Mujeres

Lanzan #NosVanAVerJuntas 15 casos emblemáticos de feminicidio

351 Vistas
  • OCNF y CDD también reflejan la lucha de las madres y familias por alcanzar la justicia
  • Un tributo al valor de las mujeres asesinadas a partir de la reconstrucción de su memoria: Luz Estrada

Lorena Vaniezcot

SemMéxico, Cd. de México, 14 de octubre, 2020.- Una nueva etapa de la campaña #NosVanAVerJuntas fue presentada hoy en una sesión virtual del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, en el que presentan 15 casos emblemáticos de los feminicidios que han ocurrido en México y reflejan, también, la lucha de las madres, convertidas “de víctimas a defensoras”, en la búsqueda de justicia para sus hijas en esa ruta de impunidad “un camino oscuro y doloroso para las víctimas”.

NOSVANAVERJUNTAS surge como un tributo al valor de las mujeres asesinadas a partir de la reconstrucción de su memoria. Es, también, un reconocimiento a la labor incansable de sus familias, particularmente de las madres, quienes contribuyen a transformar sus realidades y se convierten en el motor y vehículo hacia la verdad y la justicia, planteó Luz Estrada, coordinadora del OCNF.

La campaña que inició este día se tiene previsto concluir el 25 de noviembre próximo, fecha en que se conmemora el Día por la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, incluye acciones de visibilización de los casos, así como conversatorios virtuales y puede ser vista desde el micrositio nosvanaverjuntas.org o en las redes sociales del OCNF.

En el micrositio se podrán encontrar las historias de vida 15 jóvenes de quienes, se señala: “Es imprescindible reivindicar el valor de las mujeres asesinadas a partir de la reconstrucción de su memoria. Una memoria que las dignifique y reconozca como personas que tenían proyectos, triunfos, anhelos y sueños”.

En la presentación de esta nueva etapa de la campaña, Luz María Estrada, coordinadora de OCNF y de Católicas por el Derecho a Decidir se refirió al trabajo que han realizado en la búsqueda de justicia dando acompañamiento a las familias.

Sostuvo que en México enfrentamos una violencia criminal con diversos patrones que todos los días acaba con la vida de las mujeres. Los casos que hemos acompañado muestran la falta de una debida diligencia y perspectiva de género; y constantemente denunciamos la violencia institucional a la que se enfrentan las víctimas y sus familias cuando acuden en búsqueda de protección, investigación y justicia.

Pero también, dijo han encontrado familias que con dignidad y coraje luchan para lograr la justicia, pese a la adversidad, “hemos acompañado el dolor de las víctimas cuando conocemos las formas brutales en las que, conocidos o desconocidos de sus hijas, deciden arrebatarles la vida. Hemos vivido el sentimiento de injusticia cuando escuchamos de las familias o cuando hemos sido testigos del trato indolente, negligente o discriminatorio por parte de las autoridades encargadas de procurar e impartir justicia y de atender las violencias y los impactos de ésta”.

Estrada dijo que quedan enormes desafíos, sin embargo, apuntó se han alcanzado importantes logros: como la emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en 2015, en el caso de Mariana Lima, que obliga a las autoridades a investigar toda muerte violenta de mujer con perspectiva de género.

Señaló también las sentencias condenatorias por feminicidio y con perspectiva de género como en el caso de Lesvy Berlín Rivera Osorio y Mayra Abigail Guerrero Mondragón; nulidades de procesos que violaron derechos humanos de las víctimas, donde jueces han ordenado reponer las investigaciones para acreditar el feminicidio o reconocer la calidad de víctimas a hijas/os de la víctima como en el caso de Campira Camorlinga, y, citó como otro ejemplo la reposición de etapas procesales considerando pruebas aportadas por las víctimas como sucedió en los casos de Keren Abuc Cerón y el caso de Fátima Quintana.

Dijo que, de enero a agosto pasado, en México fueron asesinadas dos mil 532 mujeres y sólo 626 son investigados como feminicidio, por lo que señaló que (en el OCNF) están convencidas de que este delito es un problema sistémico y un desafío para el Estado mexicano frente a la vocación transformadora que debió significar la implementación integral de la sentencia histórica de “Campo algodonero”. De ahí que las autoridades del país deben impulsar acciones para la no repetición que prevenga, atienda y sancione los delitos de género de manera adecuada y efectiva.

En su momento intervino Itzel Salas, gerente del programa de ayuda de la Embajada de Australia en México, que al igual que organismos como la Unión Europea, respaldan la iniciativa, destacó que para el gobierno australiano es imperativo baja la incidencia de violencia machista, de ahí que sea fundamental visibilizar la problemática de la violencia feminicida.

Destacó los datos de una encuesta de Parametría donde se indica que una tercera parte de las personas encuestadas revelan que no conocen qué es el Feminicidio y un 16 por ciento lo asocian al suicido. Pero, además, dijo, es importante destacar que detrás de cada asesinato violento de una mujer hay una historia.

Somos y seremos, apuntó, la voz de las que ya no tienen voz.

Participó en el lanzamiento de la campaña NOS VAN A VER JUNTAS, Araceli Mondragón, defensora de derechos humanos y madre de Abigail Guerrero Mondragón, cuyo victimario fue sentenciado recientemente con 45 años de cárcel.

Ningún castigo me va devolver la vida de mi hija, apunto, pero sostuvo, su crimen ya no quedó impune.

Ixchel Cisneros, directora de Un Día Después llamó a no esperar que la violencia feminicida o el feminicidio “nos toque la puerta” y pidió a la sociedad mexicana a activarse y a ser solidarios en esta lucha contra la violencia machista.

Que la clase política se den cuenta que estamos organizados e informados, dijo la periodista.

Del micrositio NOS VAN A VER JUNTAS

En el micrositio nosvanaverjuntas.org se pueden encontrar las historias de vida y la situación legal actual de 15 casos emblemáticos de feminicidios todos ocurridos en este siglo XXI:

De Puebla, se expone el caso de Zyanya Estefanía Figueroa Becerril, cuyo feminicidio ocurrió el 11 de mayo de 2018.

Del Estado de México, los casos de Fernanda Sánchez Velarde -4 de febrero de 2014-, de Fátima Varinia Quintana Gutiérrez -5 de febrero de 2015-, Mariana Lima Buendía -29 de junio de 2010-, Nadia Alejandra Muciño Márquez -12 de febrero de 2014-, y de Rosa Diana Suárez Torres -31 de diciembre de 2010-.

De la ciudad de México los casos de Campira Lisandra Carmolinga Alanís -31 de diciembre de 2016-, Lesvy Berlin Rivera Osorio -3 de mayo de 2017-,  Mayra Abigail Guerrero -11 de dicidmbre de 2016-, y Yang Kyung María Jun Borrego -21 de septiembre de 2014-.

De Nuevo León, Diana Alicia González -24 de mayo de 2018-.

De Jalisco, Betzabé García Hernández -19 de septiembre de 2015-.

De Chiapas, Guillermina Berriolope -1de septiembre de 2020-.

De Oaxaca, María del Sol Cruz Jarquín -2 de junio de 2018-.

De Veracruz, María Elena Ferral -30 de mayo de 2020-.

Así como las historias de las “víctimas a defensoras”, madres y familias de las víctimas de feminicidio o tentativa de feminicidio, como Irinea Buendía Cortés, Keren Abuk Cerón Huapantecatl, José Diego Suárez Padilla, Lorena Gutiérrez y Jesús Quintana, María Magdalena Velarde Tepos, María Antonia Márquez, Mónica Borrego Kim, Araceli Mondragón Sánchez, María Margarita Alanís Rosales, Araceli Osorio Martínez, María Patricia Becerril Gómez, Soledad Jarquín Edgar y Carolina Ramírez Suárez.

SEM/lv/

Comment here

Accesibilidad