AmbigúCOLUMNASMartha Elba Torres Martínez

Ambigú

243 Vistas

* Viene Gabriel García Hernández ¿en paz o para la guerra?

* Su coordinador estatal se siente el niñito de Atocha

Martha Elba Torres

SemMéxico, 27 septiembre 2018.- Por razones de “agenda personal”, la ministra en retiro de la Corte, senadora y próxima secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, declinó de última hora su asistencia a los magnos eventos conmemorativos del natalicio de Morelos, el próximo domingo y al que, cuando no venía el Presidente, lo hacía el titular de Segob, pues hay desfile cívico militar y la romería por la tarde noche.

Ayer, a eso de las 2.30 de la tarde, la oficina de prensa del ayuntamiento moreliano, principal organizador de los festejos, dio a conocer que el emergente es el senador Gabriel García Hernández, quien fungirá como coordinador general de Programas de Desarrollo del próximo Gobierno Federal.

¿Quién es Gabriel García Hernández?

Esto escribió Ricardo Pascoe Pierce, en su columna en Excélsior, el 23 de febrero de 2015:

“Durante el sexenio (2000-2005) de López Obrador fue director de Adquisiciones en la Oficialía Mayor para luego convertirse en el apoderado legal de ´Honestidad Valiente´, la asociación civil que sirvió para lavar dinero durante las campañas presidenciales de 2006 y 2012. Fue quien supo cómo crear las condiciones para que López Obrador pudiera tener larga vida en la política sin incomodidades económicas. En 2012, aparece consignado en reportajes periodísticos acusado por el PRI, como el integrante de ´Honestidad Valiente´ que servía de operador para recabar donaciones y ser el vínculo entre ´Austeridad Republicana´, un organismo que recibía dinero “oscuro” del GDF a través de contratos sospechosos y lo pasaba a ´Honestidad Valiente´.

“Durante los últimos tres años ha operado para (Víctor Hugo) Romo y (David) Razú en la delegación Miguel Hidalgo, haciendo lo que mejor saber hacer: lavar dinero público para que puedan operar con “holgura” los líderes políticos del PRD. A pesar de no ser empleado en la delegación, tenía una oficina permanente ahí, primero en el “palomar” y luego en la calle de Bufón, que actualmente es el centro de operaciones, apropiadamente, de la campaña de los candidatos de Foro Nuevo Sol. Daba, y da, instrucciones y establece directrices a los directores generales sobre sus áreas, especialmente en administración, cuyo titular formal es Alejandro Serrano, hermano del Héctor Serrano, secretario general de Gobierno.

“Durante estos tres años de gestión perredista, la regla de oro ha sido que García era el único facultado para tomar decisiones administrativas sustantivas, por encima de los directores generales. Decide en qué capítulos de gasto se ejercerá el presupuesto delegacional y, más importante, es quien decide a qué proveedores se contrata y a cuáles no; dependiendo de los porcentajes del pago están dispuestos a otorgar para los gastos políticos del jefe delegacional y para la caja chica de gastos sin comprobar”.

García Hernández fue secretario de Organización nacional de Morena y un pesado influyente en las candidaturas; fue el integrador de los 60 mil comités de “protagonistas del cambio” que operaron para Morena en las elecciones de julio pasado.

A partir de diciembre próximo, será nada menos que el coordinador general de Programas de Desarrollo, que controlará a los 32 delegados o coordinadores estatales, así como a los 300 subs que tendrá el gobierno lopezobradorista en igual número de los 300 distritos electorales del país.

¿Por qué son importantes estos referentes?

Porque la ocasión se pinta sola para hablar largo y tendido con el gobernador Aureoles, uno de los mandatarios que más se resiste a tener un intermediario para tratar cosas y hablar con el Presidente del país, con todo y las amenazas de restricción de los programas federales para Michoacán.

Y es que hay que ser francos y revisar el asunto con claridad. Roberto Pantoja Azola, dirigente estatal de Morena, se ha negado terminantemente a formar parte de la Mesa para la Gobernabilidad que desde las campañas, integran los partidos políticos y el gobernador. Desde luego que en algunas de las tantas reuniones que se han sostenido, ya hubieran platicado en privado. Pero no, le gana la soberbia al morenista.

¿Hasta dónde ha llegado Pantoja? A platicar con el secretario de Gobierno, Pascual Sigala, y cuando le mataron al alcalde electo de Buenavista, Eliseo Delgado, cuyo hijo fue vinculado a proceso, por el asesinato de Javier Ureña, quien estaba de encargado de la presidencia municipal. Desde entonces, ya no dijo nada.

Después, logra el gobernador platicar con los ediles de Morena sobre seguridad pública y le da flit al Mando Único y crea los convenios de coordinación en materia, a fin de avanzar juntos contra la inseguridad. Primero dijeron que sí y luego que no. Eso sí, exigen que la Policía Michoacán les patrulle sus municipios en lo que el nuevo Presidente dice qué se va a hacer. Mientras, siguen apareciendo muertos por todos lados.

El pasado 15 de septiembre que arrancó la 74 Legislatura, el coordinador de la bancada guinda, Alfredo Ramírez Bedolla, convocó al Ejecutivo a un acuerdo institucional político y social por la Gobernabilidad. Suponemos, como lo planteó, entre “la mayoría” de Morena y el mandatario. ¿Qué? ¿Las demás fuerzas políticas están pintadas? ¿No existe ya una Mesa para la Gobernabilidad en la que están todos los que quieren?

Pues la convocatoria fue nuevamente planteada en la tribuna del Congreso, anteayer, con motivo del tercer Informe de Gobierno, por la diputada Zenaida Salvador Brígido. Acusó al gobernador de “agredir verbalmente y de forma sistemática a uno que es representante de una mayoría política en el país y en Michoacán, más que soberbia es miopía”. O sea, Roberto Pantoja.

Entonces sí me preocupe, porque la cegatona soy yo, al no haber registrado esas agresiones verbales y sistemáticas del mandatario estatal a un dirigente de partido.

Todo puede pasar este domingo, que este en Morelia el operador de Amlo. Eso sí, los morenistas locales debe bajarle dos rayitas porque andan por los cielos como globitos de cantoya y se sienten hechos a mano aventando amenazas por todos lados…

                                                                       ***

Y apenas entremos a “la fiesta de Morelia”, habrá terminado este ejercicio interesante que organizó la coordinadora de Comunicación Social del gobierno estatal, Julieta López, para enmarcar el Tercer Informe de Silvano Aureoles.

Desde el jueves y hasta mañana sábado 29, se realizan paneles-ruedas de prensa con acceso abierto a todas y todos los colegas de los medios que gusten asistir para que ordenadamente pregunten lo que sea de su interés.

Ayer estuvo el secretario de Gobierno, el de Seguridad Pública, Juan Bernardo Corona y el procurador José Martín Godoy. Hoy viernes comparecen la secretaria de Salud, Diana Celia Carpio, el de Educación, Alberto Frutis y el de Desarrollo Social y Humano, Juan Carlos Barragán. Para mañana, el tema económico, con el titular del ramo, Jesús Melgoza Vázquez y el tesorero Carlos Maldonado.

De programada una hora para el evento, se llevó cerca de tres, lo que demuestra lo amigable del formato y que nadie se quedó fuera de la lista de preguntas. Un dato, pueden ser seguidos los paneles por Internet.(a)

Comment here

Accesibilidad