Congreso

Llaman diputadas a no perder el rumbo y a trabajar por la igualdad sustantiva

151 Vistas
  • Realizan en la Cámara de Diputados una Sesión Solemne por el 67 aniversario del voto de las mujeres
  • 10 oradoras hablaron de la fuerza sobre los pendientes, la violencia y de rediseñar el presupuesto, ahora sólo asistencial

Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes, y totalmente libres. Rosa Luxemburgo. Citada por Verónica Sobrado, panista.

Sara Lovera

SemMéxico, Cd. de México, 15 de octubre, 2020.- En sesión solemne en conmemoración del 67 aniversario del voto de las mexicanas, en la Cámara de Diputados, la legislatura de la paridad, hubo una postura, un eco, un llamado para estar unidas, no perder el rumbo, seguir trabajando por una igualdad sustantiva, no a la violencia contra las mujeres y a reconocer que las legisladoras tienen poder para pelear por ser visibles, reconocidas y con presupuesto real para la igualdad. Todo eso, a más de seis décadas, sigue en la agenda.

Las 10 oradoras y un hombre recordaron la zaga histórica que hizo posible que el 17 de octubre de 1953 se publicara la reforma al artículo 34 constitucional que legalizó el voto universal para las mexicanas, después de 100 años de lucha; ahora hay que mirar que el avance fue lento, recordó la presidenta del Congreso, Dulce María Sauri, pero gracias al tesón de las feministas y mujeres del país, a partir de 1996 hubo un giro, la cuota de participación política, que permitió llegar  más y más mujeres en todos los congresos, sin ellas, las diputadas, las mujeres en la política  no se hubiera llegado a la paridad, ni a otros muchos asuntos y leyes. Falta todavía, dijo.

A partir del ingreso de las mujeres a puestos de elección, de poder –incluidas las gobernadoras, las presidentas municipales- los derechos adquiridos son muchos, las leyes y las instituciones, pero todavía hay quienes ven en a las mujeres sólo como amas de casa y siguen las resistencias, expresadas en la violencia contra todas las mujeres y la violencia política.

Así dijeron prácticamente todas las oradoras. Todas hablaron de los grandes pendientes y muchos reclamos, como el que las jóvenes feministas irrumpieran “como nunca” en 2020, para recordar un enojo comprensible. Por ello, algunas hablaron de mantener el ánimo en denunciar, no callar y trabajar, todavía, en el cambio de actitudes retrógradas. Hicieron un reconocimiento especial a las mujeres del campo, en el Día Mundial de la Mujer Rural. Todas hicieron un reconocimiento a las forjadoras históricas de los derechos políticos de las mexicanas.

Un vehemente llamado hizo la diputada Martha Tagle, para que unidas, con ese poder que tienen las 241 diputadas federales rediseñen el anexo 13 del Presupuesto Federal, hoy saqueado hasta en más de 70 por ciento, por los proyectos del Presidente; las llamó a unirse y a pelear porque vuelva a su origen, porque es un presupuesto irreductible.

“El actual Anexo 13 se ha traducido en un instrumento de una política asistencial; que ha dejado de lado el trabajo de transversalización e institucionalización de la perspectiva de género en las políticas públicas. Tampoco se ha fortalecido la autonomía física, económica y política de las mujeres. Y, los programas y las acciones para prevenir, atender y sancionar la violencia que se ejerce en contra de las mujeres, no se han incrementado y en cambio han desaparecido o se han visto mermados. Juntas podemos lograrlo”, afirmó.

Hubo en coro una reivindicación para las precursoras del voto; reconocimiento a los avances en la ciudadanía de las mujeres y un reclamo muy claro, el de Guadalupe Almaguer Pardo, hoy a tantos años de reivindicaciones, no se puede ir a la Cámara con un dictado, el que se hace desde el máximo poder. Las llamó a hablar por sí mismas. En una intervención, claramente emocionada, Almaguer señaló que a más de 100 años de la Revolución y a 67 años del voto universal de las mujeres “estamos logrando garantizar los derechos políticos de las mujeres.

“Logramos en esta LXIV legislatura -el 5 de junio de 2019- la reforma constitucional de la paridad de género, su armonización en 86 leyes, y la tipificación de violencia política, también ya armonizada en leyes electorales” y si esto es un gran paso aún falta mucho por hacer para que esta paridad sea un reconocimiento socialmente pleno. 

“A esto me refiero que vivimos en una sociedad donde prevalecen esquemas de dominación patriarcal”, detalló.

La sesión se inició poco después de las 10 horas, duró una hora con 28 minutos, transcurrió bajo la presidencia de la ex gobernadora de Yucatán, Dulce María Sauri Riancho, y durante una hora 28 minutos pasaron a la tribuna 10 diputadas y un hombre del Partido del Trabajo, que alteró los ánimos, por unos instantes. La presidenta tuvo que llamar a la cordura. Y, sorpresivamente, al final de la participación de oradoras de todos los partidos, se dio la voz a Clementina Marta Dekker Gómez, del PT, de Chiapas y de la Comisión de Igualdad, que agradeció el espacio adicional y, entre otras cosas, advirtió que a los patriarcas no les debemos permitir el control de nuestros cuerpos y nuestras vidas. Arrancó aplausos.

La sesión, que comenzó con 273 diputados y diputadas, rodeada de bancas que dejaron vacías muchos hombres. Habló en primer lugar la presidenta de la Comisión de Igualdad, Wendy Briseño, quién señaló que “han transcurrido décadas y continúan las formas de atacar, agredir, de restringir, de intimidar, de inhibir a las mujeres por medio de la culpa. Nos quieren gestionando en lo público, pero sin hacer política”.

La diputada Verónica Sobrado, de Acción Nacional dijo que el camino no ha sido fácil, sino largo y sinuoso; se requirieron mujeres valientes, atrevidas, sin miedo. Se avanzó, pero sin duda hoy con la legislatura de la paridad, se inició un futuro prometedor.

Habló tras un grupo de panistas que portaron unas leyendas sobre el derecho a ser vistas y oídas, de todas las mujeres. Dijo que no obstante ese paso trascendental, para la participación política, hoy el reto es que sea libre de violencia. Les recordó que falta conquistar el piso parejo. Hay muchos espacios donde las mujeres no ejercen sus derechos a plenitud.

Ella fue la única que habló del reto: 2020 ha sido especial: miles de mujeres han salido a las calles, con una voz que debe ser escuchada, lo hicieron para hacer patente su enojo, su inconformidad, a exigir justicia, a reclamar sobre la violencia en contra de las mujeres, el maltrato verbal, físico y sicológico, dijo que así lo ha puesto de manifiesto la pandemia COVID-19. Y también se refirió a la falta de presupuesto.

Llamó la atención la enjundia de María Elizabeth Díaz García, de Morena, vestida de verde quien pidió que se materialicen los sueños, piedra por piedra, en que se embarcaron todas las antepasadas y las de hoy, que deben hacerlo por sí mismas.

Las diputadas se refirieron, unas y otras, a las ancestras, con nombres y apellidos, la priista Lucero Saldaña se pronunció por trabajar inmediatamente por un sistema nacional de cuidados, de hacer sustentable la paridad, y asegurar los derechos sociales de las mujeres.

Olga Patricia Sosa Ruiz, del partido Encuentro Social, destacó la unidad, la importancia del voto ciudadano, dijo que hay una deuda grande con las mujeres rurales. Advirtió que es necesario desenraizar la polarización y abogó por que las mujeres en política no deben dejarse utilizar.

La sesión terminó con 273 diputados y diputadas. Cinco minutos después, al iniciar los trabajos “normales”, había ya 348 en la sala.

SEM/sl/sj

Presidenta de la Mesa Directiva Dulce María Sauri Riancho
Diputada Martha Tagle
Diputada Guadalupe Almaguer

Comment here

Accesibilidad