Mujeres

Urge ratificar la Convención Interamericana de Protección a los Derechos Humanos de las Personas Mayores, donde México es omiso

636 Vistas
  • La violencia contra las mujeres mayores agudizada en la pandemia, doña Lorenza y más
  • Insuficientes los apoyos económicos se requieren políticas públicas adaptadas a las necesidades de las personas mayores.

Elda Montiel

SemMéxico. Cd. de México. 15 de febrero 2021.- Que grave, que el caso de la señora Lorenza Reyes de 93 años, maltratada por su hijo y que se denunció por un video en redes sociales, captado por los vecinos, haya sido el detonante para que se den cuenta de la violencia que a diario sufrimos las mujeres personas mayores.

Expresa Ángeles Fuentes Vera, la activista de los derechos humanos de 78 años de edad y con más de 40 años de lucha social en la zona de los pedregales del Ajusco, quien señala que la violencia a las personas mayores es un común denominador que se vive a diario y se queda en el entorno familiar en un círculo de terror.

Las personas mayores en esta zona de los pedregales, y en esta ciudad hemos sido invisibilidades, discriminadas, violentadas y despojadas de nuestro patrimonio incluso por nuestros familiares, abunda.

En esta pandemia las personas mayores en esta ciudad, y en esta zona hemos llevado la peor parte. Vivimos en una localidad donde los terrenos son grandes, donde viven hasta 5 o 6 familias y la abuela es la que se encarga de atender tanto a nietos como bisnietos porque todo mundo sale a trabajar.

Por otra parte, también hay personas mayores que no tienen sustento para vivir y salen a buscar el sustento diario con riesgo de contagiarse.

Está convencida que no se puede dejar toda la responsabilidad a las familias, es una responsabilidad del Estado Mexicano.

Muchas veces abandonan a las personas mayores en los parques, en las iglesias, en la vía pública, porque se quieren quedar con su patrimonio.

Ángeles Fuentes Vera celebra que la denuncia en el caso de Lorenza Reyes, que fue una cuestión de organización vecinal de Tlalpan, haya tenido éxito, ya que por lo general las autoridades de procuración de justicia quieren que la denuncia la haga algún familiar, cuando son éstos los que no sólo maltratan a sus progenitores, sino que los abandonan en vía pública generalmente para despojarlos de su patrimonio.

Detalla,  que el hijo o la hija llevan a algún parque o iglesia a su padre o madre y les dicen –espérame aquí 10 minutos y pasan 10 años y no regresan por ellos -.  

“La persona mayor se integra a la población de calle en las peores situaciones para su salud, su persona, porque ya perdieron la brújula. Ni siquiera saben porque están en la calle”.

También en esta pandemia las personas mayores, sobre todo las mujeres, hemos sido motivo de violencia por parte de nuestra familia, hay un estado de nerviosismo en la gente por falta de trabajo, falta de actividades, y se genera una cierta sicosis al interior de las familias donde las personas mayores son violentadas.

También está el miedo a enfermarnos a que si nos llevan a un hospital hay riesgo a morir, sin los rituales correspondientes a los que estábamos acostumbrados, desgraciadamente las instituciones que daban cobijo a nuestras demandas están ahorita cerradas tanto privadas como públicas.

La protección de las personas mayores no podemos dejarla en manos de la familia es responsabilidad del Estado, asegura Fuentes Vera, ya que en el caso de la señora Lorenza Reyes los familiares no quisieron presentar denuncia.

Al respecto, indica que ella ha acompañado a personas a la Fiscalía de la Ciudad de México a presentar la denuncia por maltrato a personas mayores, pero ya ahí se arrepienten porque van a meter a sus hijas o hijos a la cárcel y también por el temor a la reacción de otros familiares.

Cabe señalar que Ángeles Fuentes Vera es la presidenta del Comité de Derechos Humanos del Ajusco A.C., integrante de la Asamblea del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México (COPRED), desde 2015, y miembro del Comité Intersectorial México por la Convención de los Derechos Humanos de las Personas Mayores.

En este sentido, dijo, es importante que nosotros retomemos los artículos de la Constitución, de la Constitución de la Ciudad de México, y también la Convención Interamericana para Proteger los Derechos Humanos de las personas mayores, que fue declarada el 15 de junio de 2015, en la OEA y que desgraciadamente México firma, pero no ratifica.

Considera, Fuentes Vera, que es contradictorio que en México tenemos actualmente una gerontocracia en el poder que no ha querido ratificar la Convención Interamericana para proteger los Derechos de las Personas Mayores, que es un instrumento jurídico internacional vinculante, que nuestro país tiene trabado a pesar de que la gente del poder ejecutivo son personas mayores, nuestro presidente, la Secretaría de Gobernación, no ha habido voluntad política para firmar y ratificar esta Convención.

Esta Convención señala claramente en el Artículo 6º el derecho a vivir con dignidad la vejez, y con cuidados paliativos, es decir, cuando ya estas postrada o imposibilitada con deterioro cognitivo.

Reconoció que hay apoyos de tipo económico que son insuficientes y necesitamos completar con políticas públicas adecuadas de acuerdo a las problemáticas de las Personas Mayores.

Propone: “Retomemos los derechos humanos de la Constitución política; de igualdad y no discriminación; derecho de autonomía e independencia; a un trabajo digno, a cuidados de largo plazo, a respeto a nuestras propiedades y el derecho a participar para hacer efectivos nuestros derechos.

En el momento en que asumamos nuestros derechos desde el policía hasta el Jefe del Ejecutivo, en nuestro edificio, casa, colonia, se irá concientizando a las personas mayores para hacer efectivos nuestros derechos, que ahorita están invisibilizados.

Las personas mayores tenemos derechos y exigimos la mayor protección a nuestros derechos humanos, señaló contundente.

Agregó que se puede denunciar maltrato a personas mayores directamente a los teléfonos de la Secretaria de Inclusión y Bienestar, Almudena Ocejo, 55 55 12 13 51 o al teléfono de la titular del Instituto Para el Envejecimiento Digno (INED) cuya titular es Beatriz García Cruz 55 5510 96 97.                       

Comment here

Accesibilidad