¡No Más Impunidad!

Han dejado evidencia suficiente para señalar al Estado mexicano responsable de la masacre

324 Vistas

Redacción

SemMéxico/ChiapasParalelo, Chiapas, 9 marzo 2019.- Víctimas y familiares de asesinados del ataque realizado el 22 de diciembre de 1997 en la comunidad de Acteal, municipio de Chenalhó, exigieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), dicte lo más pronto posible el informe de fondo del Caso 12.790 Manuel Sántiz Culebra y otros (Masacre de Acteal), para frenar la impunidad en la que fallecieran 45 personas, entre ellas cuatro bebés.

Desde el lugar de los hechos, las victimas pidieron a la Comisión Interamericana valore las pruebas que han presentado en el caso que dan cuenta tanto de la estrategia de contrainsurgencia implementada en Chiapas a través del Plan Campaña 1994 y de las violaciones a derechos humanos cometidas en el caso.

Además, las victimas indicaron que los sobrevivientes y la organización viven una constante tortura psicológica y desgaste de su tejido social, que ha provocado divisiones en la organización.

“El Estado mexicano en lugar de castigar a los autores materiales e intelectuales de la Masacre, los excarcelan y los premian, como lo hizo la mal llamada Suprema Corte de Justicia de la Nación con los paramilitares confesos, argumentando faltas al debido proceso, faltas cometidas desde el inicio de las investigaciones y que fueron encaminadas a ser de antemano infructuosas y como resultado de la impunidad” manifestaron.

Asimismo, denunciaron que el nuevo gobierno en México, ha generado expectativas de que será una administración de los pobres, pero, en nuestro caso no queremos generar ilusiones, sabemos que de allá arriba no vendrá la justicia verdadera, razón por la que hicieron una aclaración que en ningún momento los sobrevivientes de la Masacre de Acteal y nla Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal están buscando al gobierno actual para pedirle una mesa de diálogo y solución amistosa.

SEM-ChiapasParalelo

Comment here

Accesibilidad