Congreso

Altamente rentable la inclusión de las mujeres en las empresas, pero no acceden a cargos de alta dirección.

484 Vistas

Elda Montiel

SemMéxico. Cd. de México. 9 de abril de 2019.- La inclusión de las mujeres en las empresas es altamente rentable, sin embargo, su participación sigue siendo mínima en cargos de alta dirección y en los consejos de administración de las empresas que cotizan en la bolsa y no por falta de preparación sino por obstáculos culturales y machistas.

Lo anterior se puso de manifiesto, en el Senado de la Republica, el día de ayer al llevarse a cabo el Foro “Mujeres, Liderazgo y Economía”, al debatir el tema de la inclusión de las mujeres en el área empresarial, donde también se señaló la necesidad de legislar a favor de la igualdad salarial.

Claudia Yañez, presidenta del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales, propuso crear redes de mujeres en el ámbito empresarial, ante la realidad que, de 51 empresas que integran el Consejo, sólo ocho de ellas son dirigidas por mujeres a pesar de que la inclusión de mujeres en las empresas ha demostrado ser rentable. “Hay que alabar el talento, no el género, y tener claro los perfiles de los puestos”, dijo.

Coincidió, Jannine Poletti Huges, catedrática de la Universidad de Liverpool, Reino Unido, al indicar que en México las empresas que cotizan en bolsa, al interior de sus consejos de administración solo el 5% de los espacios son ocupados por mujeres y en vista de que muchas son empresas familiares, el porcentaje de las que llegan por su propio esfuerzo baja a 1%. Debido a esta situación propuso que las consejeras deberían ser independientes no parte de la familia, para que esto deje de ser una práctica. 

La investigadora informó que hay iniciativas para que las participaciones de las mujeres en los Consejos de Administración lleguen a un 30%. 

Respecto a la brecha salarial la empresaria Norma Cerros, fundadora de Womerang destacó que las políticas implementadas para acortar la brecha salarial en nuestro país no han sido del todo efectivas, ya que el porcentaje fluctúa hacia arriba o hacia abajo.

Lo que se requiere –dijo- para evitar que sea un tema de discriminación es un anclaje salarial ya que las mujeres no ganan menos por falta de preparación pues en la actualidad se gradúan más de universidades y posgrados que los hombres. 

Paula Santilli, presidenta de Pepsico. Alimentos México, comentó la eficiencia en las líneas de producción dirigidas por mujeres y que una de las estrategias al interior de su empresa para cumplir con la meta de lograr para 2025 la paridad entre hombres y mujeres en todas las gerencias es la promoción de la cultura del bienestar.

Como la flexibilidad que tiene la empresa con respecto a los permisos por maternidad o paternidad, incluso si es por adopción homoparental.

Por su parte, Rosa Martha Abascal Olascoaga, socia fundadora y vicepresidenta comercial de Estrategia Web 360, abordó el tema de losobstáculos para incidir en el medio empresarialasí como las medidas para romperlos.

Entre los que mencionó la educación conservadora en la que la maternidad es el medio de realización de las mujeres y pensar diferente es al menos egoísmo, así como la forma en que se perciben a sí mismas las mujeres y educan a los hijos porque en ocasiones reproducen conductas misóginas y machistas.

Otros obstáculos mencionados por Abascal Olascoaga son la dependencia emocional como el temor de quedar sola si se tiene más éxito que el marido, y la baja autoestima por lo que propuso tener un balance entre familia y trabajo.

También destacó la importancia de vencer el miedo al fracaso, tras resaltar que se aprende más de las derrotas que de las victorias y la falta de financiamiento para las mujeres emprendedoras.

En cuanto a las medidas para derribar esos obstáculos mencionó que se debe de cambiar la forma de verse las propias mujeres; dominar su área de trabajo ya que mientras más estudios se tengan hay más posibilidades de éxito y romper ese círculo cultural que perpetúa malas actitudes desde casa.

Rosa Martha Abascal señaló que la lectura de la obra de Edith Stein, primera graduada de filosofía en Alemania, quien vivió a principios del siglo pasado, le cambió la vida ya que afirmaba que las mujeres podían dedicarse a cualquier profesión ya que ellas impregnan su feminidad en el trabajo. “Podemos ser lo que queramos, nuestro único freno somos nosotras mismas”,afirmó. 

En su intervención la senadora Xochitl Gálvez, secretaria de la Comisión de Anticorrupción, Transparencia y Participación Ciudadana invitó a las presentes a que en congruencia afilien a sus trabajadoras domésticas al Seguro Social. 

El panel fue moderado por la senadora Soraya Pérez Munguía, integrante de la Comisión de Economía, Comercio y Competitividad.

Comment here

Accesibilidad