Impunidad/Violenciaviolencia

Profesorado, estudiantes y personal de la UNACH piden justicia sin dilación para el feminicidio de Mariana Sánchez Dávalos

100 Vistas
  • Advierten que hay un incremento preocupante de las violencias dentro de los campus de educación superior
  • Narran que a pesar de conocer el problema las autoridades no actúan ni dialogan o previenen

Libertad López

SemMéxico, San Cristóbal de las Casas, Chiapas, 8 de febrero,  2021.- Profesoras, profesores, personal general y estudiantes de la Universidad Autónoma de Chiapas UNACH, el  colectivo Amor Sin Fronteras A.C., denunciaron que en esas universidad y otras del país, hay un  incremento de distintas tipos de violencias (de género, étnica, lingüística, de orientación sexual, edad, lugar de origen, elección de género, etc.) ante la inacción de las autoridades de Educación Superior.

Advierten que hay falta de compromiso y acción para parar esta situación, agudizada en la pandemia y evidente en el caso del feminicidio de Mariana Sánchez Dávalos, para quien exigen justicia, investigación, prontitud y respeto.

Hoy, la asociación Civil  Amor, y una lista de varias decenas de universitarios y universitarias, se suman  a la exigencia  del esclarecimiento y justicia para Mariana Sánchez Dávalos, encontrada sin vida el jueves 28 de enero, luego de haber denunciado hostigamiento y violencia sexual, sin que las autoridades actuaran.

La asociación civil,  exhorta  a las autoridades educativas de la UNACH den a sus  estudiantes la seguridad para la prestación en servicio social. 

Explican que desde la formación de su grupo, tuvieron  vínculos con las y los  estudiantes, que han conocido qué les pasa, pero, sin embargo, nunca lograron  el compromiso por parte de las autoridades educativas para que exista una relación óptima en cuanto a vigilancia, evaluación, compromiso, y seguimiento de las tareas de los y las  estudiantes.

Advierten que estuvieron insistiendo desde finales de 2020,  a las autoridades, su falta de seriedad para que el servicio social fuera  acorde con  una perspectiva  ética, profesional y de compromiso, puesto que cada semestre, por ausencia de las autoridades educativas y en particular del área en servicio social, siempre se han identificado  problemas.

No hay  vigilancia a las y los  estudiantes, aseguraron, y  esto, como asociación “también nos coloca en una posición de vulnerabilidad”, y calificaron a las autoridades como omisas.

Consideran que la falta de compromiso y seriedad de la UNACH tuvo como resultado que esta asociación  en este semestre ha impedido su trabajo, con las y los  estudiantes.

Junto a Amor sin Fronteras, en una carta profesoras, profesores, estudiantes y personal de la  UNACH expresaron su  profunda tristeza e indignación por el fallecimiento Mariana, estudiante de la carrera de medicina de la UNACH y pasante de la misma, quien se encontraba realizando su servicio social en la colonia Nueva Palestina, Ocosingo, Chiapas.

Además de solidarizarse   con sus familiares y seres queridos por el dolor tan tremendo producido por esta pérdida irreparable,  manifestaron su preocupación por la información que se ha difundido en distintos medios de comunicación relacionada con un posible caso de violencia sexual vivido por la estudiante durante los días anteriores, una situación de precariedad a causa de no haber recibido su beca, angustia y depresión, lo que presuntamente la llevó a quitarse la vida. Lo que dudan.

Ello  generó, dicen,  manifestaciones públicas del estudiantado  para que el caso sea tratado como feminicidio.

Exigen a las autoridades de nuestra casa de estudios que se investigue y se esclarezca con transparencia el caso (públicamente) y que los espacios educativos, en un sentido amplio, se conviertan en lugares seguros.

Además, piden  que se castigue a quienes hayan hecho caso omiso y tengan responsabilidad en el caso.

Afirman que la violencia de género al interior de las instancias universitarias, pero también al exterior, es un problema serio que requiere de una atención rigurosa, crítica, políticamente comprometida y con una perspectiva orientada a observar la situación de emergencia y de urgencia que viven las mujeres en México y el incremento de los feminicidios y las desapariciones en distintos campus de universidades del país.

Señalan  a las autoridades locales y estatales como responsables de encontrar y castigar  a los presuntos responsables y que se garantice el acceso a una vida libre de violencia para las mujeres.

También comparten su  preocupación, con  la sociedad en general,  por la situación de violencia generalizada contra las mujeres y los feminicidios que han seguido aumentando en los últimos meses en Chiapas y que la pandemia ha agudizado.

“Nos preocupa que el incremento de los distintos tipos de violencias (de género, étnica, lingüística, de orientación sexual, edad, lugar de origen, elección de género, etc.) afecte a nuestras estudiantes y compañeras de la comunidad universitaria, no solamente dentro de las aulas, sino también en otros espacios sociales”.

Advierten  que seguir sosteniendo las violencias cotidianas que desvalorizan, hipersexualizan, cosifican, generan violencias simbólica contra las mujeres, y personas diferente, lo que significa permitir que  la violencia extrema se reproduzca.

Rematan señalando que rechazan  todo tipo de violencias contra las adolescentes y las mujeres jóvenes, tales como el acoso, el hostigamiento y el racismo, ya que reducen las oportunidades de acceso a la educación e impiden a las mujeres y jóvenes estudiantes su óptimo desarrollo académico. Finalmente exigen  una mayor y mejor protección a los y las estudiantes. Y sobre todo, justicia para Mariana.

 Sl/Ll

Comment here

Accesibilidad