AmbigúCOLUMNASMartha Elba Torres Martínez

Periodismo a modo o crítico; su relación con el poder

146 Vistas

Nunca más censura y prensa libre, promete Amlo

El dilema ético de Aristegui y Gutiérrez Vivó

Martha Elba Torres

SemMéxico, 16 agosto 2018.-La mala relación del presidente Donald Trump con un importante sector de la prensa estadunidense, diría quien esto escribe, tocó ayer su punto más álgido con los editoriales coordinados de por lo menos 350 medios grandes y chicos, como decimos en México: una defensa a ultranza a la libertad de prensa y la protesta unánime: “no somos enemigos del pueblo”.

Es un tema tan general y extendido por el mundo que siempre ha llevado a medios y periodistas: mantenerse en equilibrio sobre ese delgado filo de la navaja y no caer al lado del periodismo a modo, o al otro, la crítica exacerbada, infundada o la más despreciable: invadir la vida íntima, personal o familiar de una persona. Patéticamente, es la que da más likes.

A lo que voy es que como juzga el ejercicio periodístico, es juzgado. Para el presidente estadunidense están con él o contra él; son buenos los que lo apoyan y ensalzan a un político y/o servidor público, y malos, vendidos, chayoteros, voceros de “la mafia del poder” como el propio López Obrador ha calificado a medios y comentaristas. Eso sí, para bien o para mal, no se puede quejar que la cobertura mediática nunca le ha resultado costosa.

El día 1 de julio entrada la noche, bendijo las redes sociales porque lo hicieron ganar. Puede que sí o puede que no. El caso que a ras de tierra y en el ciberespacio sigue esa guerra cruenta entre antipejes y pejechairos como en campañas.

¿Quién fue el primero que lanzó la piedra por los “sueldos de insulto” de los magistrados de la Corte? Andrés. ¿Desde qué plataformas se desató la sanguinaria campaña contra la y los integrantes de ese cuerpo colegiado? Los mismos perfiles morenos que operaron para la jornada proselitista. El tema ya lo mató la ministra en retiro Olga Sánchez Cordero, hasta que le explicó al futuro Presidente que no se puede bajar sus salarios. ¿Por qué no se lo dijo antes para que no hiciera el ridículo con la primera promesa que no cumple?

Estamos que entre tantos rubros que atender y planes, Amlo no tiene mayor prisa por puntualizar su relación con los medios y periodistas, como Presidente de México. Entendemos que habrá libertad absoluta a la crítica y disentimiento sobre sus acciones como el primer servidor público del país, y desde mi humilde opinión, ese debe ser el enfoque, no su vida personal y el de su familia. Pero cada quién.

El miércoles 14, en una entrevista telefónica para Telereportaje XEVT 104.1 FM con sede en Villahermosa, Tabasco, dijo que sin entrometerse en problemas ajenos, va a proponer un acuerdo de reconciliación para que Carmen Aristegui y José Gutiérrez Vivó, “estos dos grandes comunicadores, puedan tener espacio y puedan mantener sus programas y que se les reivindique, y que al mismo tiempo nunca más se vuelva a censurar a un medio de comunicación”.

Tres respiros:

1.- Si nunca más la censura y respeto absoluto a la prensa libre, con ese espíritu reconciliador e indulgente que trae, ¿por qué no aboga igual por Ricardo Alemán que fue corrido de sus espacios en Milenio y Canal 11 por un comentario chafa, estúpido, si ustedes quieren, pero que en mi opinión se exageró para usarlo como arma política? No tengo ni idea del status que guarda la denuncia penal “por apología de homicidio” que presentó un abogado seguidor del Peje en contra del comunicador, pero en redes, que no están reguladas, leemos cosas peores.

2.- En los pleitos laborales de Aristegui y sus reporteros con MVS y Gutiérrez Vivó con Radio Centro, hay mucho dinero en juego. ¿Cuánto le costará al Presidente, si no es conciliar en estos conflictos, sí conseguirles chamba en espacios radiofónicos dignos de tan importantes personalidades?

3.- Menudo dilema ético enfrentarán estos comunicadores antisistema: ni modo que ahora le peguen a quien los regresa a la radio y es el nuevo sistema hegemónico, como en los viejos tiempos del PRI.

La historia de siempre: ¿qué vale más? ¿ser cola de león o cabeza de ratón? Es delgado ese filo de navaja por donde transitan los medios y periodistas…

                                                                                              ***

Y no sé si sean los aires del cambio que vienen con la era pejeciana, pero Silvano Aureoles ya cambió.

Nos avisó con tiempo –allá por mediados de julio- que le bajaría a ese frenetismo de andar por todos los municipios, preocupándose por todo y de todos, hasta de sus secretarios que siempre traía como floreritos y él, resolviendo. Dando la cara.

Que la CNTE ya está bloqueando otra vez porque tienen bonos atrasados desde el tiempo de Leonel Godoy. Pues a buscar hasta debajo de las piedras para que el titular de Educación, Alberto Frutis, pague.

El magisterio, junto con la Universidad Michoacana, salud y seguridad, han sido los “cocos” no nada más de esta administración, sino de las anteriores.

Y como los michoacanos queríamos cambio, pues viene el cambio. López Obrador resolverá todos los problemas, acabará con la corrupción e impunidad y le bajará los sueldos a los que cobran mucho. Enorme desafío para llenar tantas expectativas y que no nos salgan ahora con que no se puede.

Por lo pronto, sigue el rector de la nicolaita, Medardo Serna, correteando al futuro Presidente para que le de los más de mil millones de pesos que necesita para cubrir el déficit de este año. Está bien que lo haga, porque Aureoles ya se cansó: todo pa´lla y nada que tapa la coladera por donde se fugan todos los recursos.

¿Qué tal que en diciembre, ya siendo el Preciso macizo, llegue como Santo Clos con la talega de dinero? Todo puede pasar.

Primero le pidió en campaña siendo candidato, el 25 de junio que vino a Morelia. El 17 de julio lo hizo a través del dirigente estatal de Morena, Roberto Pantoja. El 6 de agosto, en el Palacio de Minería en la Ciudad de México, el entonces candidato presidencial ganador se reunió con ingenieros del país y Serna González aprovechó el evento para recordarle el encarguito.

Anteayer, el Presidente electo sostuvo un encuentro con rectores y directores de las instituciones de educación superior adheridas a la ANUIES; a nombre de diez universidades públicas estatales –incluida la Casa de Hidalgo-, pidió el respaldo financiero para estas instituciones que enfrentan problemas financieros.

 Pero no es lo mismo –y aquí está el tema-, que mientras unas buscan crecer en infraestructura, en espacios académicos y excelencia, la Michoacana sea la que pida para pagar salarios, prestaciones, pensiones y jubilaciones.

Y se quemó el seso el rector Serna para la gran idea: le pidió a López que de los remanentes petroleros de este año –el precio del barril estuvo esta semana en promedio 62 dólares, 14 unidades por encima del estimado para 2018, pero con tendencia a la baja-. Entonces, fácil: que agarre de ahí para resolverle el problema.

Andrés Manuel sí anunció un acuerdo SEP-ANUIES antes del 1 de diciembre que toma posesión del cargo, para fortalecer a la educación superior y que cada vez más jóvenes tengan acceso a ella y se propicie así un mejor desarrollo de la sociedad mexicana, pero nada en específico sobre las universidades en crisis, porque se revisará caso por caso.

Totalmente de acuerdo.

Por eso el gobernador michoacano ya está más relajado. López Obrador le resolverá el problema a Serna y a los sindicatos…

                                                                                              ***

Ahí están de esos anuncios que de entrada suenan bien. Amlo reinventará algo así como la extinta Conasupo, con la refusión de Diconsa y Liconsa y que se denominará Seguridad Alimentaria Mexicana. Segalmex integrará la nueva canasta básica con 36 productos disponibles a precios bajos y atenderá a la gente más pobre y en lugares remotos. Nada nuevo, pero que los tecnócratas le dieron en la madre.

Para el campo, también dio a conocer el proyecto de crédito a la palabra de los ganaderos, con el acopio de un millón de becerros y 50 mil sementales, para que se pueda mantener no sólo el ato sino mejorar la oferta de carne de alta calidad, mejorar la ganadería y fortalecer el ganado de carne y leche, principalmente en el sur y sureste del país.

El tercer rubro anunciado fue la producción de fertilizantes para proveer a las empresas nacionales y reducir las dependencias externas de esos productos a lo largo de su sexenio, además de lograr la autosuficiencia en la producción de los mismos.

Trabajará para mejorar cuatro cultivos: maíz, frijol, trigo harinero y arroz, en especial en la parte del sur y sureste del país para fortalecer la seguridad alimentaria y autosuficiencia de los productos básicos e ir reduciendo la dependencia de la importación. Con lo anterior, señaló, se podrá dar a los pequeños productores apoyos y precios de garantías, así como certidumbre y seguridad de que sus cultivos tendrán buenos precios.

                                                                                              ***

LA COMIDILLA

El homicidio del alcalde electo de Buenavista Tomatlán, Eliseo Delgado, el 20 de julio, provocó severas críticas de parte de los “morenos”. El dirigente partidista, Roberto Pantoja y legisladores electos se le fueron a la yugular al gobernador, por la flaca seguridad que ofrece y le exigieron airadamente que aclarara el crimen.

Pues la Procuraduría General de Justicia está en eso, pero mientras ya vincularon a proceso a un hijo de don Eliseo, de mismo nombre y con el alias de “El Conejo”, por estar relacionado con el asesinato de quien se desempeñaba como encargado de la presidencia municipal, Javier Ureña, el 27 de junio.

Sobre la detención, curiosamente, ningún dirigente de Morena abrió la boca, aun cuando se dio a conocer el mismo día en que se encontraban reunidos para el Foro por la paz y la reconciliación en Morelia.

No hay mejor vitamina para fortalecer la confianza, que hablar con la verdad, por dura que sea…(a)

SEM/mt/IM

Comment here

Accesibilidad