Emergencia COVID-19

Prioritario atender la “pandemia en la sombra” la violencia contra las mujeres pidió María Noel Vaeza de ONU MUJERES

154 Vistas

La voz de las mujeres, un tango que apenas empieza

126 millones de mujeres en la informalidad y 12 millones de trabajadoras domésticas remuneradas en AL

Elda Montiel 

SemMéxico. Cd. de México. 19 de marzo 2021.- María Noel Vaeza pidió a todos los gobiernos de la región de América Latina, como primera medida, atender “la pandemia en la sombra” la violencia contra las mujeres. “No podemos seguir viendo como mueren las mujeres solo por el hecho de ser mujeres”.

Exigió a los gobiernos ponerle presupuesto y emprender acciones concretas para erradicar la violencia que sufren las mujeres desde que son niñas hasta ser mayores y que son agredidas desde que salen de casa, en todos los espacios hasta en los ciberespacios. 

La directora regional para las Américas y el Caribe de ONU Mujeres, expresó que “la voz de las mujeres es un tango que apenas empieza” al referirse a la reunión en México del Foro Generación Igualdad 2021 a realizarse los días 29 y 30 de marzo, y advirtió que “si no ponemos el foco en las mujeres no salimos de esta crisis”.

En su intervención en la reunión virtual de “Ministras de la Mujer liderando la reactivación económica en tiempos de covid 19”, el pasado 16 de marzo en el marco de la 65 Cesión de la Comisión Jurídica y Social de la Mujer (CSW), que se lleva a cabo del 15 al 26 de marzo.    

Refirió que en el seguimiento que hicieron desde el observatorio de la CEPAL y ONUMUJERES durante el 2020 vieron que las medidas macroeconómicas que fueron   tomando los países como las transferencias económicas, las beneficiarias eran las mujeres, pero no por un enfoque de género, sino por casualidad, porque las mujeres estaban ahí en los niveles más bajos, la feminización de la pobreza, eran las beneficiarias de las transferencias económicas. 

Hay que felicitar, dijo, a los gobiernos por estas medidas porque el aumento en la pobreza y en la pobreza extrema hubiera sido mayor sin estas intervenciones, y aumentado la feminización de la pobreza. 

126 millones de mujeres en la informalidad 

Recordó que son 126 millones de mujeres que trabajan en la informalidad por lo que hay que reforzar la obtención del trabajo formal de las mujeres, que es muy importante. 

Las más afectadas durante la pandemia fueron las trabajadoras domésticas remuneradas, 12 millones en la región, las más vulnerables porque generalmente son afrodescendientes, indígenas, varios países ya han ratificado el Convenio 189 de la OIT al respecto, pero hay países que no han actualizado los códigos laborales para darles una cobertura de protección contractual para que los ministerios del Trabajo las protejan. 

Las mujeres cuentapropistas, las que trabajan por cuenta propia, que de acuerdo a los regímenes tributarios son plausibles de impuestos, pero están en medio del trabajo informal y formal, también hay que protegerlas.

Las mujeres migrantes en la región también son vulnerables, son 20 países como México, Centroamérica, y Venezuela que tienen este problema, que además están expuestas al flagelo de la trata de personas, y expresó su confianza que estas mujeres sean vacunadas contra el COVID. 

Pero el sector donde hay más discriminación hacia la mujer e impide su participación en la economía es el sector financiero, donde hay mayor desigualdad y discriminación de la mujer desde que abre una cuenta y que de los microcréditos no pasa.  

Hay que crear una iniciativa de emprendimiento con enfoque de género porque hay que apoyar a todas las mujeres transformadoras.  

Se refirió al sistema de cuidados como la principal barrera que impide a las mujeres salir a trabajar que visibilizo la pandemia. 

Brecha tecnológica

Demandó eliminar la brecha tecnológica para que las mujeres no sean desplazadas a la informalidad, crear trabajos decentes en el área tecnológica y hablar con las empresas. 

Felicitó la propuesta de CEPAL, OIT y ONUMUJERES  de la creación de la canasta básica digital, compuesta por un teléfono móvil, una Tablet y facilidades para comprar datos,  para mujeres sin acceso a la tecnología, propuesta a la que ya se están sumando Uruguay, Costa Rica, y Panamá. 

El 75 por ciento de los trabajos están relacionados con las carreras de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, las llamadas STEM por sus siglas en inglés, donde hay una desproporción entre mujeres y hombres. Por lo que planteo que las mujeres se preparen para participar en el sector tecnológico. 

Se refirió a los expresado por Alicia Bárcena, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL en el sentido de que la pandemia visibilizó la brecha digital de más de 40 millones de hogares que no están conectados a internet. 

La posibilidad de trabajar de las mujeres es mayor que la de los hombres, pero la falta de conectividad no les permite hacerlo, acotó. 

Noel Vaeza, llamó a los gobiernos a pensar en la mujer, en la diversidad de las mujeres porque enfatizó “no todas las mujeres son iguales”, las afrodescendientes, las indígenas, las discapacitadas, las mujeres con orientación sexual distinta que sufren discriminaciones cruzadas, dejar de silenciarlas de las políticas públicas que las pueden beneficiar. 

Comment here

Accesibilidad