Juego de PalabrasYaneth Tamayo Ávalos

Juego de Palabras

138 Vistas

Tiempos de reflexión

Yaneth Angelica Tamayo 

SemMéxico. Cd. de México. 31 de julio de 2020.- Comúnmente cuando hablamos de temas electorales nos centramos en los partidos políticos, las autoridades y los procesos que implican su observancia y en su caso, judicialización.

Se suele dejar de lado la participación ciudadana, en especial el papel importante que juega cada persona al momento de discernir entre un partido político u otro, la cuál solo se ha limitado a la emisión del voto y no propiamente al ejercicio reflexivo y crítico de su ciudadanía.

México está próximo a iniciar un proceso electoral que involucra a casi todas las entidades federativas, motivo por el cual todos los partidos políticos, autoridades administrativas y judiciales electorales se están preparando para garantizar que se ejerzan procesos abiertos y democráticos.

Pero, ¿qué estamos haciendo las personas para ejercer desde una posición responsable nuestra ciudadanía? pues vaya, no solo se trata de reflexionar tres días antes de la jornada electoral para decidir que candidato o candidata nos endulzó el oído para obtener nuestro respaldo o determinar nuestra elección con base en el partido menos peor. 

Meditemos, si los partidos políticos y sus aspirantes que pretenden puestos de elección como las gubernaturas, presidencias municipales y diputaciones para que a través de éstas dirijan y administrennuestra organización social, se están preparando para desarrollar un discurso que convenza a la sociedad para elegirlos nuevamente como nuestros representantes.

¿Qué estamos haciendo como ciudadanía para exigirles a esas y esos aspirantes que cambien sus propuestas, planteamientos o plataformas? ¿Cómo podemos exigir mejores propuestas o acciones, si no evaluamos ni reflexionamos consientemente el trabajo de las personas que nos representan en los espacios públicos?

¿Cómo podremos elegir mejores opciones si no nos preparamos con antelación? Los procesos electorales al ser abiertos permiten que la ciudadanía forme parte de ellos al desenvolverse como observadores y no sólo como votantes; evaluar el desarrollo de estos procesos, así como de las actuaciones de los representantes de gobierno y de los aspirantes a una contienda, facilita que las personas elijan desde la objetividad a las personas que pueden incidir en un cambio real.

Pero, ¿cómo hacer una evaluación crítica y objetiva que nos permita reflexionar si las y los candidatos de determinado partido político deben continuar o no representándonos?

Bueno, esta tarea al ser un discernimiento personal puede resultar algo complejo, primero porque debemos partir de un beneficio colectivo y no personal, esto es que las acciones que analicemos representen a toda la ciudadanía y no sólo a una porción de la población, pues por sentido común la desigualdad y las restricciones a ciertos grupos no pueden propiciar el adelanto de toda una sociedad, debemos recordar que no se gobierna para unos cuantos.

Debemos analizar los costos y beneficios que traen consigo las disposiciones que con el ejercicio de su labor han emitido las personas que fueron elegidas por la ciudadanía para gobernar, pero sobre todo se debe analizar el impacto que sus decisiones han ocasionado al Estado.

Y yo propondría aparte, comparar los discursos de campaña con las acciones implementadas, pues resulta muy fácil disfrazar la terquedad de buena voluntad, pronunciarse por transformaciones y renovaciones no es algo que se pueda dar de la noche a la mañana.

La medición que resulte de ese análisis permitirá a la ciudadanía establecer necesidades y exigir compromisos.

La situación actual del país demanda una participación real y permanente de todas las personas, ya que no sólo se trata de ejercer el sufragio, es necesario que la ciudadanía se involucre más en el proceso del desarrollo y cambio con la finalidad de que se ejerza una democracia cimentada bajo decisiones firmes, concienzudas y razonadas que propicien soluciones inclusivas. 

En últimas, es necesario empezar a ejercer responsablemente nuestra ciudadanía, reflexionar y observar nos permitirá hacer frente a la realidad social y política del país.

Comment here

Accesibilidad