Claudia AlmaguerCOLUMNAS

Desde la mano izquierda: ¿Perspectiva de qué?

137 Vistas

Por: Claudia Almaguer

SemMéxico. San Luis Potosí. 03 de mayo 2021.- El pasado 29 de abril el Instituto Nacional Electoral difundió en su cuenta de Twitter una infografía de las dimensiones del Padrón Electoral en México. De acuerdo a esos datos de un total de 93,676,029 personas que en el proceso 2020 – 2021 han solicitado su inscripción para obtener su credencial para votar, 48,531,777 son mujeres.

Considerando este número tiene todo sentido que al cabo de la fortaleza adquirida por el movimiento feminista en los últimos tiempos (única oposición del poder en turno), de la mano con el ímpetu que le proporcionaron la acción política de las mujeres jóvenes, la denuncia pública de diversas formas de violencia, normalizada y silenciada, además de los previos avances jurídicos en la materia; haya mayor apertura y una expectativa de participación activa de las mujeres.

Sin embargo, desde diciembre de 2020 augurábamos aquí cuál sería el perfil predominante elegido por los partidos por encima del color o la ideología: “un candidato varón, casado de preferencia, heterosexual, dos hijos, católico, empresario o funcionario como referente esencial, tanto así que tener el paquete completo es parte de la carrera y en uno se resumen todos”.

Pero de la mano con estas características como representación de la masculinidad hegemónica que manda en los partidos políticos (aunque también presente en candidatas mujeres), es que no se tenga ni idea de lo que significa tener perspectiva de género y como representarlo en el contexto de las propuestas de un futuro gobierno. Por eso la promesa de los problemas que se alcanzan a mirar, sigue neceando en concebir a las mujeres como un grupo vulnerable y no como el INE las cuenta.

Y es que al constituir casi un 52%, es decir más de la mitad de la población que tomará decisiones políticas esenciales para el futuro de México, es lógico creer que las circunstancias, experiencias y necesidades de las mujeres están siendo no sólo tomadas en cuenta como parte de las campañas, sino también en el análisis que hacemos miles de mexicanas respecto al país que queremos. Esto hace esperar por ejemplo una representación igualitaria en medios y en espacios de discusión.

Pero tampoco. Recientemente fue publicado un boletín del Observatorio Electoral de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí que toma de referencia el panorama político que está atravesando la entidad en el presente proceso. Allí un apartado denominado “opiniones de expertos” refiere que se trata de personas que por su trayectoria o formación se consideran voces autorizadas para hablar de determinados temas durante las campañas. De los doce expertos a los que recurrieron los medios de comunicación solo una es mujer.

¿Será la única mujer que alcanza esa categoría de saber de lo que está hablando? Porque en San Luis Potosí somos poco más de un millón.

Y mire, tan habituada está la sociedad potosina a que los hombres le expliquen el mundo, que inclusive ellos deciden quien es feminista y quien no, o que es violencia machista y que no lo es, es decir la expertise da para todos los temas y ya no sonroja haber prometido en algunos casos, no sentarse a discutir ningún asunto de interés público sin mujeres.

Entonces no nada más carecen de esta perspectiva las y los políticos, sino también quienes hablan de ellos y por supuesto los medios de comunicación que reproducen este discurso sin inmutarse, sin notar la ausencia, era de esperarse en tanto siguen dando a los comunicadores los asuntos “serios” y a las mujeres la sección de sociales.

Pero es por lo menos triste, en un país a quien le sale la desigualdad y los prejuicios en 10 mujeres asesinadas todos los días, nadie conecta que no habrá cambios si no se escucha a ese 52%, o si se pretende resolver los feminicidios con pensiones o despensas. Y para qué tanto miedo si la igualdad no duele. A más ver.

Comment here

Accesibilidad