Impunidad/Violenciaviolencia

A más de un año del feminicidio de Alexandra en Nicolás Romero, el crimen ha quedado impune

464 Vistas
  • No hay avances en las investigaciones, las autoridades han dejado de buscar 

Erandi León Tierranueva

SemMéxico. Edomex. 12 de agosto, 2020.- A más de un año del feminicidio de Alexandra de 15 años en Nicolás Romero, no hay detenidos o avances en las investigaciones para dar con los responsables, más aún “las autoridades han dejado de buscar, el crimen ha quedado impune”, denuncia Rocío, la hermana mayor, quien desde que encontraron a su hermana asesinada y con signos de tortura en un lote baldío en los límites de Nicolás Romero con Atizapán, Estado de México, no ha parado de exigir y buscar justicia.

“Llevamos más de medio año sin contacto alguno con la fiscal que llevaba el caso. La última vez fue antes de que comenzara el año cuando fuimos a la Fiscalía para ver qué avances había. Fuera de eso no hemos tenido otro contacto”. 

Rocío relata que la Fiscalía (de San Pedro Barrientos, Tlalnepantla) sí estuvo investigando, preguntando y dándole seguimiento los primeros dos meses, pero después dejaron de buscar, “lo último que supimos es que nos iban a llamar para informarnos sobre lo que habían obtenido de las labores de investigación, como las entrevistas que hicieron al círculo cercano”, pero ya no obtuvieron ninguna respuesta de la fiscal o alguna autoridad. 

El feminicidio de Alexandra era el segundo caso de la fiscal asignada. El primero lo había podido resolver gracias a las cámaras de seguridad, por lo que Rocío y su familia insistieron mucho con los videos que pudieran haber grabado el último trayecto de su hermana, “me hubiera gustado que nos asignaran a una fiscal más capacitada, porque a pesar de que yo traté de hacer ruido en los medios de comunicación para ejercer presión, ya que creo que a veces eso funciona, la agente que nos asignaron no estaba tan preparada”.

Ruta de impunidad 

Aproximadamente a las 20 horas del 12 de julio de 2019, Alexandra salió de casa de su mamá, a quien había ido a visitar después de mucho tiempo de no hacerlo, para dirigirse a la casa de su papá, con quien vivía junto a sus hermanos. “Sandy” como le decía su familia, llevaba prisa aquella noche ya que no solía dejar solos tantos tiempo a sus hermanos pequeños, por lo que Rocío supone que su hermana tomó la vía de Barrón que es la más corta para llegar a casa, sin embargo nunca lo supo. 

Al día siguiente vecinos de la zona reportaron a las autoridades el hallazgo de un cuerpo femenino desnudo y con graves signos de tortura abandonado en un lote baldío cerca de Atizapán. 

La noticia rápidamente se propagó y la familia de Alexandra, que ya la buscaba desesperadamente, incluso su mamá había intentado interponer la denuncia ante el Ministerio Público de Nicolás Romero, donde no pudo ya que “le faltaba un documento que acreditará su parenteso”, no se imaginó que se pudiera tratar de ella.

Una de sus primas había posteado una foto con las características físicas de Alexandra en redes sociales, poco después, a las 18 horas un médico forense de San Pedro Barrientos, Tlalnepantla, se comunica para referir que tenían un cadáver con características similares a las de  Alexandra.

El padre y Rocío acudieron al reconocimiento del cuerpo y en efecto era su hermana pequeña, quien había sido hallada desnuda, con signos de haber sido torturada por horas y un intento de quemarla para desaparecer la evidencia. De acuerdo con el reporte del forense, Alexandra murió a las 5 horas del sábado y fue cuando comenzaron las inconsistencias de la investigación.

“No sabemos si nosotros como familiares teníamos derecho a la carpeta de investigación, pero la autopsia arrojó cosas contrarias, prefiero no decirlas, pero el mismo día que fuimos a hacer el reconocimiento de cadáver nos dijeron algo y al mes otra cosa diferente”.

Cabe recordar que el pasado 9 de julio del presente año, encontraron cinco mujeres sin vida, cuatro de ellas menores de edad, en la colonia El Tráfico de Nicolás Romero, colonia que entre los lugareños es considerada como el lugar más peligroso para las mujeres, pese a que recientemente el presidente municipal Armando Navarrete (Morena, PES, PT) inauguró “el primer Ministerio Público de Nicolás Romero especializado en violencia familiar, sexual y de género”, la violencia contra las mujeres continúa creciendo y la ruta de impunidad sigue siendo el pan de cada día. 

De acuerdo con datos del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, los asesinatos contra mujeres en el Estado de México aumentaron 58.3 por ciento en el primer trimestre de 2020; 20.6 por ciento de las víctimas son menores de edad. Además 38 municipios de los 125 de la entidad no reportaron ninguna carpeta de investigación por homicidio doloso, “es decir, en el 70 por ciento de los municipios se reportó al menos una carpeta de investigación durante el primer trimestre de 2020”, de acuerdo con el análisis hecho por el portal de noticias Infobae. 

“Sigue habiendo mucha violencia. El presidente municipal no ha dado ninguna solución porque después de lo de mi hermana han matado más mujeres, sobre todo en la colonia El Tráfico y no hemos visto alguna respuesta del gobierno municipal como implementar más patrullas, alumbrado, cámaras de seguridad o algo”, acusa Rocío, quien agrega que ni ella ni su familia cuentan con algún apoyo psicológico, jurídico o de seguridad después de lo sucedido.

“La única asesoría que me han brindado es de parte de los colectivos feministas, como Los Machos nos Matan en México de Sandra Soto. Ellas son las que nos han apoyado para que el crimen de Alexandra no quede impune”.

 A pesar de que Rocío está convencida que ya “le dieron carpetazo al caso de su hermana”, justo como lo había imaginado, pide a las autoridades que asignen a funcionarias y funcionarios más capacitados para tratar este terrible problema, “Siento que a lo mejor si nos hubieran dado a alguien más capacitado tendríamos un avance o ya hubieran capturado a los asesinos, porque creo que entre más tiempo pase más difícil se vuelve”. 

Comment here

Accesibilidad