Mujeres

Solicitan activistas y académicas participar activamente en la legislación para el Sistema Nacional de Cuidados

319 Vistas
  •  La mayoría de las cuidadoras trabajan en la informalidad
  • Con la actual pandemia, el trabajo de cuidados recae en mujeres y eso es igual a agotamiento extremo y efectos en su salud.

Olga Rosario Avendaño

SemMéxico. Cd. de México, 06 octubre, 2020. – Luego de señalar que en México existen 90 millones de personas que se dedican al cuidado, en su mayoría mujeres, las integrantes de la Coalición por el Derecho al Cuidado Digno y al Tiempo Propio de las Mujeres se pronunciaron porque las políticas públicas se hagan del territorio al escritorio y no al revés, esto tomando en cuenta que en la Cámara de Diputados se discute la legislación para el Sistema Nacional de Cuidados.

Elisa Gómez de la Fundación Friedich Hebert Stiftung, remarcó que esta propuesta de ley que se discute, “no es una política más, es la primera en trascender la cultura asistencialista que ha marcado el país; por primera vez se tiene la oportunidad de hacer una política vista desde los derechos humanos” en el contexto de las personas que dedican gran parte de su vida a los cuidados.

Por su parte Laura Ríos de la Red de Cuidados en México, explicó que a través de esta Coalición que la integran académicas y activistas, se busca que el cuidado “sea reconocido como una actividad que tiene que ser remunerada, el objetivo es hacer aportaciones para el reconocimiento de este derecho”. 

Dijo que como organizaciones civiles ponen a disposición de quienes trabajan el tema en el poder Ejecutivo y Legislativo “insumos que nutren las propuestas de iniciativas”.

Afirmó “tenemos conocimientos, pero también experiencia; afirmamos que no es posible construir el sistema nacional de cuidados sin la aportación de la sociedad civil, las políticas deben construirse de territorio a escritorio, no al revés”.

Enfatizó que “deben ser escuchadas nuestras voces, sobre todo de quienes cuidan directamente”.

Por su parte Sofía Martínez de la Asociación Civil Yo Cuido, enfatizó que “es imposible concebir una vida sin cuidados, desde el nacimiento hasta la vejez sin cuidados, éstos son el fundamento de la sociedad”.

Agregó “las personas que cuidamos, las que alimentamos, las que bañamos, las que lavamos ropa, las que preparamos la sopa, las que cuidamos a la niñez y a la vez gestionamos el súper, las medicinas, etcétera, somos las mujeres en su mayoría”.

Agregó que “es un trabajo que requiere de muchos pilares y que no es reconocido y es carente de derechos para las cuidadoras”.

Detalló que en México existen 90 millones de personas que realizan cuidados, “la mayoría son mujeres, madres abuelas, tías, hijas; la mayoría han tenido que dejar de estudiar y dejaron su educación para dedicarse al cuidado, la mayoría trabajan en lo informal”. 

Además, estas cuidadoras “no tienen acceso a la salud y vivienda. Hay que poner en el centro los cuidados, sin el cuidado, el resto no puede funcionar, y de eso depende la economía de un país”.

En tanto, Indra Rubio del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, mencionó que la pandemia por COVID ha colocado a las mujeres en “una situación de extrema crisis”.

Detalló que el cierre de escuelas y otros sitios donde cuidaban de personas con alguna discapacidad ha generado “una situación extrema de crisis” para las mujeres, pues son ellas las que han tenido que cuidar tanto de la niñez como de las otras personas que lo requieren y eso representa un agotamiento extremo y efectos en su salud.

Mientras que la Doctora Pilar Alberti de la asociación civil Las Constituyentes, dijo que presentarse hoy que es el Día Internacional de la Parálisis Cerebral Infantil, tiene gran relevancia, pues son las mujeres quienes se dedican a los cuidados de quienes viven en esta condición.

Agregó que en este contexto, “son las mujeres quienes tienen pobreza de tiempo, debido al mandato patriarcal”, esto es que a ellas es a quienes se les ha impuesto que deben dedicarse a los cuidados sin ninguna remuneración.

Por lo anterior consideró que es importante despatriarcalizar la sociedad y acabar con micromachismos “y exigir que los hombres dediquen el mismo tiempo que las mujeres al trabajo doméstico y cuidados”. 

Detalló que los micromachismos, son aquellas conductas reiteradas de los hombres, por ejemplo, “yo como hombre recibo cuidados, pero no los doy”.

Por eso es importante mencionar que desde la perspectiva de Género se propone que al sistema nacional de cuidado se integre “el derecho propio de las mujeres”, esto quiere decir “garantizarles la libertad para que ellas puedan tener tiempo en todos los ámbitos de su vida”.

Si a las mujeres se les garantiza tiempo propio, ellas podrán atender su salud, participar en política, además de tener crecimiento espiritual y autocuidado, “es necesario e importante sentar las bases para un México igualitario”.

Comment here

Accesibilidad