Ejecutivo

La experiencia de Lucía: michoacana se libra de la violencia luego de 10 años

199 Vistas
  • Hoy se siente liberada, la justicia ordenó medidas de restricción al agresor
  • Esta mujer nos cuenta su temor por el recorte del presupuesto y el miedo a perder todo
  • Se alegró de que el gobernador le hablo directo al presidente de la República

Sara Lovera y Elda Montiel

SemMéxico. 29 de junio 2020.- Lucía es una mujer michoacana, de 34 años. Vive en una comunidad cerca de Morelia. Tiene 2 hijos. Desde joven pudo sentir inestabilidad y angustia. Primero como ciudadana –frente a la violencia por el narco- y luego un largo noviazgo, donde le parecía que el control y la fuerza, eran amor o algo normal; se casó y se dio cuenta que era una salida falsa. Ahora que logó una orden de protección que obligó a su marido a distanciarse de su vida, se siente libre, tranquila y al tiempo, extraña en un ambiente nacional tan complicado.

Michoacán es otro, dice. Hace 10 años ya vivía dentro un infierno. Ahora el hombre estalló, doble, porque perdió el trabajo. Por ello agradece que haya algo para salir adelante, como los protocolos de prevención de la violencia impulsados por el gobierno, y los “apoyos” a los hombres y mujeres expulsados de sus empleos por la crisis del COVID19; se ha librado de la experiencia que la hizo vivir 22 horas con su agresor; y ahora, a la distancia, piensa que su agresor está sufriendo por falta de empleo. Sufre el castigo por su machismo.

La historia de esta mujer y este hombre, no es rara. En tiempos donde se redujo el presupuesto, se desató la violencia y no alcanza la policía para atemperar las cosas. Además se cerraron centros de trabajo y diversión, todo está crispado.

Según datos oficiales en los últimos 90 días se incrementó hasta en 40 por ciento la demanda de ayuda a las instancias de protección a las mujeres a través de la información de la Secretaría de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres Michoacanas Seimujer al menos 545 mujeres, sus hijas e hijos, hicieron una llamada de auxilio, 15 de ellas fueron canalizadas al refugio institucional. Pero hubo que abrir una Casa de Emergencia que opera las 24 horas del día, en tiempos de encierro.

Lucía forma parte de la estadística. El 60 por ciento de las demandas de auxilio se hicieron en la capital. Mientras las familias han perdido más de la mitad de sus ingresos.

Ella sabe que desde el comienzo tuvo acompañamiento, a través de la línea telefónica que recibe mensajes de WhatsApp, así una  600 michoacanas y sus hijos e hijas,  tuvieron orientación y compañía, ya que en esas llamadas y mensajes un 65 por ciento buscan apoyo por violencia psicológica :“Las michoacanas deben saber que no están solas, tenemos un espacio seguro, donde se les brinda alimentación y atención gratuita para ellas, sus hijos e hijas”,  dijo hace poco la autoridad, el mismísimo gobernador.

Hoy están en resguardo a 12 mujeres y 23 menores de edad, que se encontraban viviendo violencia extrema. Como parte del Protocolo de Atención, que establece acciones de prevención, se han realizado más de 20 conferencias y conversatorios en línea, con especialistas en temas de diversidad sexual, empoderamiento, prevención e identificación de todas las formas de violencia contra las mujeres y niñas. Lucía dice que son muy interesantes y que ha aprendido mucho.

Se perdió uno de cada tres empleos

Lucía tenía, además otros problemas, antes de ser rescatada por Seimujer. Ligados a la situación económica, ya que el dinero extra para hacer frente a la pandemia, acciones como las de atender a madres e hijos, o cómo salvar empresas, redujo la posibilidad de atender lo común en la vida diaria. Lo peor es que se anuncia que en julio el gobierno federal recortará al presupuesto de Michoacán en 815 millones de pesos. La pérdida de empleo en el centro y los municipios es de 31 por ciento. O sea, se han perdido uno de cada tres empleos.

¿Así como? Se toca la cabeza Lucia y la mueve. Y los hombres, llenos de orgullo, canalizan la angustia de la peor manera. Sacan toda su frustración de machos heridos. Lucía considera que estuvo bien que esta semana Silvano Aureoles Conejo, el gobernador, le pidiera al presidente su respaldo y le dijera todo por lo que estamos pasando.

Lo explicó en palabras llanas, la situación se agudiza, porque se han puesto en marcha algunos programas como el de Michoacán Alimenta por el tema del aislamiento obligatorio, recursos que se requieren para las pruebas del COVID19 necesaria, y encima la disminución de los ingresos locales. Le dijo que el impuesto más importante que tiene el estado que es el Impuesto Sobre la Nómina, pero ya no existe, porque se los están regresando a los empresarios para que no despidan a sus trabajadores. Y puedan rescatar sus pequeñas empresas.

Claro, la cosa está que arde. Dos mujeres tuvieron que ser trasladadas a otras comunidades, por no contar con redes de apoyo en Morelia. Eso pasa, dice Lucía, porque muchas familias están mochas, los hombres se fueron hace tiempo a Estados Unidos, muchas mujeres están en Morelia buscándose la vida, pero sus hermanos o hermanas, a veces sus madres viven lejos. Y ahora con la pérdida de los trabajos, peor.

También se detectaron violencias de otro tipo. Hasta en el 65 por ciento de las atenciones correspondieron a violencia psicológica, 35 por ciento violencias físicas y sexuales, y 10 por ciento por violencia económica. Les quitan hasta el dinero que gana una mujer, esa es violencia y lo hace la pareja, frecuentemente.

Para Gretel Castorena, presidenta del Consejo Social del INMUJERES y michoacana las mujeres están muriendo al interior de sus casas, a manos de sus parejas. “Los hombres mueren en la calle por rencillas, por arma de fuego, de una manera indiscriminada y por gente que a lo mejor ni conocen”. En Michoacán la lucha contra la delincuencia cobra la vida de muchos hombres. Es cierto.

¿Y qué se hace para parar eso? Otra vez se toca la cabeza Lucía, que nunca pensó estar en un lugar dando una entrevista, y nos enseñó el periódico, era 27 de junio, un día antes había visitado la entidad el presidente de la República.

Lo que dijo el gobernador es que tiene mucha fe y esperanza en la efectividad de la creación de la Guardia Nacional, porque puede ser el principal instrumento para la pacificación del país, “pero que hay que cuidarla para que madure y se fortalezca para que pueda cumplir la misión”. Por eso lanzó una controversia constitucional.

Y es que el gobierno de Michoacán no está de acuerdo con el despliegue de los militares en acciones de policía. Lucía pregunta por qué, no entiende muy bien, sabe qué hace tiempo llegan por todas partes de su pueblo los solados. Una amiga que está con ella le cuenta, si nos importa la controversia. ¿Sabes por qué? porque a lo largo de más de 20 años, desde que el Ejército se asentó en Chiapas, se supo que se abusa de las mujeres, de muchas maneras.

Ah¡¡¡ Lucía pregunta si acaso esa paz llegará a su casa. Y siguió leyendo. El gobernador le dijo claramente a López Obrador “para que no haya malos entendidos”, la controversia constitucional que pide regular la acción de las fuerzas armadas en materia de seguridad, no es contra el presidente ni del Ejército o Fuerza Armadas, es sólo para clarificar el alcance del decreto. Qué le será permitido y qué no.

Por eso explicó el gobernador estuvo a favor de la Ley de Seguridad interior porque era importante. Ese 27 de junio el presidente Andrés Manuel López Obrador inauguró un nuevo cuartel de la Guardia Nacional en Morelia.

Y el gobernador dejó claro que nadie se debe alarmar por la controversia, es un simple procedimiento, para tener bien la información. Dejó en claro que su administración defenderá la actuación de las fuerzas armadas en tareas de seguridad, porque así está establecido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Esfuerzo coordinado en materia de seguridad

El reto en Michoacán, no es sólo porque la violencia ha entrado en las casas, sino porque hoy la seguridad es un reto que, dice el gobierno, solo se atenderá con el trabajo conjunto con los otros funcionarios de todo el país. Y destacó que hay trabajo coordinado con las instituciones de seguridad federal, particularmente con la Fiscalía General de la República y entonces presumió que en Michoacán es alentador que la mayoría de los delitos van a la baja. Han sido 5 años de mucho esfuerzo.

Lucía leía y abría tamaños ojos. Bajaron los delitos como el robo de vehículos, a casa habitación y transeúnte y hoy se sabe que los casos de extorsión y secuestro están muy lejos de los registrados hace 10 años. Además, por el robo de vehículos, no se preocupen, se han recuperado en 90%, porque hay un sistema en todos los municipios: se llama código rojo y lo que activa todas las corporaciones, con un resultado muy bueno, 5 mil 138 vehículos robados y 4 mil 576 recuperados. Lucía, que sigue leyendo, dice que un código rojo ha de ponerse en las casas.

En el robo a casa habitación a la baja: 2018 con 2 mil 23 delitos, 2019 con mil 855, 2020 a mitad de este año 604, de seguir así, “vamos bien”. Hace 6 años había en Michoacán 90 secuestros en un año, ahora en 2020 sólo se reportaron 15. Y en una mayoría los secuestrados se recataron sanos y salvos. Y hay muchos detenidos y presos por ese delito. Ojalá, dice Lucía, así fuera con los maridos golpeadores y abusivos.

Lo de los homicidios es otra cosa. Esta al alza, resultado de la disputa interminable de los grupos criminales por el control de territorios.

Por eso el fortalecimiento de la policía. Hace 5 años en Michoacán había mil 400 policías para atender 113 municipios, sin armamento, sin vehículos, sin instalaciones. Hoy hay 6 mil, o sea 4 veces más y los policías están certificados y equipados. Presumió hace poco el estado tenía cinco agrupamientos que decían hacerse cargo de la seguridad, la Fuerza Indígena, la Fuerza Rural, la Fuerza Ciudadana, los Autodefensas, estamos hablando de aproximadamente 10 mil personas armadas, que se asumían como los responsables de la seguridad. El 11 de febrero del 2016 se decretó el fin de estos grupos y comenzó la nueva policía, la Policía Michoacán.

Lucía confinada por el COVID19

Lo que llevó a Lucía a terminar con 10 años de violencia, fue el encierro necesario frente a la pandemia COVID19. Ahí se animó a denunciar, a ir al juez, a pedir que el marido se fuera a otra parte.

Hoy, el gobierno dice que en Michoacán se le ha hecho frente a la crisis sanitaria, que está controlada la situación. Al 25 de junio había 5 mil contagiados y poco más de 400 defunciones; en la etapa crítica de la epidemia se hizo frente con una ocupación hospitalaria que ronda el 50 %, es decir una ocupación en estado crítico del 20%, y una ocupación del 30% de pacientes no críticos.

Eso calma la angustia de Lucía, sobre todo pensando en sus padres, que están lejos de Morelia y son mayores. En Michoacán la pandemia se controló poniendo a trabajar todo lo que se tenía en materia sanitaria. Hoy existen 430 Centros de Salud, 27 hospitales regionales y en estas fechas, según datos oficiales, se inaugurarán dos grandes hospitales en Morelia, el Hospital General Civil “Dr. Miguel Silva” y un hospital Infantil.

Lo que sigue es convocar a la Nueva Convivencia, revertir la tendencia de la COVID19 y ponerse en movimiento. Lucía dice que el gobernador llamó a la gente a tener mucho cuidado con su salud.

De los 113 municipios del estado, en 98 se tienen detectadas personas que han contraído la epidemia, así lo dijo Diana Carpio Ríos, secretaria de Salud en la entidad. De acuerdo a la estadística presentada, del 7 al 14 de junio el número de casos positivos en Michoacán creció de 2 mil 611 a 3 mil 573 casos, en tanto que el número de defunciones pasó de 230 a 279.

Por la   reapertura de actividades económicas, las medidas preventivas fueron relajándose y en las últimas semanas, se ha registrado un aumento en la movilidad de hasta un 75 % y en Michoacán se habían registrado 297 defunciones y más de 3,500 contagios. Preocupa el municipio de Lázaro Cárdenas, donde está la importante acerera que lleva el nombre del General, y ahí se han detectado más contagios que 8 estados de la República, lo que obliga a desplegar una estrategia para que se cumplan con las medidas sanitarias establecidas.

Comment here

Accesibilidad