Georgina Cárdenas Acosta

La Señorita Triggs

315 Vistas

La capital por arriba del token de mujeres delegadas en el sexenio Miguel de la Madrid

Ninguno de sus nombres ha sido utilizado para nombrar calles, plazas, mercados…

Georgina Cárdenas

SemMéxico, 8 abril 2019.- No soy historiadora, pero siempre he sentido una inclinación especial hacia ella, la historia nos permite entender y contrastar lo que sucedió con nuestro presente. Me parece especialmente significativo reinsertar a las mujeres que han sido protagonistas de la historia política administrativa de la capital; la ciudad se encuentra en deuda con ellas, ninguno de sus nombres ha sido utilizados para nombrar calles, centros culturales, plazas públicas, mercados, nada. Como si nunca hubieran estado ahí. Ojalá las cosas empiecen a cambiar y sus aportes a la ciudad sean recuperados, sin que pese la adscripción partidista, sino que simplemente recuperemos sus aportes y lo que construyeron para mejorar la capital.

 Pareciera que nunca hubieran estado presentes en la administración pública de la capital, es difícil rastrear sus nombres en los archivos y muchas alcaldías no tienen información sobre sus gobernantes anteriores, la ley de archivos es relativamente reciente, y a pesar de ello, el archivo muerto se sigue concentrando en bodegas, sótanos, centros deportivos o lugares que carecen de condiciones óptimas para preservar los archivos y documentos oficiales. Incluso cuando se trata de administraciones de signo partidista diferente al que gobierna, la situación es peor, ya sea porque la administración saliente no dejó nada o porque la actual no se esfuerza por rescatar y reconocer los aciertos anteriores.

A partir de un recuento que he realizado desde 2013 identifico a por lo menos 21 delegadas. Sin duda, podrían ser más, pero insisto, en que hay poca información sobre ellas. Destaca un sexenio donde las delegadas superaron lo que Rosabeth Kanter (1977) llamaba token, es decir, tuvieron más de 15 % de representación de su grupo y se encontraban en ese 30 % que años más tarde, Dahlerup (1986) llamaría masa crítica. Si bien, no sabemos qué tanto se relacionaron entre sí las delegadas, conocemos que cinco mujeres fueron nombradas en 1982.

Pero quiénes fueron ellas y cómo fue que llegaron ahí. Durante la administración de Miguel de la Madrid, a través del regente Ramón Aguirre fueron designadas como delegadas Angelica Luna Parra en Álvaro Obregón, Eugenia Moreno Gómez en Benito Juárez, María Inés Solís González en Cuajimalpa, Julieta Mendivil Blanco en Iztacalco y Carolina Hernández Pinzón en Milpa Alta.

Cuando tuve la oportunidad de entrevistar a Angélica Luna Parra en 2016, ella me comentó que esta presencia importante de mujeres fue resultado de los esfuerzos de Luz Lajous por visibilizar a las mujeres, ya que integró un directorio de mujeres con preparación y experiencia que podían ocupar cargos públicos, y sabía que de esta forma no podría haber objeción alguna para su nombramiento. Y es que, si bien las mujeres podían sufragar y ser electas a nivel municipal en 1947, su representación política era mínima, los patrones socioculturales que las relegaban de la esfera pública se expresaban de forma más abierta en ese tiempo. Sin embargo, las cifras de delegadas nos indican que al menos en éste rubro, la propuesta de Luz Lajous prosperó, porque las mujeres tuvieron el 31% del total de la representación, incluso es un porcentaje mayor que el que tienen las alcaldesas ahora con todo y la paridad. Es relevante esta situación ya que sucedió cuando ninguno de los partidos políticos hablaba de cuotas de género y mucho menos de paridad, con ello la capital se distinguió en el país y en América Latina por tener esta importante cifra de mujeres en su gobierno local.

No obstante, todavía tenemos pendientes, y es que es necesario escuchar la voz de las que aún viven. Como lo decíamos Gabriela Williams y yo en la columna pasada, nos interesa su testimonio, conocer cómo fue gobernar en ese momento en el que lo hicieron y cuáles fueron sus aportes a la ciudad. Qué representó gobernar delegaciones con diferentes problemas y en algunos casos, con altos índices de población -incluso más pobladas que algunas entidades del país. Cómo fueron los presupuestos para su administración ¿hubo algún sesgo de género?, cómo las trató la prensa, en fin, nos interesa su historia y sobre todo, su contribución a la capital.

Ojalá se animen a contar su experiencia y con ello, r construyamos la historia y podamos mostrar a las actuales y futuras generaciones que las mujeres siempre hemos estado ahí, haciendo política, ya sea (la denominada) informal o formal, pero siempre hemos estado ahí y somos agentes de cambio.

Comment here

Accesibilidad