Emergencia Sanitaria COVID-19

Cierre de escuelas por la pandemia, deja profundadas desigualdades

169 Vistas
  • En América Latina y el Caribe estiman un aumento en la tasa de pobreza de, al menos, 14.5 %
  • Entre 100 mil y 300 mil niños, niñas y adolescentes ingresarían al mercado laboral

Redacción

SemMéxico, Cd. de Panamá-Nueva York, 12 de octubre, 2020.- Un nuevo informe de UNICEF y PNUD dejó en evidencia el impacto de la pandemia en la educación ante el cierre de las escuelas y las profundas desigualdades en las oportunidades de desarrollo de los niños y las niñas.

Así lo reveló el informe presentado hoy: “COVID-19 y educación primaria y secundaria: repercusiones de la crisis e implicaciones de política pública para América Latina y el Caribe“, del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Las medidas adoptadas por los gobiernos han significado el cierre de múltiples actividades económicas, la pérdida de empleo y de generación de ingresos de millones de familias, señala información difundida a través de ONU Prensa.

Para el caso de América Latina y el Caribe, la CEPAL estima un aumento en la tasa de pobreza de, al menos, 14.5 %, lo que representa 28.7 millones de personas más en condición de pobreza [1].

La pérdida abrupta de ingresos en los hogares generará presión para que niños, particularmente los adolescentes, abandonen sus estudios no solo por los gastos que implica estudiar, sino por la necesidad de generar ingresos en el hogar. 

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) estiman que entre 100 mil y 300 mil niños, niñas y adolescentes de la región, ingresarían al mercado laboral como como consecuencia de la pandemia, dejando de lado su formación [2].

Las estrategias de educación a distancia han llegado de manera desigual, en parte por la inequidad preexistente en el acceso a recursos como conectividad, dispositivos y ambientes propicios para el aprendizaje, lo cual puede agudizar aún más las brechas educativas en la región.

El acceso desigual a los recursos necesarios para el aprendizaje y a modalidades de educación a distancia de buena calidad, hace que las pérdidas en capital humano estén concentradas en los grupos más vulnerables de la población:

Niños, niñas y jóvenes en zonas rurales con baja conectividad que tienen menos acceso a modalidades de educación a distancia efectivas.

Niños y niñas en hogares pobres que tienen dificultad para asegurar una alimentación básica o un espacio para estudiar, o que aún en zonas con acceso a internet, no cuentan con dispositivos electrónicos suficientes para acceder a la educación remota por medio de herramientas digitales;

Niñas y niños en hogares monoparentales o con bajo nivel educativo donde los padres no pueden ofrecer acompañamiento ni un ambiente propicio para el estudio

Niñas y niños de poblaciones indígenas y aquellos en condición de discapacidad también se verán afectados de manera desproporcionada en la medida en que las soluciones de educación a distancia no se ajusten a su lenguaje o necesidades para el aprendizaje.

Los gobiernos deben centrar sus esfuerzos en planear la reapertura de escuelas con sentido de urgencia, mantener el rol protector de la escuela, garantizar servicios que han sido interrumpidos y asegurar el bienestar emocional de la comunidad educativa.

Puede bajar el estudio completo aquí.

SEM/sj

Comment here

Accesibilidad