accesibilidad