Ejecutivo

Cerca de 87 millones etiquetados para organizaciones feministas irá a gobiernos estatales

338 Vistas

Ni diputadas, ni líderes, ni consejeras hicieron cambiar a la dependencia de Gobernación.

Sara Lovera

SemMéxico. Cd. de México. 7 de junio de 2019.- El dinero para fortalecer a las organizaciones feministas y de mujeres, será para los gobiernos de los estados y destinados a erradicar el embarazo infantil y disminuir el embarazo adolescente. Nada hizo cambiar la decisión, ni feministas, ni diputadas. Se ajustó a los deseos del presidente, la dependencia de gobernación, antes instituto autónomo.

Los casi 87 millones de pesos serán administrados por los institutos o secretarías de la mujer, en proyectos ejecutados directamente con las niñas, sin ninguna intermediación, ni pago a personal de estructura. Cada instancia hará un proyecto que debe concursar al fin de junio, la convocatoria se publicó hoy en la web del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) responsable del proyecto, que fue cambiado.

Este dinero  durante 18 años fue destinado al fortalecimiento de las organizaciones civiles y feministas de mujeres, y ahora será el primer recurso directo para la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes ENPEA  que impulsó el gobierno de Enrique Peña, y que debían operar 13 instituciones, sin recursos específicos.

El programa re expresado por INMUJERES, luego de atender la circulas 1 del presidente de la República de no entregar ni un centavo a las organizaciones sociales, fue discutido casi cuatro meses, a pesar de las gestiones para que se cumpliera con el programa denominado PROEQUIDAD creado apenas nació el Inmujeres y que no se daba a “intermediarios”, cuando era para fortalecer directamente a las organizaciones de mujeres.

Aunque no se informó a los institutos municipales –donde se ubican las cifras de alta y muy alta fecundación en menores- si se explicó a las titulares de lo que genéricamente se llaman mecanismos de las mujeres, que tendrán esos recursos para apoyar un problema –que por lo visto no está en otras instancias- y que revela, como se hicieron los estudios en el sexenio anterior, que el embarazo infantil está muy ligado a la violencia sexual contra las niñas.

Ante el hecho consumado, se prepara un pronunciamiento de los Consejos Consultivo y Social de Inmujeres, donde participan mujeres de OSC y también académicas o técnicas, quienes desde febrero reclamaron el cumplimiento del Pro equidad “no tanto por la cantidad de dinero”, sino por el sentido de fortalecer al movimiento de mujeres. Ahora los argumentos del nuevo Pro equidad son claros.  Los proyectos son para que contribuyan a erradicar el embarazo infantil y disminuir el embarazo en adolescentes. Cada institución recibirá como máximo 2millones 697 mil pesos, para ejercer en 5 meses.

No podrá ser usado para pago de personal, sino que se realizarán acciones de prevención, atención, formación y difusión, directamente a niñas que hayan abandonado la escuela y a los municipios donde la estadística señale de muy alta, alta y media fecundación en niñas y adolescentes. Datos que existen en Inegi y especialmente en el Instituto de Salud Pública que operada desde 2014 la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes ENPEA, que no tuvo recursos financieros específicos.

De esta forma el INMUJERES mantiene el nombre del programa PROEQUIDAD, reclamado por las organizaciones sociales que no son intermediarias –un programa que era para fortalecerlas tomando en cuenta lo que hacían- y también se exculpó de comparecer ante la Cámara de Diputados, argumentando que el programa como tal no está etiquetado en el Presupuesto de  Egresos de la  Federación (PEF)

Ahora se destina a las Instituciones de Mujeres de los Estados IMEF para que impulsen acciones con perspectiva de género que promuevan la autonomía y posibiliten el ejercicio pleno de los derechos de las mujeres, con el propósito de contribuir a erradicar el embarazo infantil y disminuir el embarazo en adolescentes mediante acciones de prevención, atención, formación y difusión.

Las vigilarán a través de contralorías ciudadanas, observatorios ciudadanos o algún instrumento homólogo para el seguimiento, supervisión y vigilancia del cumplimiento de las acciones comprometidas en los proyectos beneficiados, así como de la correcta aplicación de los recursos públicos asignados almismo.

Está prohibida la Compra y renta de vehículos; elFinanciamiento de deudas; a Renta o compra de inmuebles; el Pago de gasto corriente y servicios generales (renta de bienes muebles, agua, luz,impuesto predial, etc.). Así como proyectos ya realizados, es decir que se pretenda cubrir su presupuesto de manera retroactiva o resarcir créditos puente; pago de plantilla de personal de estructura, ni compensaciones de ninguna especie; comprobar los recursos aprobados y transferidos de acuerdo con la normativa aplicable, así como resguardar la documentación y productos generados en el proceso de ejecución de sus proyectos.

NADA A LAS OSCS

El INMUJERES y su junta de gobierno  discutieron el destino de los recursos de Pro equidad, y desde febrero en su primera reunión los resguardó a consulta. Es decir Inmujeres pudo no crear este conflicto en virtud de que eran recursos directos y para beneficiarias concretas. No obstante mandó sus dudas y la Secretaría de la Función Pública se declaró incompetente, no veía desvío alguno. Y señala claramente, en documento del 7 de marzo de 2019, mediante oficio 110.-545, su la Unidad de AsuntosJurídicos señaló: “ No obstante, de los antecedentes invocados en el documento de solicitud de consulta (la circular 1)se aprecia que la finalidad del programa PROEQUIDAD es apoyar a las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en pro de las mujeres y las niñas mexicanas, de lo cual, se desprende inicialmente que dichas organizaciones fungen como intermediarias y no como beneficiarias directas de los recursos, toda vez que se les apoya para que desarrollen proyectos orientados a impulsar el adelanto de las mujeres y la igualdad de género,considerándose a la propia población femenina como beneficiaria del programa aludido”. Y agrega: “…De conformidad con lo antes citado, esta Unidad desde el punto de vista presupuestario considera que es responsabilidad del ejecutor del gasto, como parte de la Administración Pública Federal, observar lo dispuesto en la Circular Uno”.

Ayer, no obstante el acuerdo es antiguo, en boletín oficial el Inmujeres dice que tiene el compromiso de impulsar acciones que mejoren las condiciones de vida de las mujeres en México mediante la rectoría de las políticas públicas para la igualdad de género, programas y estrategias que disminuyan las brechas de desigualdad. 

Y mantiene el nombre del programas, a pesar de ser totalmente distinto: “Uno de esos mecanismos es el Pro equidad, que opera desde 2002 con el fin de atender los temas prioritarios de la agenda para el desarrollo de las mujeres. En 2019, el INMUJERES lanza la convocatoria del Pro equidad con el objetivo de impulsar acciones dirigidas a contribuir a erradicar los embarazos infantiles y a disminuir los embarazos en adolescentes a través de las Instancias de las Mujeres en las Entidades Federativas.

SE JUSTIFICA Y ARGUMENTA; EN REALIDAD EXISTE EL ENAPEA 

En México, cada año hay aproximadamente 400 mil nacimientos de madres de entre 15 y 19 años, y casi 11 mil de madres menores de 15 años (CONAPO, 2016).

La cifra de 71 nacimientos por cada mil mujeres de 15 a 19 años coloca a nuestro país en los primeros lugares de embarazo adolescente a nivel mundial (ENADID, 2018).

Debido a la prevalencia de dichos datos, el Pro equidad 2019 centrará sus esfuerzos en atender dicha problemática que obstaculiza la autonomía de las mujeres y afecta sus posibilidades de salud, educación, trabajo, desarrollo personal y comunitario.

La convocatoria evaluará los proyectos de prevención, atención, formación y difusión con perspectiva de género, interseccionalidad y derechos humanos que presenten las Instancias de las Mujeres en las Entidades Federativas.

ARGUMENTA

Derivado de las respuestas, el INMUJERES realizó las modificaciones necesarias para que la convocatoria del PROEQUIDAD 2019, con el idéntico monto aprobado por la Junta de Gobierno, se dirija a las IMEF de conformidad con las nuevas prioridades establecidas.

Modificación de las temáticas de la Convocatoria del PROEQUIDAD 2019

Debido al grave problema que representa en México el embarazo en niñas y adolescentes, la convocatoria del PROEQUIDAD 2019 se enfocará en contribuir a erradicar los embarazos infantiles y disminuir los embarazos en adolescentes mediante acciones de prevención, atención, formación y difusión.

El embarazo infantil y en adolescentes, además de poner en riesgo la vida e integridad de las niñas y las jóvenes, constituye un obstáculo para su progreso personal, social y profesional, limita el libre desarrollo de sus competencias y habilidades, trunca sus aspiraciones, así como sus proyectos de vida.

No solo es una cuestión de salud pública, sino que es de origen multifactorial y por ello deben participar todos los sectores del país.

La focalización de los recursos en una problemática de estas dimensiones permitirá visibilizarla, involucrar a instancias, autoridades, organizaciones y centros de investigación en su solución, y coordinar los esfuerzos conjuntos.

En resumen, la convocatoria tiene el objetivo de apoyar a las IMEF para que impulsen acciones conperspectiva de género que promuevan la autonomía y posibiliten el ejercicio pleno de los derechos de las mujeres, con el propósito de contribuir a erradicar los embarazos infantiles y disminuir los embarazos en adolescentes mediante acciones de prevención, atención, formación y difusión.

Las tareas de los IMEFS son:

Ciudadanía y derechos sexuales y reproductivos;Curso de vida y proyecto de vida; Participación juvenil;Innovación y difusión.

La pretensión es que el Pro equidad 2019 coadyuve y fortalezca la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA) e impulse el cumplimiento de las recomendaciones internacionales emitidas a México por el Comité sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer; la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres; la Conferencia Internacional sobre Población y el Desarrollo, la Plataforma de Acción de Beijing y la Convención sobre los Derechos de la Niñez.

Esta convocatoria establece que las Instancias de las Mujeres en las Entidades Federativas deben contemplar la participación ciudadana e integrar contralorías, observatorios ciudadanos o algún instrumento homólogo para el seguimiento, supervisión y vigilancia del cumplimiento de las acciones comprometidas y el ejercicio del presupuesto.

El Instituto Nacional de las Mujeres tiene la plena convicción de que la transformación de México depende del bienestar directo de las niñas, niños y adolescentes con mayores desventajas sociales. Por ello, nuestro compromiso está en fortalecer el trabajo interinstitucional, intersectorial y con las organizaciones sociales para derribar los obstáculos que frenan el pleno goce de los derechos de las mujeres y de las niñas y adolescentes, en particular.La convocatoria se puede consultar en:  

https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/467821/CONVOCATORIA_PROEQUIDAD_2019_.pdf

Comment here

Accesibilidad