Mujeres

Aída González Martínez precursora que abrió caminos de igualdad y libertad

964 Vistas

Recibió hoy, en su funeral múltiples expresiones de reconocimiento y admiración

La CEDAW es la carta universal de los derechos de las mujeres: México la ratificó en 1981

Sara Lovera

SemMéxico, Cd. de México, 30 de enero, 2022.- La muerte de la embajadora emérita Aída González Martínez, acaecido ayer, recibió en México y América Latina, múltiples muestras de reconocimiento por su papel central en la formulación de contenidos para la igualdad; es considerada maestra de nuevas generaciones, será admirada como precursora que abrió caminos de igualdad y libertad, merecedora de enorme aprecio.

Hoy se efectuarán sus funerales. Volará

La presidenta del Comité de Expertas de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer CEDAW, Gladys Acosta Vargas, escribió para SemMéxico:

“La significación de Aída González Martínez es una deuda pendiente con la historia de los derechos de las mujeres en el ámbito internacional.

Ha sido una de las más importantes presidencias del Comité CEDAW (1999 -2000). Impulsó la elaboración de la Convención y acompañó el proceso hasta su adopción en 1979. Luego, se comprometió a fondo con afianzar el desarrollo del Comité CEDAW, donde fue Experta durante 18 años, hasta el 2004.

La conocí cuando era Presidenta del Comité, en el año 2000, y tuvimos sustantivos intercambios sobre la protección internacional de los derechos de las mujeres y las niñas, cuando trabajaba en UNICEF. La he admirado a lo lejos y cuando la visité, por última vez en su casa, en el 2016, me di cuenta de su profunda humildad. Salí con la convicción de saber que Aída era una precursora que nos había abierto los caminos de la igualdad y de la libertad. ¡Llegaste lejos, Aída! ¡Gracias por tu vida!”

La exsubsecretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Olamendi Torres -2000- escribió: “Me tocó como subsecretaria proponerla a CEDAW después de su jubilación. Hizo un gran trabajo, siempre procurando lo mejor para la causa de las mujeres”.

La ex gobernadora de Yucatán y en 2000 presidenta nacional del PRI y recientemente presidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados, Dulce María Sauri Riancho, escribió: Sí, además de mi tristeza. Querida amiga y maestra, Aída González me enseñó la solidaridad entre mujeres; que el trabajo profesional es clave para pasar de los buenos propósitos a las acciones. En el terreno estéril de los 70 supo sembrar, cuidar la semilla y su fruto en la CEDAW. Discreta y ajena a protagonismos, fue una eficaz integrante del Comité de Expertas de la CEDAW y su presidenta. Descansa, querida Aida”

Magdalena García Hernández, coordinadora de Mira, experta en análisis del presupuesto, escribió: “Que pena, es, era mi vecina, Hamid le ayudaba con asuntos de Cómputo, lo siento mucho, sería bueno hacerle una esquela. Ella cumplió un papel central en la aprobación de la CEDAW. Las compañeras del PRI decían que era uno de sus más preciados activos. Estuvo tristísima cuando falleció su adorado embajador. Fuimos compañeras en el primer Consejo Consultivo del INMUJERES en 2001. Descanse en paz”.

Olga Sánchez Cordero, actual presidenta de la mesa directiva del Senado de la República, escribió: “Leo con tristeza que falleció una gran feminista, la embajadora eminente Aída González Martínez, quien fuera clave para que se llevara a cabo la Primera Conferencia Mundial de la Mujer en México en 1975. Que en paz descanse”.

Leticia Bonifaz Alfonzo, actual representante de México en el Comité de Expertas de CEDAW, escribió: “Si un embajador era adscrito a una misión, se pagaba el boleto de su esposa. Si ella era la embajadora, no se pagaba el boleto del marido. La embajadora Aída González Martínez propició el cambio de esta situación en la cancillería. #perspectivadegénero.”

La filósofa Olimpia Flores, escribió: “La Embajadora fue integrante del Consejo Consultivo en el sexenio de Fox, y yo la hacía de Presidenta del Consejo. La gran señora me hacía el honor de referirse a mi e interpelarme hablándome de usted y diciéndome presidenta.”

Julián Ventura Valero, ex Subsecretario de Relaciones Exteriores escribió: “Aída González decía que Tlatelolco era su segunda casa. No exageraba. Dedicó su vida a la Cancillería y la promoción de los derechos de la mujer. Fue Oficial Mayor y embajadora para asuntos de la mujer, entre muchos otros cargos y encargos. #DescanseEnPaz “

La Secretaría de Relaciones Exteriores, publicó en redes sociales:

“La SRE lamenta el sensible fallecimiento de la embajadora eminente Aida González Martínez, primera mexicana en formar parte del Comité CEDAW de Naciones Unidas. Extendemos nuestras condolencias a sus familiares, amistades y colegas por la irreparable pérdida.”

ONU Mujeres México escribió: “ONU Mujeres lamenta el fallecimiento de la embajadora eminente Aida González Martínez, primera mexicana en formar parte del #ComitéCEDAW de Naciones Unidas. Nuestras condolencias a sus familiares y amistades”.

La Secretaría de la Mujer de Oaxaca, escribió: “La brecha que abrió a nuevas generaciones es su gran legado. Su ejemplo y trabajo por la igualdad sustantiva, es nuestra inspiración”

“Fueron dos años de trabajo intenso, pero verdaderamente fructífero del Comité, por ello agradezco ahora nuevamente a mis colegas de entonces, muchas aquí presentes ahora, el haberme otorgado su confianza y el privilegio de presidir los trabajos de un Comité al que pertenecí por 18 años”.

AIDA GONZÁLEZ MARTÍNEZ EN 2004

CEDAW: LA CONSTITUCIÓN UNIVERSAL DE LOS DERECHOS DE LAS MUJERES

Aida González Martínez fue la primera mujer mexicana en formar parte de la Cedaw de la ONU, y apenas en 2020 se dio a conocer el nombre de la segunda mexicana en participar en este organismo.

Fue en noviembre de 2020 cuando la ONU eligió a Leticia Bonifaz Alfonzo para integrar el Comité durante el período 2021-2024; ella es doctora en derecho por la UNAM y consultora del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La Cedaw está conformada por 23 expertos independientes en materia de derechos de la mujer, que supervisan el cumplimiento de la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer.

La Cedaw está constituida por 30 artículos. México la ratificó en 1981, Esta Convención fue la culminación de más de 30 años de trabajo de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, órgano creado en 1946 para seguir de cerca la situación de la mujer y promover sus derechos.

El espíritu de la Convención tiene su génesis en los objetivos de las Naciones Unidas: reafirmar la fe en los derechos humanos fundamentales, en la dignidad y el valor de la persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres.

Comunicado de Inmujeres 

Inmujeres lamenta la muerte de la embajadora eminente Aída González Martínez.

·       Sus aportes son legado feminista para alcanzar la igualdad sustantiva.

·       Durante casi 50 años laboró en el sector público y representó a México en múltiples reuniones internacionales y ante distintos organismos de la ONU.

El Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), lamenta el fallecimiento de la embajadora eminente Aída González Martínez, quien con sus aportes enalteció por décadas el Servicio Exterior Mexicano con su trabajo a favor de los derechos de las mujeres.

Su carrera diplomática es modelo por su compromiso y responsabilidad en la representación de nuestro país en el mundo, así como referencia obligada en el ámbito internacional, especialmente en temas de protección a derechos, asuntos sociales, humanitarios, y en particular, los derechos humanos de las mujeres y de la niñez.

Como una forma para honrar su memoria y legado, el Inmujeres reconoce algunos aspectos de su vida y destacada trayectoria profesional:[i]

Aída González Martínez nació en el seno de una familia numerosa, que vivía en las afueras de la Ciudad de México.

Su padre, ganadero y empresario, murió cuando ella era pequeña. Para ayudar a sostener el hogar, Aída trabajó como secretaria en la cancillería mexicana, a la par de estudiar y obtener un título universitario.

En la Secretaría de Relaciones Exteriores, entre otros puestos, fue Coordinadora de Asuntos Internacionales de la Mujer y Oficial Mayor y representante de México en diversos países.

Durante casi 50 años laboró en el sector público y representó a México en múltiples reuniones internacionales y ante distintos organismos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Obtuvo el nombramiento de embajadora eminente, y a lo largo de su trayectoria apoyó las acciones tendientes a procurar la igualdad de género dentro y fuera de la diplomacia.

Impulsó y negoció que la Primera Conferencia Mundial de la Mujer de 1975, se realizara en México, en donde participó como Representante Alterna de México

Entre 1974 y 1979 participó en la elaboración, negociación y consolidación de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), cuyas disposiciones requirieron difíciles negociaciones entre grupos de mujeres de todas nacionalidades y una intensa labor de convencimiento a los niveles de mando y decisión, tanto de los Estados Miembros como de la propia ONU.

Como representante de México ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT), desde 1977 hasta 1982, fue coordinadora de asuntos laborales internacionales y representante de México para asuntos de la mujer.

En 1979, fue elegida para presidir el grupo gubernamental del Consejo de Administración de la OIT y, en 1982 fue elegida presidenta del Consejo de Administración, convirtiéndose en la primera mujer en la historia de la OIT en ocupar ese cargo.

Fue la primera mexicana en formar parte del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Cedaw, por sus siglas en inglés) de las Naciones Unidas, participando desde su primera sesión en octubre de 1992 y hasta 1992, y de 1997 hasta 2004, siendo presidenta de ese organismo de 1999 al 2000.

Desde el Inmujeres deseamos pronta resignación a sus seres queridos y amistades. Refrendamos nuestro compromiso en promover los derechos humanos de las mujeres e impulsar las acciones y políticas necesarias para garantizarlos, tomando como fuente de inspiración los aportes de la embajadora eminente Aída González Martínez.

Comment here

Accesibilidad