Botella al MarCOLUMNASMartha Canseco

El Club del Búfalo Sentado 2

238 Vistas

Botella al Mar   

Martha Canseco González

SemMéxico, Pachuca, Hidalgo, 22 de febrero,  2021.- Increíble que casi 3 años después de haber escrito una columna sobre pacto patriarcal, con el mismo nombre que esta, la realidad me imponga la segunda versión.

No hay más remedio, el ¡Ya chole! de Andrés Manuel López Obrador ante el caso de Salgado Macedonio, no me permite quedarme tranquila. Mucha tinta correrá al respecto, aquí está lo que pienso.

No me hacen gracia dirigentes o reconocidos militantes de otros partidos criticando al presidente por su machismo. ¡Machos todos!, no pretendan pasarse de listos, no hay ni a quién irle. Les recuerdo nombres ilustres: Vicente Fox y su lavadora de dos patas, Felipe Calderón y su afirmación de que Ernestina Ascencio murió de gastritis, Enrique Peña y “yo no soy la señora de la casa”.

La gran diferencia está en que estos tres nunca vendieron la idea de que México estaría mejor para las mujeres con una cuarta transformación y López Obrador sí lo hizo. La periodista Lydia Cacho le recordó incluso al mandatario que, en una reunión con feministas, prometió que no encubriría pedófilos, feminicidas ni violadores.

¡No mentir, no robar, no traicionar al pueblo! fue su eslogan de campaña y resulta que le ha mentido a más de la mitad de la población cuando no fue sincero al evitar decir que es un hombre machista, misógino, con ideas arcaicas, primitivas y medievales con respecto al papel, que él supone, debemos jugar las mujeres.  Ha robado, la esperanza de más de 60 millones de mujeres que supusimos que con su llegada nuestros derechos humanos estarían garantizados, no es así. Y nos traicionó y nos sigue traicionando cuando insiste una y otra vez en que las feministas estamos siendo influenciadas por la oposición, el feminismo no es la oposición, tiene razón de ser.

Tengo ya mucho tiempo planteando lo que representa la cuarta ola del feminismo. Nuestras ancestras lucharon hace 300 años para que fuéramos reconocidas como ciudadanas. La siguiente ola, las sufragistas, empujaron por nuestro derecho a votar y ser electas. La tercera por el resto de nuestros derechos. Ahora las jóvenes mujeres de la 4ª ola pelean por su integridad física y por su vida. ¡Esa es la enorme diferencia!

Eso habla por supuesto también del retroceso que están experimentando sobre todo muchos hombres jóvenes. Son ahora más machistas de lo que fueron sus padres y sus abuelos, yo les nombro “cavernícolas con computadora”.  Bien lo señala Marcela Lagarde, “los hombres están cada vez más enojados con el avance de las mujeres”. Nos quieren nuevamente sumisas, abnegadas, calladas y aguantando.  Pero resulta que las jóvenes ya no están dispuestas a retroceder, de ahí el empuje que el movimiento feminista está teniendo desde hace dos años.  Es enormemente satisfactorio encontrar feministas cada vez más jóvenes. Parafraseando a mí querida Isabel Moya Richard, “feminismo ya no es una mala palabra”, ya no hace daño, ahora se lleva con orgullo.

Es también por esa razón que el machismo más primitivo, cerril y decimonónico se atranca y parapeta en prácticas que creíamos desdibujadas alrededor del agresor sexual Félix Salgado Macedonio.  El Club del Búfalo Sentado está más vivo que nunca y representado en nuestro país en la figura de Andrés Manuel López Obrador.  Por eso es ingenuo pedirle que rompa el pacto patriarcal, él es el pacto patriarcal.  A quiénes sí podemos exigirles que lo rompan es a las funcionarias del gobierno federal, senadoras, diputadas y militantes de MORENA, sobre todo las de Guerrero, a la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero y la directora del INMUJERES Nadine Gassman Silverman.

Pero no soy ingenua, creo que el caso Salgado Macedonio no es sólo un exabrupto machista, que tiene más lecturas, que cada quién saque sus conclusiones, después de leer la columna que la periodista mexicana Anabel Hernández publicó en la agencia alemana DW, yo tengo las mías.

Por lo pronto y como dice el dicho “cuando veas las barbas de tú vecino cortar, pon las tuyas a remojar”. El Partido de la Revolución Democrática, retiró la candidatura a diputado federal por vía plurinominal a Gamaliel Ochoa. El PRD aseguró que no serán cómplices del pacto patriarcal y que no se impulsarán registros de hombres con antecedentes de violencia en razón de género.

Ojalá que todos los demás partidos lo hagan. MORENA ya reprobó.

botellalmar2017@gmail.com

Comment here

Accesibilidad