Mujeres

COVID 19 y la obligada reinvención del trabajo artesanal

232 Vistas

* Sus potenciales compradores dejaron de acudir

* Así nacieron los cubrebocas con bordados de flores

Patricia Briseño

SemMéxico, Oaxaca, 2 de julio, 2020.- Las manos virtuosas de artesanas y artesanos de Oaxaca, que han heredado la cultura ancestral de sus abuelas y madres, abuelos y padres, Patrimonio Cultural de la Humanidad de acuerdo con la UNESCO, durante la presente etapa de confinamiento por el COVID-19, dejaron de recibir a los visitantes potenciales compradores interesados en su arte, lo que repercutió con la caída de las ventas del producto de su trabajo orgánico

La cancelación de fiestas patronales, así como los filtros sanitarios de acceso a las comunidades indígenas restringe la entrada a forasteros. Con un dejo de tristeza tuvieron que cerrar sus talleres temporalmente para dedicarse a las tareas del hogar y el campo

No obstante, por su naturaleza, se reinventaron siguen trabajando en la intimidad de sus talleres para crear prolijas piezas. 

En algunos casos, como las mujeres zapotecas de Teotitlán del Valle frente a la nueva cepa hicieron causa común, sumaron su talento para diseñar cubrebocas inspiradas en las flores de esta localidad indígena del Valle de Oaxaca.

Las maestras del arte textil, como Aurora Bazán, dedicadas a la elaboración de huipiles con la iconografía prehispánica y tapetes de lana teñidos con elementos extraídos  de la naturaleza misma como flores, frutos , hojas, cortezas de árboles, animales y vegetales, decidieron crear mascarillas que distinguen al portador.   

Sin demérito de la prenda, la tela de algodón es tratada con hierbas, usadas en la medicina tradicional, para «limpias y curas».

La acertada decisión dio como resultado, un objeto textil que muestra de donde proviene y la resistencia de los pueblos por salir adelante, en cualquier circunstancia. 

Otras y otros han corrido con suerte con apoyos de organizaciones internacionales y asociaciones filantrópicas. 

Carlomagno Pedro Martínez, director del Museo Estatal de Arte Popular de Oaxaca informó que la Friends of Oaxacan Folk Art (FOFA), con sede en Estados Unidos, ofreció un incentivo económico a los 165 jóvenes artesanos oaxaqueños , que fueron ganadores en alguno de los cinco concursos que esta asociación civil ha coordinado con el Museo.

“Recibieron un recurso de tres mil pesos a cambio de presentar una pieza nueva, creada durante la contingencia, según la técnica que dominen.  Las nuevas obras, serán presentadas en una exposición virtual a través de las redes sociales de FOFA”, explicó.

De su lado, la Fundación Alfredo Harp Helú impulsa un programa de compras anticipadas a los artesanos con una bolsa inicial de seis millones de pesos, que comprende Oaxaca y otros 13 estados. A la fecha tienen registradas mil 415 familias de 191 grupos.

Quienes organizan plantean su programa en tres puntos: el primero es apoyar económicamente a las familias involucradas en los procesos de producción, en segundo lugar se busca ofrecer trabajo durante la contingencia para invitar a las familias a permanecer en sus hogares y talleres mientras producen los pedidos, evitando salir y exponerse a contagios; y por último, compartir el trabajo de los artesanos en las plataformas digitales que buscarán promoverlas y su comercialización.  

Algunos de los requisitos es que los productos deben ser nuevos, producidos después de realizado el pedido; los talleres podrán recibir un anticipo del 50 % que será finiquitado en la entrega final y las piezas a realizarse deberán presentar la mejor calidad posible. 

Gobierno estatal, sin crédito a la palabra, entregará recursos hasta septiembre. 

Por su lado, la Secretaría de Cultura del Estado de Oaxaca (SCO) lanzará la convocatoria para otorgar 120 premios distribuidos en siete categorías de arte popular, con un importe de siete mil pesos cada uno.

Sin embargo, a diferencia de las asociaciones filantrópicas, que incentivan los concursos u otorgan crédito a la palabra, la SCO entregará de recursos económicos y reconocimientos, el día 28 de septiembre del presente año “siempre que las condiciones de la pandemia causada por el coronavirus lo permitan”, de no ser así, se solicitará a los beneficiarios, una cuenta bancaria donde depositar el recurso asignado.

DATO

En Oaxaca no existe un censo oficial de artesanas, sin embargo, se presume que hay 70 mil personas que se dedican a la elaboración de las artesanías, pero solo un 50% de ellos están reconocidos.

SEM/pb

Comment here

Accesibilidad