Emergencia Sanitaria COVID-19

Violencia de género y trabajo no remunerado: los retos de las mujeres en la pandemia

285 Vistas
  • El confinamiento ha generado una situación más crítica para muchas mexicanas en el aspecto familiar, social y personal

Por Georgette Valentini

SemMéxico/AmecoPress. Ciudad de México, 28 de octubre 2020.– Ser mujer hoy en día no es pan comido, podría decirse que es todo un reto, y si tomamos en cuenta las condiciones de estilo de vida a las que nos ha orillado esta pandemia, podemos definitivamente notar grandes desventajas para el rol femenino.

Hay mujeres que, además de tener un empleo de tiempo completo, son madres y responsables de las labores del hogar, del acompañamiento de la educación en casa de los hijos e incluso del cuidado de enfermos o de adultos mayores vulnerables.

Muchas son madres solteras y otras más, a pesar de tener una pareja, no cuentan con ayuda ni apoyo, otras más han perdido sus empleos o en el peor de los casos, sufren de violencia doméstica de tipo física, verbal, psicológica, económica o sexual.

A causa del aislamiento, ha aumentado el trabajo de cuidados no remunerados, puesto que los niños toman clases en casa y las personas mayores necesitan cuidados y los servicios de salud no se dan abasto.

La pandemia: sus desventajas y alternativas

Todos estos son retos que está enfrentando la mujer en esta pandemia de COVID-19. Por ello, es fundamental que la sociedad muestre empatía y colabore con las mujeres para que esta pandemia no sea otro evento más que incremente la desigualdad entre géneros. Es una realidad que puede contemplarse con cifras y no se puede subestimar ni pasar por alto.

La lucha por los derechos de la mujer se está llevando a cabo en todos los sectores, desde el civil hasta el empresarial, en el cual destacan figuras como el empresario michoacano Mario Villicaña, quien está totalmente a favor de la defensa de los derechos de las mujeres. Asimismo, está convencido de que esta situación debe parar ya y que eso se hará posible si entre ciudadanos se generan espacios para escuchar a las mujeres.

“En Morelia estamos reactivando la pequeña, gran y mediana economía, consumiendo local y sobretodo rescatando el diagnóstico que las mujeres empresarias tienen, no solo para rescatar el tejido social, sino porque son la base fundamental de la sociedad”, afirmó Mario Villicaña durante un diálogo con mujeres empresarias.

Niños y niñas afectados

La pandemia ha mostrado una vez más que «el impacto afecta de manera más grave a las mujeres, las niñas y los niños, como resultado de las medidas de confinamiento que no contemplan condiciones y necesidades», señala Angélica Ayala, presidenta del Grupo de Estudios sobre la Mujer Rosario Castellanos.

De acuerdo con el informe más reciente de la ONU, el efecto de la pandemia se recrudece en el caso de las mujeres; en 2021, por cada 100 hombres que vivan en pobreza extrema habrá 118 mujeres en dicha situación. «Las mujeres están sobrerrepresentadas en los sectores más afectados (como los servicios) o en ocupaciones que están en la primera línea de la lucha contra la pandemia».

Según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), lo más grave es que la tasa de participación de las mujeres en el mercado laboral en México es de 4%.

Seis de cada diez mujeres de la población económicamente activa femenina no tienen acceso a trabajos formales.

A pesar de que hay muchos hombres que tienen participación en las labores del hogar, en México las tareas domésticas, de cuidados y acompañamiento dentro de los hogares recaen de manera desproporcionada en las mujeres. La población femenina dedica cerca de tres veces más tiempo a las labores de limpieza, cuidado de los hijos o personas de la tercera edad, de acuerdo con cifras del INEGI.

Estas desigualdades se han pronunciado de manera importante durante la pandemia. Antes del regreso virtual a clases ya se registraba que 6 de cada 10 mujeres que tienen ocupaciones remuneradas están laborando desde sus hogares y 34% de ellas ha declarado que además de ese trabajo en casa también se han incrementado sus labores dentro del hogar.

Si a las mujeres se les pagaran las tareas que realizan de manera no remunerada en el hogar, el valor per cápita ascendería a casi 5 mil pesos mensuales.

Violencia doméstica a mujeres

La pandemia también ha acentuado la violencia de género en nuestro país, pues a cuatro meses del confinamiento, la violencia contra mujeres, niñas, niños y adolescentes se ha incrementado 81%, respecto al mismo período de 2019, de acuerdo con la Red Nacional de Refugios, AC. (RNR), la cual atendió a 14 mil 599 mujeres con sus hijas e hijos, entre marzo y junio.

Las violencias reportadas en el confinamiento han sido principalmente agresiones físicas, con 41.15%, por otro lado, 23.29% se considera emocional, 5.46% económica y patrimonial y 3.63% sexual.

En estos cuatro meses, la RNR incluso realizó 23 rescates de mujeres e hijas que tuvieron que salir huyendo de sus casas.

La violencia de género es un tema que debe trabajarse desde la justicia y la prevención. La lucha de las mujeres por un trato justo no recae absolutamente sobre nosotras. Es necesario mostrar empatía unos con otros para lograr ser una mejor sociedad.

Comment here

Accesibilidad