Periodistas

Mayoría de mujeres ganan el Premio Nacional de Periodismo 2019

954 Vistas
  • El jurado calificador recibió mil 290 trabajos de las 32 entidades del país
  • *En trayectoria periodística gana la internacionalmente reconocida Alma Guillermo Prieto
  • Las y los integrantes del jurado se solidarizaron con las familias de periodistas asesinados


Olga Rosario Avendaño

SemMéxico. Cd. de México, 13 noviembre, 2020. Un total de 18 mujeres y 14 hombres fueron las personas ganadoras del Premio Nacional de Periodismo (PNP) 2019 en sus diversas categorías.


La presidenta del jurado calificador del PNP y editora de Semméxico, Soledad Jarquín Edgar, dijo que es la primera vez que en este premio hay un mayor número de mujeres ganadoras, al tiempo que explicó que cada uno de los 17 integrantes del jurado leyó aproximadamente entre 400 y 450 trabajos en una primera etapa de tres categorías diferentes y en la semifinal 124 textos periodísticos.


Mencionó que en lo particular, leer estos trabajos se tradujo en un, “un espejo del país que somos, de sus problemas fundamentales, sus retos y desafíos en mil 290 trabajos recibidos y que fueron enviados desde todas las entidades del país.


“Han sido seis meses donde, las y los 17 integrantes del jurado pudimos recorrer a través de la lectura de los textos periodístico el México de 2019. Como parte de este jurado nos tocó la tarea de leer entre 400 y 450 trabajos, de tres categorías diferentes en la primera etapa, y 124 más en la etapa semifinal”.

Jarquín Edgar al iniciar su discurso, en nombre de las y los integrantes del PNP, se solidarizó con las familias de las y los periodistas asesinados con México. “Un país donde buena parte de la población se resiste a adormecer la exigencia de justicia, como sí sucede entre quienes están obligados a detener los agravios contra la libertad de expresión”.

Presidenta del jurado calificador del PNP y editora de Semméxico, Soledad Jarquín Edgar.

Dijo que “de manera especial recordamos hoy a los compañeros: Israel Vásquez, Jesús Alfonso Piñuelas Montes y Arturo Alba Medina asesinados en Guanajuato, Sonora y Chihuahua. También nos solidarizamos con Cecilia Solís y Roberto Becerril, periodistas de Quintana Roo agredidos cuando cubrían una protesta en Cancún, todos estos ataques ocurridos en fechas recientes”.

Entre las mujeres ganadoras del PNP se encuentran en crónica/periodismo narrativo Wendy Selene Pérez y Paula Mónaco, con su trabajo Los Jornaleros forenses (los desenterradores) que publicaron en la revista Gatopardo, en él dan a conocer cómo familiares de personas desaparecidas contratan a jornaleros para buscarles, un trabajo que tendría que hacer el Estado.

En la categoría de entrevista, la ganadora fue María Elvira García Espinosa de los Montres de TV UNAM, con su trabajo, Virgilio Caballero, la voz de los sin voz, este trabajo se hace a partir de una entrevista de semblanza hecha a este periodista, así como a otras personas que lo conocieron tanto en el ámbito laboral y personal, que contribuyen a narrar la historia del comunicador, de quien se destaca la importancia de su trabajo en la creación de la televisión y radio públicos en diversos estados del país.


En fotografía la ganadora es María de Jesús Peters Pino, con su trabajo La Crisis humanitaria rebasa al gobierno publicado en el periódico El Universal (Chiapas). En la imagen se aprecia como un portón de acero se cierra mientras una migrante haitiana clama por salir de un centro de detención del Instituto Nacional de Migración en Tapachula, Chiapas. En segundo plano, detrás de los rostros de Fabiola y su hijo, la imagen captura las indiferentes botas negras de un soldado, mientras ella ve directo al lente. Es una historia completa que condensa en un cuadro las consecuencias humanas de las políticas migratorias. La fotografía destaca por su relevancia periodística, profundidad narrativa y mirada empática.
En periodismo de opinión ganó la periodista Daniela Pastrana con su trabajo #MeToo y el feminismo antes de Twitter, que se publicó en Pie de Página, este trabajo hace referencia a problemas que trascienden nuestro tiempo. En el artículo se advierten las señales ominosas de una de las vertientes que actualmente se manifiestan en México y en el mundo, que alude a la violencia sexual impune y soterrada, atrapada en el orden patriarcal y en los pliegues de los comportamientos humanos de la sociedad.


La periodista Diana Manzo del estado de Oaxaca obtuvo mención honorífica con su trabajo Energías Limpias y contratos sucios, publicado en Connectas, este trabajo lo realizó en la región del Istmo de Tehuantepec y fue hecho con base en diversas entrevistas, tanto a inversionistas como a los campesinos que rentaron sus tierras para los parques eólicos.


El trabajo destaca que los parques eólicos se instalaron, pero sin consultar a los pueblos. Muestra que detrás de “energías limpias” no siempre hay bienestar para la comunidad y que la instalación de estas eólicas ha traído una problemática social de grandes proporciones que lleva ya más de dos décadas y en la que hay una desigual distribución de las ganancias.


En trayectoria periodística el Jurado decidió reconocer a Alma Guillermoprieto con el Premio Nacional de Periodismo a la Trayectoria, por su labor de dimensión internacional, marcada por la honestidad, la humildad y el compromiso. Sus trabajos periodísticos retratan con una voz inconfundible la compleja realidad de Latinoamérica, son un orgullo para México y una inspiración para las nuevas generaciones.


Alma Guillermoprieto nació en 1949 en la Ciudad de México y, siendo adolescente, se trasladó con su madre a Nueva York. Al periodismo llegó por azar: formada como bailarina –alumna de leyendas como Martha Graham o Merce Cunningham– en 1970 viajó a La Habana para impartir clases de danza contemporánea y ahí nació su verdadera vocación. Lo contaría ella misma, décadas después, en el libro La Habana en un espejo.


Con una carrera desarrollada fundamentalmente en inglés, comenzó como reportera freelance de la revolución sandinista para The Guardian, y su nombre comenzaría a destacar en 1982, cuando desveló, en The Washington Post, la masacre de civiles en El Mozote, El Salvador, por parte del Ejército.


Ha escrito, y sigue escribiendo, para The New Yorker, The New York Review of Books y varias publicaciones en español, como Nexos o Letras Libres, sobre múltiples temas del continente: Sendero Luminoso en Perú, el terrorismo de Estado en Argentina, la violencia y el narcotráfico en México o los conflictos en Colombia, donde vive desde hace unos años.


Sus crónicas están recogidas en libros como Al pie de un volcán te escribo (1995), Los años en que no fuimos felices (1999) o Desde el país de Nunca Jamás (2011).
Ha sido reconocida con numerosos galardones, entre los que destacan el Premio María Moors Cabot –el más antiguo reconocimiento a la profesión periodística– en 1990; el Premio Ortega y Gasset a la trayectoria profesional en 2017 y el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades en 2018.


El jurado calificador estuvo integrado por periodistas, académicas y académicos que ejercen el periodismo:
Jorge Sadi Durón del Consejo Nacional para la Enseñanza y la Investigación de las Ciencias de la Comunicación; María Dolores Rosales Universidad Autónoma del Estado de Morelos; Mario Alberto Reyez Ocádiz del Instituto Politécnico Nacional; María Mirna Granat Ramos de la Universidad Autónoma de Nuevo León; Rosario Avilés Sánchez de Aulabierta.


Así como Luis Alfredo Razgado Flores, Universidad Autónoma Metropolitana; Mauricio Ortega Guzmán, Escuela de Periodismo Carlos Septién García; Omar Guillermo García Santiago Universidad de Guadalajara; Vanesa Robles Aguilar, Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente; Yohan Uribe Jiménez, Asociación de Editores de los Estados; Marcos Ramírez Espinosa, Universidad Autónoma de Baja California; Mariano Navarro Arroyo; Consejo Nacional para la Enseñanza y la Investigación de las Ciencias de la Comunicación; Miguel Ángel Barragán Villarreal, Universidad Veracruzana; Ricardo López Cordero, Yaiza Santos Domínguez y Mariana Anzorena Lozoya de Universidad Iberoamericana.

Comment here

Accesibilidad